Opinión Nacional

Epilepsia sin epilepsia

Hemos publicado anteriormente, por este mismo medio, un trabajo titulado “La epilepsia en psiquiatría.”
Existe un antecedente de este tipo de denominación que es el diagnóstico de “leucemia sin leucemia” en que las manifestaciones de la enfermedad no aparecen en el examen de sangre.

En respuesta a los numerosos correos electrónicos recibidos de los lectores, presentamos esta segunda parte, conteniendo material organizado para facilitar el trabajo de conocimiento y asistencia de este grave problema médico.

El título de este artículo se originó en la escuela francesa, a mediados del siglo XIX para destacar que existían algunos equivalentes a los cuadros clínicos ictales carentes de ictus, que correspondían a la misma etiología.

Un título engañoso que hemos encontrado en Internet se refiere a la posibilidad de que un gran número de epilépticos puedan, gracias a un tratamiento adecuado, y con ayuda social, dejar de padecer de accesos, es decir, “recuperarse” de la sintomatología. Pero nuestro tema es otro. Nos referimos a los pacientes que sí padecen la enfermedad pero nunca han tenido un ataque, sino otro tipo de manifestaciones de la misma etiología.

“La Municipalidad por intermedio de la Secretaria de Salud y Dirección de Atención Medica, informa que se ha puesto en marcha el programa provincial denominado “EPILEPSIA SIN CRISIS” para pacientes de cualquier edad que no posean cobertura de obra social, ni dinero para comprar los medicamentos”.

Partiendo de la base de que la epilepsia tiene como base fisiopatológica una alteración del funcionamiento cerebral, que hemos definido como una “disregulación neurológica cerebral entre la excitación y la inhibición” y dadas las multiples funciones de cerebro, proponemos que las formas de epilepsia pueden organizarse, sobre una base clínica y de acuerdo a las zonas afectadas, en las siguientes subespecialidades.

EPILEPSIA NEUROLOGICA. ICTUS Y CEFALEAS. Epilepsia basada con frecuencia en lesiones orgánicas y probablemente sometidos a intervencion quirúrgica. Es la más conocida de todas las formas clínicas.

EPILEPSIA NEUROVEGETATIVA. Menstrual, que presenta graves trastornos del carácter durante el período, cardíaca, Caracterizada clínicamente sobre todo por accesos de palpitaciones, y del tubo digestivo, con cuadros de diarreas o vómitos, todos ellos sin causa aparente. .

PERSONALIDAD EPILEPTICA. Explosiva, denominada enequética, o glisroide (Minkowski).

EPILEPSIA PSICOLOGICA. trastornos de la conducta y de la personalidad, agresividad, y trastornos de la convivencia.

EPILEPSIA PSIQUIÁTRICA.Psicosis, estados maníacos o depresivos, intentos de suicidio, delirios y alucinaciones.

EPILEPSIA CRIMINALÍSTICA. Son aquellos cuadros que ingresan al conocimiento público a través del delito, las intracciones a la ley, los tribunales y las cárceles en las cuales la enfermedad es un factor determinante o coadyuvante. Por la gravedad del cuadro clínico y de las sanciones sociales que trae aparejada, deben ser incluídos dentro de la psiquiatría.

Naturalmente que identificaremos los tres primeros grupos; neurológicos, personalidad y neurovegetiva, pero nos vamos a referir especialmente a las epilepsias psiquiátrica y psicológica.

En el estado actual de nuestros conocimientos, la epilepsia que consulta al psiquiatra por diferentes motivos es siempre un descubrimiento una “trouvaille” del examen clínico completo del paciente Con mucha frecuencia se ve en los conflictos de pareja, donde se termina descubriento que más allá de la incompatibilidad de caracteres y los múltiples acontecimientos que determinan los conflictos, se descubre una etiología disritmica.

LOS NOMBRES DE LE EPILEPSIA.

Epilepsia es una palabra de origen griego que significa “sobrecoger bruscamente.”
Tiene más de 2.500 años de existencia porque ya Hipócrates de Cos la utilizaba y lo hizo especialmente en un trabajo famoso, prueba de su admirable espíritu científico, en el cual defendía celosamente que esa enfermedad no era un castigo de los dioses sino un trastorno orgánico.

Pero sucede con la epilepsia lo que sucede con todas las enfermedades y trastornos psiquiátricos. Partiendo de la inerpretación demonízada de las enfermedades mentales, todos ellos, o por lo menos la mayoría, se han convertido en insultos en el lenguaje popular. Y eso dificulta la comprensión popular y hasta médica del trastorno.

Podría haberse llamado, como sucede con muchos términos, enfermedad de Hipócrates, a imagen del sabio que la identificó y ubicó en el campo científico.

A partir de Berger, médico judeo-alemán que descubrió la electroencefalografía, podría también llamarse enfermedad o sindromo de Berger.

Personalmente preferimos llamarla disritmia cerebral. Y no porque haya una correspondencia directa entre la disritmia EEG y el ataque epileptico. Porque la experiencia muestra que un 15% de los EEG son normales en los epilépticos clínicos y en un número mayor de ese porcentaje los EEG son disritmicos en personas que jamás han padecido un ataque o ninguna forma de la sintomatología que paradigmáticamente se acepta como característica de la enfermedad.

Simplemente utilizamos disritmia porque tenemos antecedentes médicos para utilizar el término.

En efecto, todo el mundo conoce y acepta el ECG como diagnóstico gráfico del funcionamiento cardiológico.

Con este antecedente, para un paciente o familiar reticente al diagnóstico de disritmia, le exhibimos un grafico de un ECG y luego un gráfico del EEG, y en ambos en sus formas normales y anormales. Dichas comparaciones permiten hacer llegar a la persona la comprensión del trastorno y aceptar la denominación de disritmia.

Se habla también de enfermedad o sindromo ictal, derivado del latin, donde “ictus” significa ataque.

Cuando a un paciente o familiar le indicamos, sin precisar el diagnóstico, la medicación específica, éste se resiste al estigma y nos alerga de que esa medicación se utiliza en la epilepsia.

Le aclaramos, lo cual es cierto, que muchos medicamentos pueden ser utilizados en distintos trastornos. Y hasta podemos agregar que si no se hace un tratamiento adecuado pueden aparecer ataques epilépticos.

En el transcurso de la enfermedad y dado que es familiar y genética en un 90% de los casos, van apareciendo parientes a los cuales es necesario investigar, y entonces el estigma se va liberando.

EPILEPSIA NEUROLÓGICA. La disritmia ictal, que sí es llamada comúnmente epilepsia, por tradición se ha considerado perteneciente al campo de la especialidad neurológica.

Un eminente neurologo señalaba que los dos motivos más frecuentes de consulta en su especialidad eran la epilesia y las cefaleas.

Y es la especialidad en cuyo seno más trabajos se han publicado sobre el tema a partir del eminente neurólogo inglés Hughlings Jackson que en la segunda mitad del siglo XIX dogmatizó que “la epilepsia es el ataque”
Y en realidad tiene un fundamento de “moda” médica esa acepción, ya que los neurólogos manejan las enfermedades orgánicas del Sistema Nervioso Central. Y cierto número de casos ese es su origen. Probablemente el porcentaje sea entre el 10 y el 15% de los casos, aun siendo la mayoría familiares, genéticos y hereditarios.

Pero la organicidad de ese bajo porcentaje brinda al pensamiento el más sólido de los argumentos médicos: las lesiones orgánicas.

Es así que de entre la especialidad de neurología se originan los electroencefalografistas, la imagenología neurológica, los especialistas en terapias neurológicas, los neurocirujanos, etc.

En cambio, a los psiquiatras los epilépticos nos llegan por todas las provincias de la especialidad. Prácticamente sin excepción.

Por dicho motivo, una historia psiquiätrica completa, como debería serlo siempre, es un requisito indispensable, dada la frecuencia que atribuimos a esta enfermedad.

Los encontraremos al estudiar las distintas formas en que, a objeto de nuestro tema, hemos dividido la epilepsia .

EPILEPSIA NEUROVEGETATIVA.

Recordamos dos casos especiales.

Un día recibimos, referido por un colega un paciente que padecía de diarrea a la cual no encontraba explicación digestiva.

¿ Diarrea ? nos preguntamos, sin entender.

Y aplicamos la historia clínica completa. No tanto la información que nos brindó, sino la forma insistente, pesada, fastidiosa, detallista en que relataba sus síntomas nos hizo exclamar
– Si sigue hablando de esa manera, siempre lo van a referir a un psiquiatra.

Resulto que era un disrítimico cerebral.

Un segundo caso tiene proyecciones internacionales. Un señor, sumamente adinerado, de apellido Dreyfus padecía de palpitaciones precordiales. Había recorrido todos los cardiólogos posibles, y tomado cantidad de medicamentos, sin resultado alguno.

Un día, sin saber muy bien porqué, teniendo una tía epileptica, su médico lo invitó a probar el difenilhidantoinato de sodio o dilantina. La mejoría fué espectacular.

Se hizo estudiar a fondo, con estudios EEG. Apareció un trazaddo espicular. A partir de esa experiencia, invirtió algunos de sus millones de dólares, no en el estudio de la epilepsia sino del difenilhidantinato como medicación. Nos enteramos de su existencia en una lectura de una revista de entretenimiento.

Tuvimos oportunidad de visitar la Fundación en un viaje a a ciudad de Nueva York. No sabemos si existe todavía.

No podemos citar, con caráter anecdótico ninguna experiencia médica sobre los trastornos premenstruales. Pero hemos recogido en algunas pacientes expresiones como
-Cuando me llega la fecha me vuelvo loca, doctor.

Desde aquel momento, los trastrnos neurovegetativos figuran como un capítulo en nuestro cuestionario integral de exploración de la disritmia cerebral.

PERSONALIDADES EPILÉPTICAS.

A lo largo de la historia de esta enfermedad se han acuñado los términos enequético y gliscroide para describir la personalidad de los pacientes.

Minkowski acuña en 1923 el término «glisroide» para definir el temperamento epiléptico, unido, según este autor, al biotipo atlético de Kretschmer. Este término hace referencia a la viscosidad afectiva que estos pacientes presentan, esto es, a una cierta tendencia a ser pegajosos en sus relaciones interpersonales, a una notable dificultad a adaptarse a ambientes o circunstancias diferentes de los que les son familiares y a una marcada lentitud en el proceso de adaptar sus reacciones emocionales apropiadamente a las fluctuaciones de los estímulos ambientales. Esta viscosidad afectiva iría pareja con la lentitud intelectual o bradipsiquia, esto es, retraso en la formación de ideas y asociaciones, así como en la comprensión intelectual de la información que les es trasmitida. Sin embargo, este trastorno de la personalidad no permanece estable, sino que varía siguiendo una pauta cíclica, esto es, la viscosidad afectiva y la bradipsiquia se acentuarían progresivamente, hasta un punto en el que se produciría una descarga, sea directamente de tipo epiléptico o de tipo agresivo, seguido o no de un ataque epiléptico, después del cual el trastorno del carácter mejoraría, recomenzando entonces el ciclo de empeoramiento progresivo, hasta culminar en una nueva descarga.

Este tipo lento de personalidad ha sido también descrito, con ligeras variantes, por otros autores del mismo período, recibiendo distintos nombres, como «personalidad enequética» o «personalidad viscosa» (Kretschmer), y generalmente considerado como asociado con la epilepsia esencial o idiopática.

Pero los rasgos de personalidad y caracteriales del epilépticos no tienen nada de constante aunque cuando aparecen en el paciente son caracerísticos.

Bastante más frecuentes son los rasgos de agresividad, cuando frente a pequeños hechos y a veces a ninguno, el paciente presenta arrebatos de violencia.

Lo que hemos observado con frecuencia es que el paciente, sin motivo alguno, o con motivos insignificantes, tiene arranques de mal carácter, que duran un tiempo breve, de los que después se arrepiente. Hemos denoiminado a este par sintomático el sindromo arre-arre, que hemos visto con extremada frecuencia.

Y un síntoma caracteríal poco frecuente, pero característico, es el de una tranquilidad, una lentitud, una dulzura, frecuentemente en los niños, que los hacen designar como “santitos”.

A todos estos rasgos no se les ha podido dar todavía una uniformidad o constancia característica, de manera que la fórmula más constante que se les puede ofrecer es la ya citada de “una disrregulación entre la excitación y la inhibición”. Se trataría, a dierencia de como lo propuso Jackson de una hipersincronía electrica, sino de una bipolaridad extrema en el seno de la actividad eléctrica del funcionamiento cerebral. ABRAHAM
Con las mismas descripciones se ha utilizado el término enequético que hoy tiene aproximadamente el mismo poco valor que el de gliscroide. El mismo escaso valor tienen los rasgos físicos denominados mesodérmicos por Sheldon y Stevens, o atléticos por Kraepelin
Lo que en síntesis se puede decir de la personalidad epiléptica, es que consta de muchos rasgos, sumamente diversos, agunos más característicos, otros menos. Consideramos que no se puede hoy, a través de un solo término, identificar la enfermedad, sino a través de un cuestionario completo, prolongado, para el cual todavía no se han logrado unos pocos conceptos integradores.

EPILEPSIA PSICOLÓGICA. De acuerdo a una decisión personal, entendemos a través de esta denominación a aquellas personas que tienen trastornos de la personalidad, sobre todo en el campo de las relaciones humanas, o las relaciones yo-tú. Las más frecuentes son las que tienden a la agresividad, pero en otros casos existen excesos de los sentimientos, que tanto pueden ser de odio como de amor.

EPILEPSIA PSIQUIATRICA. Se trata de aquellos casos en que al paciente puede aplicársele la definición de la psiquiatría como “ persona que vive en un mundo diferente al de la persona normal, de acuerdo al cual vive y que es irreductible a la lógica.”
Los principales cuadros en la psicosis pueden ser
1. Cuadros confusionales, con pérdida orgánica, pasajera y recuperable de las funciones psicointelectuales.

2. Sindromos esquizofrenoides, con importantes trastornos de la comunicacion humana, confusión, sintomas deliroides e inadaptación para las relaciones humanas
3. Tanto síntomas ansioso-depresivos, como cuadros de excitación maníaco.

EPILEPSIA CRIMINALÍSTICA. Aquellos cuadros que ingresan a la asistencia a partir de la policía, el Ministerio Público o la Justicia y en los cuales un examen detallado advierte la existencia de síntomas de cualquiera de los cuadros que acabamos de citar. En ellos se supone que el factor epiléptico es un componente del cuadro, pudiendo ser el principal o meramente secundario.

Muchos de estos cuadros pueden ser considerados como “inimputables” y más que el castigo jurídico requieren la hospitalización psiquiátrica. Por eso, en la mayoría de las clínicas de esa especialidad deben ser internados para su debido tratamiento.

EPIEPSIA CERO O EL EQUIVALENTE DE LO QUE EN ENFERMEDADES INFECCIOSAS SE DENOMINAN PORTADORES SANOS O ASINTOMÁTICOS.

Utilizamos el número cero desde que se puso de moda cuando un alcalde de la ciudad de Nueva York, frente al aumento desenfrenado de la delincuencia, la práctica de la “tolerancia cero” para describir un mayor rigor en la aplicación de la ley represiva
Para nuestro caso, son personas que carecen de sintomas o sindromos característicos o importantes. Viven una vida normal. Pueden tener ninguno, uno o unos pocos rasgos de carácter de los que se investigan en el cuestionario que se verá en este trabajo y el uno posterior. Su EEG puede ser normal, anormal o espicular o con el ondalenta-espícula de 3 por segundo. Y con sus mínimos síntomas nunca se les ha ocurrido solicitar evaluación psiquiátrica o neurológica.

Pero lo que llama la atención es que tienen razones para ser incluídos en la genética por tener parientes que en más de una generación, de la anterior, o la siguiente, tienen rasgos propios de la enfermedad.

Tener, por ejemplo, un padre o un hermano, y un hijo epilépticos, permite incluir en esta categoría.

Nuestra experiencia nos ha demostrado que cuando se hace un diagnóstico cierto de la enfermedad, una buena y completa exploración de los antecedentes familiares, permite localizar uno o más miembros afectados de distintas formas de la misma.

CUESTIONARIO RESUMIDO DE LA DISRITMIA CEREBRAL.

Para investigación del diagnóstico de esta enfermedad en profesionales de distinta índole, hemos confeccionado un “cuestionario resumido” que consta de veintidos preguntas como etapa primera, que debe ser sucedido por el
“cuestionario completo” que consta de 77 preguntas, que puede ser aplicado para el diagnostico y también para investigacion.

Este cuestionario resumido puede ser aplicado por
1. psiquiatras que no estén entrenados en el diagnóstico de la enfermedad,
2. pediatras, por la frecuencia de sus manifestaciones en la infancia y también para el diagnóstico de la hipercinesia infantil,
3. para médicos generales,
4.para médicos internistas por la frecuencia de las manifestaciones neurovegetativas,
5. para neurólogos interesados en las formas no ictales de la disritmia,
6. para maestros cada la frecuencia de los trastornos de conducta que aparecen en el ambiente necesariamente disciplinado de la clase,
7. y para trabajadores sociales.

He aquí este cuestionario.

Dr. Abraham Genis
. CUESTIONARIO RESUMIDO PARA DIAGNOSTICO DE
PROBLEMAS DE CONDUCTA O DE CARÁCTER.

1.- ANTECEDENTES FAMILIARES DE DISRITMICOS CEREBRALES Y EPILEPTICOS..

2.- FAMILIARES SUICIDAS.

3.- GOLPES EN LA CABEZA DEL PACIENTE
4.- NACIMIENTO POR FORCEPS
5.- NACIMIENTO ANOXICO O CIRCULAR DE CORDÓN.

6.- CONVULSIONES
7.- DESVANECIMIENTOS
8.- SUEÑO EXCITADO. SOMNILOQUIA Y SONAMBULISMO
9.- ENURESIS. ORINARSE DLE NOCHE MÁS ALLÁ DE LOS DOS AÑOS.

10.- DEMASIADO LLORON DE PEQUEÑO.

11.- CASTAÑETEO DE LOS DIENTES DURANTE EL SUEÑO
12.- CEFALEAS.

13.- SINDROMO PREMENSTRUAL. DOLORES, IRRITABILIDAD.

14.- MAL CARACTER. PROBLEMAS CON LA GENTE.

15.- EXPLOSIONES DE VIOLENCIA. DESPUES SE ARREPIENTE.

16.- AGRESIVIDAD SIN CAUSA APARENTE O SUFICIENTE
16.- RENCOROSO.

18.- MINUCIOSO, DETALLISTA EN EXCESO.

19.- IDEAS DE MUERTE.

20.- INTENTOS DE SUICIDIO
21.- PROBLEMAS EN EL APRENDIZAJE.

22.- EMBRIAGUEZ PATOLOGICA.

23.- PROBLEMAS DE PAREJA.

En caso de que tres o más criterios de este cuestionario resulten positivos, se INDICA :
1. Solicitar un EEG
2.Solicitar un cuestionario más completo
3.Indicar una consulta a un psiquiatra con dedicación a la disritmia psiquiátrica.

RECURSOS PARA EL DIAGNÓSTICO DE LA DISRITMIA PSIQUIATRICA.

Basamos nuestro diagnóstico en estos seis elementos.

1. La existencia confirmada de antecedentes familiares.

2. En su infancia, convulsiones febriles o apiréticas y más adelante, algún ataque epiléptico.

2. La presencia de un EEG característico.

3.Estudio a través de tests psicológicos. Especialmente el Psicodiagnóstico Miokinético del Dr. Emilio Mira y Lopez.

4. Resultados positivos evidentes de nuestro cuestionario completo de acuerdo a una evaluación que tenemos sistematizada..

5..Mejoría sensible y rápida a través del tratamiento de prueba con medicamentos antiepilépticos consagrados.

?
INSTRUCCIONES PARA LOS FAMILIARES DE NIÑOS
CON DIAGNOSTICO DE DISRITMIA CEREBRAL

Se presentan a continuación algunas informaciones necesarias para el cuidado de los pacientes que han sido diagnosticados como padeciendo de disritmia cerebral.

1. La disritmia cerebral es una enfermedad producida por un mal funcionamiento de las células cerebrales.

2. Requiere tratamiento continuado durante mucho tiempo, en base a medicamentos y conversaciones de psicoterapia. Sus allegados deben aprender a convivir con el paciente.

3. El médico debe ser visitado periódicamente. Al principio, semanalmente o cada una o dos semanas. Cuando el tratamiento se ha estabilizado, en un lapso de varios meses.

4. Los síntomas de la enfermedad son sumamente variados. Según las edades de la vida, los predominantes son los siguientes;
a. En los niños.

Trastornos de carácter.

Exceso de tremendura
Convulsiones, con o sin fiebre.

Orinarse de noche en la cama (enuresis)
Sueño demasiado inquieto.

Problemas de conducta y aprendizaje en la escuela.

b. Durante la adolescencia.

Trastornos graves de la conducta
Uso y abuso de drogas.

Problemas sexuales.

Inadaptación para el trabajo o para el estudio.

c. Durante la edad adulta.

Mala bebida por ingestión de alcohol.

Problemas en la vida de pareja.

Violencia, irritabilidad.

Dificultades en el trabajo.

Los trastornos de cualquier naturaleza tienden a dismiminuir con la edad.

5. Si el paciente disritmico no cumple con un tratamiento adecuado, pueden desencadenársele ataques.

6. Es necesario estudiar a los familiares del paciente disritmico que presenten cualquier clase de problemas. Pueden paceder de la misma enfermedad aunque se presente en otras formas.

7. La medicación que se indica en esta enfermedad es compatible con cualquier otra. No debe suspenderse si no es por indicación médica. Por eso, en caso de cualquier otra enfermedad no debe suspenderse, y menos aún cuando se tenga fiebre.

8. La medicación anti-disritmica no es en general tóxica ni da acostumbramiento. Por eso puede administrarse sin temor, siempre bajo control médico.

9. Al paciente disritmico hay que tratarlo con mucho tacto y paciencia. Si llegara a tener accesos de rabia hay que dejarlo tranquilo, porque en ese momento no suele ser capaz de comprender. En cambio, hay que hablarle después que se calme, para que tome conciencia. Hay que tener con él más tolerancia que con una persona normal.

10. En caso de que se padezca de cualquier otra enfermedad hay que informar al médico tratante que el paciente padece de disritmia para que tome las precauciones necesarias.

11. Las personas no informadas tienden a hacer interpretaciones psicológicas de la enfermedad, atribuyéndolas a distintos acontecimientos traumatizantes ocurridos en la vida del paciente. Pero está claramente demostrado que es una enfermedad cerebral, orgánica, aunque las circunstancias exteriores pudieran afectarla secundariamente.

12. Esta Clínica se pone a las órdenes de los familiares para resolver cualquier duda que pueda tener frente a la enfermedad.

e-mail [email protected]

En un proximo artículo se desarrollará el cuestionario clínico completo útil para diagnosticar esta enfermedad.

CAPITULO I. SEMIOLOGIA.

CUESTIONARIO AUTOADMINISTRADO.

Este cuestionario será llenado por el paciente solo, o ayudado por un allegado.

Comprende numerosas preguntas, elaboradas de tal manera que cada una pueda ser constestada “si o no” La respuesta “Si” tiene valor positivo para el diagnóstico de disritmia.

Cronológicamente se ha llegado en él hasta la etapa sexual de la existencia, es decir hasta la pubertad y la primera juventud, que son las edades en las cuales se nos ha presentado la mayoría de los pacientes.

De los sintomas neurológicos se han seleccionado solamente los más conocidos. En cambio hemos insistido en los rasgos caracteriales y los interpersonales
El cuestionario suele ser de difícil administración al principio, debido a los problemas psíquicos del paciente o del familiar, también afectado.

Promedialmente lleva dos horas de tiempo el aplicarlo.

CUESTIONARIO PARA EL ESTUDIO DE PROBLEMAS DE LA CONDUCTA.

INSTRUCCIONES PARA SU APLICACION, DIRIGIDAS AL PROPIO PACIENTE O A SUS FAMILIARES.

Cuando reciba estas instrucciones, estúdielas y lea detenidamente las preguntas.

Después de responderlas tendrá una entrevista, personal. con el médico, para aclarar las dudas que aún puedan restar.

Como ciertas enfermedades de este tipo son hereditarias, todas las preguntas de este cuestionario se refieren al paciente y a sus familiares de primer grado; hijos, hermanos y padres.

Las preguntas son en número de 77, de las cuales las primeras 12 se refieren a los antecedentes personales, familiares, del embarazo y parto del paciente.

Las otras 65 se refieren al problema actual,

Cuando la respuesta sea claramente positiva, Ud. deberá escribir en una hoja aparte en blanco, el número y enunciado de la pregunta y adem·s, en su propio lenguaje, la descripción de ese síntoma, como lo relataría verbalmente.

No conteste s`í o no. Cuente un episodio, un hecho significativo una anécdota que ilustre el síntoma o el problema de la conducta.

Cuando las respuestas sean claramente negativas y despierten dudas no se contestará nada.

ANTECEDENTES FAMILIARES Y PERSONALES

A:Personas de igual carácter. La respuesta ser· positiva si entre los padres, hermanos o hijos hay alguna persona que tenga el mismo car·cter que el paciente, en cualquier sentido, y por ese car·cter se distinga y contraste de sus hermanos restantes u otro familiar de primer grado.

B.Personas de mala bebida. Si han habido en la familia personas que tomando en general pequeñas cantidades de alcohol o licor se agitan, agreden, se enojan, pelean y causan cualquier clase de disturbios.

C. Enfermedades psiquiátricas o mentales. Si- han existido personas que hayan necesitado asistencia psiqui·trica o hayan estado hospitalizados en un establecimiento psiqui·trico

D.Mal carácter. Si han habido personas violentas, que en general padezcan de algunos rasgos agresivos que se van a leer más abajo.

E.Suicidas. Personas que hayan tratado de suicidarse, lo hayan logrado o no.

F.Epilepsia. Si hay personas que hayan padecido ataques de epilepsia diagnosticados por médico o que se le haya hecho electroencefalograma

ANTECEDENTES PERSONALES.

G.Golpes en la cabeza. Tienen significación si han requerido hospitalización o el médico haya indicado placas de cráneo, tomografÌa o electroencefalograma. También tiene importancia si siendo leve haya sido necesario repetirlo.

H. Meningitis. Si el paciente ha padecido un. cuadro febril que haya sido diagnosticado como meningitis.

EMBARAZO Y PARTO DEL CUAL HA NACIDO EL PACIENTE

I.Si la madre ha tenido pérdidas de sangre en el ˙último trimestre del embarazo.

J.Si el paciente ha nacido por fórceps.

K.Si el paciente ha nacido por cesárea

L.Si el paciente ha nacido con asfixia, si se puso morado. Si ha demorado en llorar al nacer o tenía el cordón umbilical arrollado al cuello

SINTOMAS PERSONALES.

1.CONVULSIONES FEBRILES. Las convulsiones son cierto tipo de ataques que les dan a los niños cuando tienen fiebre y durante los cuales comienzan por agitar los bracitos y piernas, y quedan desmayados durante unos minutos.

Esta pregunta será contestada positivamente si las convulsiones han tenido lugar en medio de un cuadro de fiebre.

2.CONVULSIONES SIN FIEBRE O ATAQUES EPILEPTICOS. Se refiere a las mismas convulsiones pero sin fiebre. En el niño se llaman convulsiones epilépticas.

Una persona se encuentra en estado perfectamente normal y de repente pega un grito, se cae al suelo, puede lastimarse, primero se pone dura, se le agitan los brazos y las piernas y después tiene estertores en el pecho y queda en coma durante varios minutos. Al despertarse, a veces se comprueba que se orinó y no recuerda nada de lo sucedido. A menudo se muerde la lengua.

3.AUSENCIAS. Son ataques muy especiales que les pueden dar a los niños y jovencitos en la casa y en la escuela. Durante un instante pierden el hilo de la conversación y no se dan cuenta. de donde están. A veces dejan de hacer lo que están haciendo.Otras dejan caer algún objeto, o tienen un pestañeo y la mirada les queda en el vacío. Estos pacientes se recuperaran de inmediato y en general no recuerdan nada de lo que les ha sucedido

4.FUGAS INCONSCIENTES. La pregunta se plantea así; ¿ ha sucedido que alguna vez el paciente se encuentre a sí mismo en determinado lugar sin saber como ha llegado hasta allí ? ¿o que haya salido a pasear sin saber lo que estaba haciendo?.

Las tres preguntas siguientes se refieren a la conciencia, que también se puede llamar lucidez o conocimiento.

5.DISMINUCI0N DE LA LUCIDEZ.¿ Hay momentos en que le cuesta darse cuenta de las cosas y no las entiende tiene que hacer un esfuerzo especial para captarlas?

6.DISTRACCIONES FRECUENTES. ¿ Hace una cosa repetidas veces sin ser capaz de concentrarse en el trabajo?

7.DESVANECIMIENTOS. O pérdidas de conocimiento. Si se encuentra de pie, se cae porque se le aflojan las piernas, pero se recupera rápidamente.

Las preguntas siguientes son las que suceden durante el sueño.

8.SUEÑO inquieto. Niños que son demasiado agitados durante el sueño, y al despertar sábanas y cobijas suelen aparecer en el suelo.

9.SOMNILOQUIA. Hablar en sueños , con excitación.

10.SONAMBULISMO. Son los niños que se levantan de noche y caminan dormidos y hablan sin darse cuenta de lo que hacen.

11.PESADILLAS. Sueños sumamente desagradables, en general los mismos para cada paciente.

12.TERRORES NOCTURNOS. Las pesadillas son tan fuertes que el paciente se despierta gritando o asustado.

13.ENURESIS. Orinarse en la cama dormidos después de los dos años de edad.

14. RECHINAR LOS DIENTES. Llamado también bruxismo. Castañetear los dientes de la mandíbula superior contra los de la inferior durante el sueño, haciendo un ruido característico.

15. RITUALES DEL DORMIRSE. Ciertos niños para dormirse tienen que hacerlo con alguna persona, juguete o muñeca en sus manos. Responda a esta pregunta como positiva si esta conducta en el paciente es demasiado intensa, repetida o extravagante.

Las tres preguntas siguientes se refieren al llanto.

16.LLANTO MAJADERO Y PROLONGADO. Hasta los seis meses de edad, un llanto largo, continuo e interminable que desespera a los padres, sin que le niño tenga hambre o esté mojado.

17.LLORIQUEO. Son niños que se la pasan con un llanto triste y pesado.

18. LLANTO FACIL. Niños quelloran por cualquier cosa. Llorones.

Los tres síntomas siguientes se refieren a molestias físicas

19.VOMITOS REPETIDOS SIN CAUSA DIGESTIVA APARENTE. Son vómitos permanentes, continuos, sin fiebre u otros trastorno de origen desconocido y de los cuales el paciente se recupera en su totalidad. A veces son diarreas.

20.CEFALEAS. Dolores de cabeza intensos y repetidos.

21.MAREOS. Sensación de pérdida de estabilidad y equilibrio

22.AGRAVAMIENTO PREMENSTRUAL. Las mujeres cuando tienen su periodo, presentan aumento de sus síntomas nerviosos y se ponen insoportables

Las preguntas siguientes se refieren al habla.

23.HABLAR REPETITIVO. Decir las cosas con un número de palabras mayor de las necesarias, repitiéndolas sin necesidad.

24.HABLAR ARRASTRADO. Hablar lento, casi se dirÌa masticando las palabras.

25.HIPERMOTRICIDAD. Se denomina asÌ, pero también se puede llamar inquietud. Son niños que no se pueden estar nunca quietos, que saltan, corren y tocan todo lo que está al alcance de sus manos.

26.TORPEZA EN LA MARCHA. Niños que corren y viven cayéndose.

27.DESTRUCCIÓN DE OBJETOS. Agarran los objetos y los juguetes, los tiran y los rompen.

28.TICS. Son gestos sin causa ni motivo y que repiten constantemente, iguales a si mismos todas las veces.

29.FUGAS CONSCIENTES. Sobre todo se dan en la edad escolar, cuando los niños se jubilan o escapan de la casa por motivos insignificantes o sin ellos.

Las preguntas siguientes, del 30 al 44 son el grupo más extenso, el más importante en lo que a nuestro tema concierne, y se refieren al carácter, la personalidad o la forma de relacionarse del paciente con la gente.

30.MAL CARÁCTER PERSONAL. Es decir, dificultad en el trato con las personas. Muy a menudo este mal car·cter contrasta con el de otros miembros de la familia cuando es diferente, o es igual al de otros miembros que pueden tener la misma enfermedad.

31.DESPERTAR ALUNADO O CON LA “VENA ATRAVESADA”. Son personas que en la mañana se despiertan enojadas, de mal carácter y en el curso del dÌa se van suavizando.

32.IRRITABILIDAD. Es la gente que se desespera por cualquier cosa.

33.EXPLOSIONES O ARREBATOS DE VIOLENCIA. Cuando la irritabilidad mencionada en la pregunta anterior llega a caracteres muy intensos, durante la cual da la impresión de que el paciente no tiene control sobre si mismo

34.ARREPENTIMIENTO POSTERIOR. Luego de esas explosiones de violencia el paciente se arrepiente de lo que ha hecho, como si durante ese tiempo no hubiera tenido plena lucidez, ni conocimiento, ni dominio, ni control sobre si mismo. Llamamos a este y el anterior, sindromo arre-arre y para nosotros es característico.

35.CAPRICHOS. Empeñarse o empecinarse en alguna cosa y que sea muy difÌcil o requiera mucha paciencia de los demás para convencerlo de que no debe ser asÌ.

36.RABIETAS. En lenguaje familiar se denominan también pataletas.

37. REBELDíA. Es decir, oposición a las órdenes e indicaciones que les dan sus mayores.

38.AGRESIVIDAD DE PALABRA. Ser capaz de tener expresiones violentas cuando se les contradice o uso de groserÌas.

39.AGRESIVIDAD CONTRA SI MISMO. implica la posibilidad de dañarse asÌ mismo, arañarse o pellizcarse.

40.AGRESIVIDAD CONTRA COSAS. Dar puntapiés o romper lo que se le pone al alcance.

41.AGRESIVIDAD CONTRA PERSONAS. Significa la posibilidad de ponerse violento o agresivo contra los demás
.

42.RENCOROSO. Imposibilidad de perdonar las ofensas o injurias que se le hayan hecho.

43.INCAPACIDAD DE OLVIDAR MALOS ACONTECIMIENTOS. Prolonga un poco la anterior pregunta pero no se refiere a personas sino a acontecimientos de su vida. Por ejemplo, haber perdido un año escolar, haberse peleado con alguna persona o la muerte de algún familiar.

44.DEMASIADO TRANQUILO DE NIÑO. Contrasta con la pregunta anterior, siendo demasiado bueno de niño, tranquilo, pacifico, sin llorar jamás

Las preguntas siguientes se refieren a la relaciones con las demás personas.

45.OPOSICION A UNA PERSONA. A veces les da por agarrársela con alguien y tenerle durante tiempo rencor , según afirma el enfermo con causa. Pero esta causa nunca parece razonable ni suficiente a los demás.

46.CELOS EXCESIVOS DE LOS HERMANOS. Es bastante caracterÌstico que cuando nace un hermanito estos pacientes hagan cuadros de celos verdaderamente anormales.

47.FASTIDIOSO. Es una persona que se pega a otro, pide cosas, vive siempre encima de alguien y no deja en paz a nadie.

48.MINUCIOSO, DETALLISTA. Demasiado preocupado por los detalles a veces de manera muy exigente, y otras olvidándose por los detalles de cosas más importantes.

49.PENSAMIENTO LENTO. Es una persona con la cual se tiene que tener en todo una paciencia especial y es necesario explicarle muchas veces las cosas para que comprenda.

50.VISCOSIDAD.La dificultad que tiene el paciente para librarse de una idea y de la necesidad de vivir repitiéndola de manera permanente, aunque se le haya dado una solución satisfactoria.

51.-IDEAS DE MUERTE. Se refiere no solamente a la idea del paciente de morirse, sino a la repercusión desmedida que en su vida puede tener cualquier fallecimiento; el del padre, la madre, el esposo, aun cuando la relación con esta persona en vida haya sido nada satisfactoria.

52.INTENTOS DE SUICIDIO. Se refiere a los intentos de quitarse la vida.

Las dos siguientes preguntas se refieren a la inteligencia.

53.CAMINAR ATRASADO. Si comenzó a caminar después del año de edad, o después que los demás hermanos.

54.DIFICULTAD EN EL APRENDIZAJE. Las dificultades que haya tenido para aprender en el curso escolar. Repetición de años.

Las dos preguntas se refieren a la posibilidad de ser activos para trabajar.

55.PEREZA. Hay pacientes que debido a su enfermedad son incapaces de realizar el trabajo que se les indique

56.DIFICULTAD PARA LEVANTARSE EN LA MAÑANA. Implica una enorme dificultad que tiene el paciente para levantarse en la mañana.

Sindromo de las sábanas pegadas.

Las preguntas que siguientes se refieren a trastornos de la conducta.

57.ROBOS. Si en alguna época de su infancia tuvo tendencia a apropiarse de cosas que no le pertenecÌan.

58. JUGAR CON FUEGO. Si cuando niño le gustaba jugar con fuego.

59.BOCA SUCIA. Si tuvo o tiene tendencia a usar malas palabras o groserÌas.

Las preguntas siguientes se refieren a antecedentes familiares.

60.PADRES. SÌ alguno de sus padres ha tenido una epilepsia diagnosticada. A veces, en lugar de epilepsia se dice también que tiene un foco, o una lesión en el cerebro, o que el electroencefalograma le salió mal o con unas “rayitas”.

61.HERMANOS. Si los hermanos han tenido una epilepsia diagnosticada por médico.

62.HIJOS. Si alguno de ellos ha tenido una epilepsia diagnosticada.

Las preguntas siguientes se refieren a alguna consulta medica que puede ser tomada como sÌntoma de enfermedad.

63.CONSULTA POR NERVIOS. ¿ Consultó alguna vez al psiquiatra? Lo cual implica que sus nervios fueron tan importantes que fue necesario consultar a un especialista.

64.ESTUDIO CON ELECTROENCEFALOGRAMA. Si alguna vez un médico le pidió ese examen.

65.SI HA TOMADO MEDICAMENTOS DE TIPO FENOBARBITAL, EPAMIN, TEGRETOL O RIVOTRIL.

Para cualquiera de estas preguntas, cuando tenga respuesta positiva se le pide que haga un comentario, un desarrollo o relate algún hecho significativo.

Ponga el número, el enunciado de la pregunta y luego su explicación por escrito en su propio lenguaje.

Luego vuelva a leer las preguntas y si tiene dudas sobre las respuestas, pida al médico que se las aclare.

A veces es ˙til que este cuestionario se lea y responda entre dos personas, por ejemplo, padre o madre y hermano, o el paciente y un familiar.

Este cuestionario se encuentra confeccionado de tal manera que la respuesta positiva corresponde a la posibilidad de un diagnóstico de epilepsia.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Hola excelente este artículo, me gustaría recibir el/los cuestionarios para responderlos y enviárselos para que me dé su opinión, por favor, gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba