Opinión Nacional

El Sindicalismo Democrático por el SÍ

La historia de estos cinco años que contiene las relaciones entre el gobierno de Chávez y el movimiento sindical venezolano, tiene suficientes testimonios como para afirmar que el camino frente al referéndum revocatorio que tienen los trabajadores organizados, confederados y los trabajadores no agrupados sindicalmente, es votar SI.

En ninguna nación del mundo puede existir un sindicalismo plural, democrático, unitario, combativo y respeto a los derechos del trabajador, si contra el propio movimiento está un gobierno, sectario, excluyente, autoritario, militarista, violador de derechos sindicales, nacionales y universales, que además actúa para desaparecer a todas las organizaciones no oficialista y utiliza los dineros de todos los venezolanos, los poderes públicos, al sistema judicial y electoral, para tener su propia central obrera.

Los trabajadores y las organizaciones sindicales no oficialistas perdieron el puente entre sus derechos y las instituciones que deben garantizárselos. Todo proyecto político absolutista y autoritario secuestra la autonomía sindical y el estado de derecho.

En un país donde el resultado de la gestión política de un gobierno genera desbalance institucional termina por tragarse el equilibrio en el ejercicio de los poderes públicos, los deberes de la institucionalidad y los derechos de la ciudadanía. Así no hay gobernabilidad, relaciones obrero/patronales, democracia sindical, dialogo social ni desarrollo social y económico.

No podemos olvidar como el gobierno de Chávez en octubre de 1999 interviene a la CTV a través del CNE, en febrero del 2000 suspende las elecciones sindicales también desde el CNE, en marzo del 2000 la asamblea nacional constituyente suspende por decreto la contratación colectiva de los empleados públicos, obreros al servicio del estado, de los trabajadores petroleros y la de los tribunalicios, en diciembre del 2000 impone, violando todas las normas, la realización de un referéndum sindical e inicia el año 2001 suspendiendo de todas sus funciones a los directivos de todas las centrales obreras, federaciones profesionales y regionales.

Aquí hay un punto que no tiene justificación, mas allá de los errores de la CTV y sus líderes actuales, el gobierno no tiene ningún mandato para cercenar derechos que solo le pertenecen a la clase trabajadora, derechos y conquistas que no son propiedad de los instrumentos ni de las cúpulas, sino de la lucha por mucho tiempo, de millones de trabajadores y trabajadoras de todo el país.

Los trabajadores y trabajadoras de toda Venezuela, debemos votar SI para reconstruir a un país donde se respeten los derechos democráticos de todas las expresiones sindicales, la libertad sindical, la huelga y la negociación colectiva por parte de la organización más representativa. Un SI para iniciar sin demora un dialogo entre todas las fuerzas del proceso productivo para asumir responsabilidades conjuntas y empujar como nación, un plan masivo de empleos de calidad. Ir por millones de SI para concretar un nuevo sistema de seguridad social integral que les entregue servicios de salud a todos los venezolanos y venezolanas e incorpore a todos los trabajadores no dependientes. Un SI para comenzar un nuevo tiempo de paz, convivencia y cambio definitivo.

(*): Profesor y Presidente de la Alianza Sindical Independiente

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar