Opinión Nacional

Fuerzas Armadas Venezolanas en contradicción

(%=Image(8841969,»L»)%)

“Para la instalación de la violencia armada en Venezuela, esta Ley Orgánica de Defensa es un punto de no-retorno”, dice la abogada Rocío San Miguel, en referencia a la ley que acaba de ser aprobada por la Asamblea Nacional. Esta permite la instalación de las Milicias Territoriales y Rurales, además de los Cuerpos de Combatientes, encargados de garantizar la integridad y operatividad de las empresas. San Miguel, que preside la asociación civil ‘Control Ciudadano’, conoce desde adentro estos temas de Defensa y Seguridad: trabajó durante 14 años en la Presidencia venezolana, hasta 2004, cuando tuvo que dejar el cargo por haber firmado el rechazo al referendo revocatorio. A pesar de ello, en círculos castrenses su nombre sigue resonando como ‘ministeriable’ para la Cartera de Defensa.

P: ¿Qué introduce esta Ley respecto de la versiones anteriores de 2005 y 2008?

Rocío San Miguel: Permite el regreso de las reservas a los componentes naturales de las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN). Es decir, con esta ley, la Milicia Nacional Bolivariana (MNB), como se le conocía desde 2005, deja de administrar las reservas del Ejército, Armada, Aviación y Guardia Nacional y se conforma en una estructura paralela, coadyuvante. Así, queda una milicia integrada por dos grupos: las Milicias Territoriales y los Cuerpos de Combatientes. Son estructuras, milicias no autorizadas por la Constitución, que configuran organismos paramilitares al margen de las FAN.

P: ¿Cómo se integran al sistema de Defensa?

RSM: Dependen directamente del Presidente de la República, con despliegue por todo el país y en base al concepto de ‘pueblo en armas’, algo presente desde 2002 en el vocabulario de Chávez. Esto permite la existencia de cuerpos armados ideologizados, para defender la revolución y romper con el principio constitucional de que las FAN no deben estar al servicio de partido político o persona alguna.

P: ¿Estas milicias ya pueden portar armas?

RSM: No hay información sobre el destino de las armas legales del Estado ni tampoco hay cifras que den un registro fiable del desarme, que en Venezuela no existe. En los últimos años proliferaron grupos armados al margen de la ley y con la aquiescencia del Estado, como los colectivos sociales La Piedrita, Alexis Vive, Tupamaros, Fuerzas Bolivarianas de Liberación -que operan en el centro del país- o los Círculos Bolivarianos, que en el pasado empuñaron armas de manera pública y notoria. El propio presidente de la comisión de Defensa de la Asamblea Nacional, Juan José Mendoza, admite que existen en Venezuela entre 9 y 15 millones de armas ilegales en manos de civiles. Además, desde el gobierno (en los hechos, el ministro de Agricultura) ya se promueven las Milicias Rurales, combatientes que en poco tiempo derivarán en milicias urbanas.

P: ¿La nueva ley permite que haya extranjeros en las milicias?

RSM: La ley es ambigua: permite el ingreso a la milicia territorial a “ciudadanos/as” y no se refiere a “venezolanos/as”. Esto es preocupante frente al contexto de Colombia, en donde finaliza un conflicto con la desmovilización de paramilitares y guerrilleros. Estos elementos podrían terminar formando parte de las milicias bolivarianas.

P: ¿Cómo es la situación interna de las FAN? Se habla de diferencias entre los ‘oficiales’ y los ‘oficiales técnicos’…

RSM: Hay una situación de profundo malestar, fruto de varias etapas en la descomposición de las FAN. Primero, la acelerada desprofesionalización y a la vez creación de un cuerpo paramilitar. Segundo, la conversión de suboficiales, miles de ellos, que ingresaron en los últimos años con el rango de ‘oficiales técnicos’. Que no sólo pasan a equipararse con los oficiales egresados de las escuelas de formación militar, sino que en algunos casos, hasta pasan a ser superiores de ellos. Esto trajo conflictividad interna sobre todo en la Aviación y la Armada. Y rompió con el principio básico de la disciplina, de la obediencia y la subordinación, piedra angular de los ejércitos contemporáneos democráticos. Ya hay entre 800 y 1000 oficiales separados de sus cargos por ser vistos como destitucionales. Y quizás por sólo habérseles movido un músculo de la cara mientras escuchaban un discurso político del presidente Chávez.

P: ¿Podrían llegar a ser alternativa de poder?

RSM: No existe la posibilidad de un golpe militar en Venezuela porque hay una ausencia real de alternativa de poder político. Pero se podría generar un escenario de guerra de baja intensidad entre esos nuevos factores que están destruyendo las FAN y los propios miembros profesionales.

P: Si en las elecciones legislativas de 2010 venciera la oposición a Chávez, ¿tomarían las FAN partido?

RSM: Las FAN son un reflejo de la sociedad de Venezuela, donde hoy no existe una alternativa real de poder. No cabe la menor duda de que las MNB tienen como función inmediata el control de las elecciones de 2010. En el mediano plazo, estas milicias estarán para defender la revolución y en el largo, competir con las FAN en el control del orden interno en el país.

P: ¿Cuál es el liderazgo de Chávez dentro de las FAN?

RSM: Chávez tiene un control de las FAN a través de unos 300 hombres en los puestos de poder de fuego. Y lo hace con una lógica de privilegio y favoritismo, que al mismo tiempo socava la legitimidad de ese control. Hizo más: en 2008, le dio una prorroga a los oficiales compañeros de su promoción. Lo hizo para que controlasen a las promociones formadas en los principios y valores democráticos durante los 80. Esos son los oficiales que en los próximos 5 años liderarán las FAN y quienes podrían traer un momento de tensión máxima, además de un fuerte dolor de cabeza al Presidente.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba