Opinión Nacional

¡Esto no está para caerse!

Una alumna pregunta si el actual tambaleo, que lleva a pensar en inestabilidad y profunda crisis, puede conducir a la caída del régimen. Observa que cuando la protesta por el descontento crece, estalla la bomba del robo público-bancario de mayor alcance de  esta historia republicana y que tiene la sensación de que esto llegó al final. La respuesta no coincidió con su deseo.

Desde un inicio, el ‘proceso’ asume el compromiso de luchar contra la corrupción. Pero en ningún momento asumió el compromiso de ir más allá del ofrecimiento fraudulento y la complicidad.

Desde los expedientes Disip 99 hasta los de marzo 09  se aplica la fórmula del envío al archivo ‘para esperar el momento oportuno’.

¿Cómo y por qué  hace crisis ahora una situación que incluso llega a la Fiscalía  hace 4 o 5 meses (UN, 07/12/09, p. ).

¿Por qué se desatan  los demonios contra una corrupción oficialista ejercida durante diez años? ¿Por qué cae en desgracia una parte importante del propio entramado gubernamental y se mantiene aún a salvo el resto de las mafias-redes señaladas?

A lo largo del “período revolucionario” el golpista-presidente ha estado sentado sobre un nido de alacranes (Muller Rojas dixit). Como partido ha contado con una confederación de grupos con intereses encontrados que se mueven con base al acuerdo-negociación.

Pero en la medida en que crecieron las posibilidades de la ganancia y la acumulación se profundizaron las contradicciones.

En el presente ha estallado la implosión y cada uno de los “hermanos” está plenamente apertrechado. Aparte de los caídos en desgracia: Ricardo Fernández Barruecos, Pedro Torres Ciliberto y Arné Chacón Escamillo (que ‘arrastra’ a su hermano Jesse), hay muchos más nombres en los informes levantados.

Los niveles de la implosión pueden medirse por los testimonios que produce uno de los señalados, José Vicente Rangel (UN, 07/12/09, p.24).  Primero dice que lo han atacado ‘ladrones que juzgan por su propia condición’, que  …“optaron durante estos días por reventar la cloaca de su propia miseria y esparcir el detritus que circula por ella”..

Y en medio de este clima de máxima confrontación advierte que crece una protesta contra la falta de atención a los problemas de la comunidad. Una protesta que alcanza a todos los entes del Estado. …“A gobernadores, alcaldes, a los concejos municipales y comienzan a tocar a los propios consejos comunales. Del cuestionamiento no se salvan ni los funcionarios de la oposición ni los chavistas.”

Y esta es una situación muy delicada, porque de producirse un movimiento que saque a Chávez de Miraflores vendría una represión sin precedentes. Y por ello el señor JVR, ahora como Marciano (VEA, 07/12/09), le advierte a los chavistas que …“Aquí no habrá transición pacífica. No habrá respeto alguno por el caído. Lo que se planteará en el país es una política de sangre y fuego. No habrá consideración con nadie. Que se bajen de la nube de la ilusión los burócratas del chavismo de que habrá excepciones. No las habrá: la ultraderecha, que será la que se impondrá, el fascismo, la oligarquía y los asesores del imperio, no perdonarán a nadie.”  ¡Apocalipsis!

Ahí está la maquinaria de y para la mortandad que actuaría en defensa de la ‘revolución’ que hoy demuestra, que su máxima obra en diez años, es el robo y la destrucción para hacer de Venezuela un ex país cada vez mayor

‘Las oposiciones’ demuestran a la vez que no tienen capacidad o decisión para sacarle provecho a la implosión que hace del robo bancario un actor fundamental. Y por ello el régimen se recupera a paso de gran saqueador, para beneplácito de sus grandes burócratas,  y para que esto siga sin caer!

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba