Opinión Nacional

En Venezuela la hipocresía ahoga la política

“¿Cómo se llama la Calle?. Llámase -respondió- Hipocresía, calle que empieza con el mundo y se acabará con él”. Discurso de Don Francisco de Quevedo.

Siempre tuve por verdadero que nosotros los que poseemos alma y cuerpo alimentado por los soles de este lado del caribe, tenemos propensión a la franqueza. De darse su contrario, y existir aunque sea, un pueril rastro de hipocresía, sin duda habría de ser un morbo muy epidérmico. Si reconociéramos algún nodo hipócrita en la forma de actuar de nuestra gente llana, sin duda que esa ingrata saliencia deberán provenir de alguna travesura genética o un salto atrás dirigido a copiar, en mala hora, los modos y modales de las clases tenidas por “superiores” o “aventajadas”. Nunca reconocí que la gente sencilla por naturaleza cooperativa y limpia de vocación para acercarse a ayudar a sus semejantes pudiera albergar este ingrato y desaconsejable modo de comportarse. He visto siempre que las expresiones de nuestra gente se cargan de espontáneas y sencillas frases de orgullo dirigidas a defender la franquezas de su origen. Expresan una recta vocación por apoyar lo verdadero y lo honesto. En esa gente campechana y en su vocación por lo diáfano en el actuar, se encuentra la verdadera majestad de nuestro estado llano.

¿ Cuando ha comenzado a degradarse este forma de ser ¿. Pues lo honesto y propio de nuestro patronímico no se deshonra cuando se reparte. Afirmamos que solo se descompone lo que se acaudala, esconde y en contrario, que solo crece lo que se reparte. Sin embargo desde hace tiempo en nuestro país se ha vuelto fuerte todo lo que implica estrategias del engaño y ferias de la mentira, campo en el que nuestros medios se han convertido en titanes de la infamia y coto de caza de los buscadores de fortuna, los oportunistas, los holgazanes y a quienes Shakespeare llamaba “gente pintada”, y colocaba entre aquellos que solo aceptaban a Shylock por sus bienes de fortuna.

Hay sin duda un rasgo de carácter originado de una determinada clase social, que hace de la hipocresía un valor y la pretende un prejuicio para la virtud. Así apta para el doblez, realiza ostentaciones para fingir vida justa arreglada con normas seudo religiosas y falso muestrario de ejemplos irreprochables.

Todo los cual no es sino una mera fachada, que se contradice o quiebra ante la mas leve contradicción. ¡!Por sus ejemplos, los conoceréis!!, veamos: el gobernador de Nueva York, Eliot Spitzer, maníaco sexo dependiente, ha sido identificado en una grabación federal haciendo arreglos para encontrarse con una prostituta de alto nivel en un hotel en Washington el mes pasado, tal como lo revela el prestigiosísimo periódico The New York Times. Desde ese pequeño frente se desataron incontenibles las furias. A punto tal que el señor Eliot ha tenido que presentarse, junto con su exquisita esposa y renunciar públicamente a su cargo. Así cual fardo indeseable fue levantado en vilo y arrojado al medio del río Hudson, para satisfacción de todos los sayones de la mafia y otros personajes no menos detestables de la política de la isla.

De inmediato alguien armo un coro, un teatro monto un play en off Broadway, los gacetilleros tuvieron alimento para los noticieros y se dio acción para desollar al Alcalde, especialmente nuestros buenos burgueses caraqueños salieron a darse de golpes de pecho y saludar como sana y necesaria la ¡!cacería al adultero!!. Sobre todo a tener este ajuste de cuentas como demostración de dignidad, y firmeza de esa gran democracia que se practica en Norteamérica. Darle de paso loas al papel que en ella juega su héroe Bush y por ende enrostrar a Chávez con este gesto de ¡! verdadera pulcritud y adecuado manejo de los asuntos de Estado!!.

Como sabemos la palabra hipócrita nace de la griega ypokriteis, que significaba actor y ellos para trabajar solían ponerse diferentes mascaras según el papel que tuvieran que desempeñar
Los puritanos de la oposición venezolana, como avance la Semana Santa, en alarde de moral, ese día, se quitaron la mascara con la cual hacen sus visitas intimas y pagan por favores sexuales, para colocarse la mascara de vengadores y soplapitos de la justicia divina y eterna.

Hicieron ritos y brindaron en misas privadas por las bondades de una ética sexual que exige y premia la extrema continencia y evita la fornicación. Misma que celebra la sanción al Alcalde, pero no se inmuta ante las terribles flagelaciones y violaciones inmisericordes con que algunos sacerdotes pedofilos hacen estragos en las zonas en las que brindan su apoyo y catecismo. Lo suyo es solo una apariencia de falsa virtud o de inexistente bondad. Desprecio del verdadero carácter que evalúa las reales creencias en lo humano, religioso o social.

Tartufos que intentan venderse como infalibles cristianos, que no son otra cosa que entidades hábiles y sin escrúpulos, que logran acercarse y engañar a aquellos que verdaderamente tiene devoción y religioso espíritu comunitario.

Estos hipócritas que celebran la muerte política del alcalde, pero son incapaces de decir nada de los violentos, sistemáticos y horrendos ataques, que diariamente se le hacen a nuestro país. Muy al contrario los celebran. Esos que niegan la amenaza que desde Colombia se cierne sobre nuestro territorio o lo ocultan, peor, que eluden los asesinatos promovidos por Uribe, verdadero socio del cocalero Escobar y sus otros socios gringos.

Menos mal que personajes de su mismo mundo capitalista se han dedicado a delatar el fondo que mueve esta política expansiva contra nosotros y que los hipócritas de nuestra tierra esconden o niegan en tanto evidencias, veamos al histórico Sir William Pitt: “Detrás del trono hay algo más grande que el Rey mismo. El mundo está gobernando por personajes muy distintos de los que imaginan los que no están detrás de la escena”. (House of Lords-1770-). frase que (300) trescientos años (300) después revive para pintar a Bush y al grupo industrial financiero que lo secunda.

Hasta Thomas Jefferson, (1743 a 1826) lo presentía y doscientos años después sus palabras se comprueban: “los bancos y las corporaciones van a crecer de forma tal que terminaran por deprimir la gente de sus propiedades, las suyas y las de sus hijos, llevándolos a la ruina de un continente que sus padres conquistaron”, juicio implacable y de gran actualidad, por supuesto negado u ocultado por esa clase burguesa que solo vive a través de los medios de comunicación entes mas que despreciables. El remate se consigue al leer: “La verdad es que un elemento de los grandes Centros Financieros es dueño del Gobierno desde los días de Andrew Jackson.” Franklin D. Roosevelt. (Presidente EE.UU. -1933-)
Pero hay mas, Sir Josiah Stamp (1880 a 1941), delata “ Si quieren seguir siendo esclavos de los banqueros y pagar por el costo de su propia esclavitud, permítanles continuar creando dinero y controlando el crédito de la nación”

En ese marco de la falacia y el engaño siguen existiendo familias de estafadores que vienen de padres con ascendientes triplemente bribones como los Morgan, Rockefeller, Warburg, Rothclild. Tan atrevidos y audaces como traidores e hipócritas capaces de llegar a extremos de una crueldad por modos muy elaborados, veamos un detalle de ese complejo de la estructura de la hipocresía: el Acta de la Reserva Federal, fue redactada por Banqueros, luego introducida por el Senador Aldrich al congreso para lograr su aprobación en 1913, con patrocinio de banqueros.

Lo que justificó la ira del sosegado Woodrow Wilson quien al ver la maniobra, expresó: “nuestro sistema industrial esta controlado por los sistemas de crédito. Nuestro sistema de crédito es privado. Por lo tanto nuestro crecimiento como nación en todas nuestras actividades están en las manos de unos pocos hombres quienes, por motivo de sus motivaciones congelan, frenan y destruyen la genuina libertad económica, nos hemos convertido en uno de los peores gobiernos. Un gobierno no gente convencida por el voto de la mayoría, sino un gobierno dominado por la opinión y la violencia de pequeños grupos de hombres”. Otro obvio dato. Verdades que puro reales dan escalofrío.

Bajo el ámbito de esa Acta de Reserva Federal, según expresó el Senador Charles Lindberg Sr. (diciembre de 1913): “Los pánicos son creados científicamente. El pánico creado es la primera expresión de la acción financiera artificial, y lo calculamos como una ecuación matemática” . Es una técnica basada en la idea del shock, que electrifica y desconcierta. ¿ Como negar o esconder estas realidades¿
Simplemente estamos bajo el control de los hipócritas, por un lado manejan el “orden” y “el progreso” y por el otro, la metralla, la bomba y los marines. Es el propio orden capitalista y neoliberal que se cubre con explicaciones a cual mas hipócritas y basadas en la mentira y el disimulo.

Finalmente: ¿Qué es un hipócrita?:
Un ser que le sobra el rostro, una anatema que esboza una sonrisa bajo la mascara que utiliza un día y cuyas formas aparentan ser humanas.

Una entelequia que no tiene palabra, solo maquina gestora de pretextos, coartadas y ardides que intenta oscurecer conciencias y parir estratagemas.

Una ficción cuasi humana sin nexos, conexiones, historia o amigos dispuesta a crear embozos y artificios con tal de lograr éxito económico
Una fabula a quien los diablos de Dante han cercenado su capacidad para soñar y los a condenado solo a tener pesadillas imborrables.

Parábola sin amor, verso lleno de miedo siempre esperando que lo descubran en sus tramposas jugadas.

Parias que se pretenden cristianos, con el pectoral y los músculos rotos de tanto darse golpes de pecho y conciencia del temor del día que los descubran.

Dramas sin pasado, fantasmas aptos para negar evidencias y esconder las realidades que delata su fe bautismo.

Ojala que algún cielo posible le de albergue a ese alcalde, tan putañero, como deshonesto, pérfido, digno sátrapa de Manhatan. En su reconocimiento por contribuir en tal legendario ejercito van este par de versos de Don Francisco de Quevedo:
“Puto es el hombre que de putas fía,/ y puto el que sus gustos apetece,/ puto es el estipendio que se ofrece/ en pago de su puta compañía”/.

“si de otras tales putas me pagare;/ porque las putas graves son costosas,/ 
y las putillas viles, afrentosas”/.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba