Opinión Nacional

El veto de los presos

No siempre lo que el Presidente hace tiene que ser criticado por quienes lo adversan políticamente, pues, recién acaba de devolver a la Asamblea Nacional la polémica reforma al Código Penal por considerar que la misma tiene vicios de inconstitucionalidad. Creo que el hacinamiento de las cárceles y la amenaza de los presos de los establecimientos carcelarios de recrudecer sus protestas, fue el motivo fundamental que obligó al mandatario nacional a vetar la reforma penal. Esa es la razón primordial y no otra… ¡la amenaza de los presos!

Aunque el texto de la devolución no sólo expresa ese motivo, sino que lo acompaña de otras consideraciones adicionales, sin lugar a dudas lo que primó en el veto, fue la amenaza de los presos.

Esta afirmación la sustento en los antecedentes de otros instrumentos legales tan inconstitucionales como esa reforma que no solamente pasaron suavecito por las manos del Ejecutivo, sino que las recibió con rabiosos aplausos. Me estoy refiriendo a la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia y a la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión. Pues bien, estas dos leyes fueron promovidas desde la mismísima Presidencia de la República y naturalmente no se pensó en la figura del veto.

No obstante a las anteriores consideraciones tenemos que celebrar que el Presidente de la República haya vetado la reforma al Código Penal, y ojalá todos los diputados -opositores y oficialistas- se pongan de acuerdo para adecuar el Código Penal venezolano a los nuevos tiempos. Recordando en todo momento, que el derecho penal moderno nos impone su utilización mínima; que conciban -los diputados- que el derecho penal sólo debe ser aplicado en casos de extrema necesidad pues, “todo acto de autoridad de hombre a hombre, que no se derive de la absoluta necesidad es tiránico” (Beccaria). La reforma era tiránica.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar