Opinión Nacional

Elogio de Oz

Sí, el país de Oz, en algún lugar sobre el arcoiris… aquél donde fueron canturreando y bailando esos cuatro esperanzados compañeros: Dorothy Gale y su perrito Toto, un espantapájaros sin cerebro, un hombre de hojalata sin corazón y un león cobarde, en la búsqueda de retornar al «no hay nada como el hogar», un corazón palpitante, el coraje y arrojo faltantes y un cerebro para reemplazar la pura paja seca que ocupaba espacio en su cabeza, solo buena para coger candela… A la manera del país chavista son estafados con el engaño por Oz, el pretendido Mago (Fidel, Chávez y sus herederos); éste resuelve sus deseos a través del sentido común, al hombre de hojalata le da un reloj rojo con forma de corazón, al león le entrega una medalla al valor y al espantapájaros le da un diploma. Como hecho para definir a la revolución roja, en ese momento emerge el concepto de la Opción Oziana: «¡como no puedo darte un cerebro, aquí tienes un diploma que atestigua tu cacumen!».

Y así, la revolución del fraude, con sus 110 viceministerios, ha utilizado esta opción para mal crear médicos por la gracia de no tener una facultad de Medicina ¡Oh, pecado! Pero además, fabrican abogados, arquitectos y milicianos por gruesas= doce docenas: 12×12=144. Para producir esta bazofia se necesitan gestores, seres de vida simple como las amebas, que en ridículo y sospechoso enamoramiento, han regalado a la voracidad cubana, $9.659.000.000 en los últimos 5 años: Cada médico cubano le cuesta al país $103 mil. Cuánta bondad en el manejo de la cosa pública. Tanta necesidad que pudo haber sido saldada, tanta tristeza y dolor que hubiera sido evitado.

«Aunque no le guste a la oposición, ahora las decisiones se toman en Cuba». La opción oziana en su máxima expresión y la máxima traición emergiendo.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba