Opinión Nacional

Esperando unas nuevas elecciones

La ingenuidad, el optimismo “democrático” y/o la incapacidad de la oposición electoralista para descifrar el juego electoral del régimen, constituye en mi criterio, una de las tragedias del liderazgo de la oposición del país. La pesadilla que hoy estamos viviendo los venezolanos, también es la consecuencia de un liderazgo opositor que no ha podido, o no ha sabido, construir una política más allá de lo puramente electoral. Desde las tristes elecciones del Referendo Presidencial del 15 de Agosto del 2004, algunos venezolanos hemos vivido atrapados en el desconcierto, al presenciar como un liderazgo opositor después de denunciar fraude aquel día, concurre a las elecciones regionales del 31 de Octubre de 2004 en peores condiciones a las del 15 de Agosto de este mismo año, bajo el argumento de que se tenía que participar por cuanto no se podía dejar “los espacios” al régimen, pero sin que previamente se pelearan, las correcciones a las condiciones electorales, que un CNE totalmente parcializado y sometido al poder de Hugo Chávez, mantenía intactas; por supuesto, los resultados no pudieron ser peores.

En Diciembre del 2005 el liderazgo opositor decide abstenerse, bajo el argumento de que no existían condiciones mínimas de trasparencia electoral para concurrir a estas elecciones, y a uno se le ocurre preguntar, ¿y en las de Octubre del 2004. Si existían éstas condiciones? El resultado: más del 80% de abstención, ¿Pero cómo actúa entonces el liderazgo opositor con este resultado? pues nada, se queda ensimismado y contemplativo, es decir, no es capaz de desarrollar ninguna acción política utilizando como herramienta de movilización social, la abrumadora abstención obtenida. Esta paralización del liderazgo opositor, es clara evidencia de que no tiene otra política distinta a la puramente electoral. Así llegamos a las presidenciales del 2006 y nuevamente el liderazgo opositor se debate en ir o nó a las elecciones. Acción Democrática es el único partido que se niega a convalidar un nuevo fraude del CNE, pero los llamados liderazgos regionales se revelan en contra de la decisión de la Dirección Nacional del Partido. Fui testigo de excepción en el Zulia, de cómo los alcaldes de AD controlados por Manuel Rosales, se revelaron ante el Sec. General del Partido, Henry Ramos Allup y desconocieron la línea política del partido, ante la presión de su “liderazgo regional”. AD decide entonces, dejar en libertad de decisión a su militancia. Mientras esto ocurre en AD, Rosales se debatía en ser o nó candidato, en tanto existía diferencia jurídica entre sí tenía que renunciar o nó a la Gobernación del Estado, para poder ser candidato presidencial, hasta tanto, el CNE decidió que Rosales podía ser candidato presidencial sin renunciar a la Gobernación, desconociendo una resolución de la Sala Constitucional del TSJ que planteaba lo contrario, es a partir de este momento entonces, cuando Rosales decide ser candidato presidencial con los resultados ya conocidos. Como vemos pues, el liderazgo de la oposición se ha sometido a las condiciones electorales del régimen, bajo la tesis, de que aún en el país no se ha cerrado la vía electoral, pese a los signos de fraude evidente que han estado presentes desde el 2004 hasta nuestros días.

Hoy estamos en presencia de un liderazgo opositor debilitado y sin capacidad de respuesta a las arbitrariedades y violaciones que de la Constitución viene cometiendo el Presidente de la República, mientras tanto, el país se debate en los límites de un enfrentamiento entre los venezolanos; el liderazgo de la oposición continúa esperando unas nuevas elecciones para movilizarse, por cuanto Chávez no logrará apártalos de la “ruta democrática”

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba