Opinión Nacional

¿Fusiles para qué?

Los gobiernos militaristas son propensos a armarse en forma desmedida y a justificar esa política armamentista con el falso argumento de enfrentar una supuesta invasión foránea. Llegan hasta utilizar el eufemismo que sus compras son para garantizar la paz. Sólo falta que digan que las lanchas artilladas son para proteger las especies marinas o que los fusiles para colocar claveles. El infortunio del régimen es que esos cuentos, ni los chinos residentes en el país se los creen.

Se sabe que el destino de esas armas es reprimir a aquellos que se atrevan a enfrentar al régimen con acciones de calle. La represión no es nueva, se vivió durante las protestas del 2002, el 2003 y el 2004 de la cual dan cuenta las docenas de muertos y los cientos de heridos como resultado de aplicar la fuerza contra el civismo ejercido en aquel entonces por la población.

Claro que no se puede, indiscriminadamente, abusar de la represión mediante el uso de la fuerza. Mientras no haga falta, el régimen aplicará otras formas tan eficaces de control. En estos días hemos presenciado como se violan las leyes y las normas vigentes para negar la realización o la transparencia de procesos electorales, para meter en la cárcel e inhabilitar a destacadas figuras de la oposición, para impedir a ciudadanos corrientes su derecho al trabajo o a los trabajadores el cumplimiento de su contratación colectiva.

Medidas represivas que saben ocultarse detrás de un seudo estado de derecho, se constatan con la desocupación exigida al Correo del Caroní o las amenazas de quitar las concesiones proferidas por el propio teniente coronel en uniforme y exhibiendo en sus manos uno de esos nuevos fusiles para reprimir.

¿Armas para qué? nos preguntamos cuando empleo y viviendas dignas brillan por su ausencia. ¿Armas para qué? repetimos indignados cuando el desayuno y el almuerzo en las escuelas ha quedado para escasos niños. ¿Armas para qué? gritamos a voces cuando la delincuencia, el sicariato y el narcotráfico actúan con desenfado frente a una policía mal equipada y peor entrenada. ¿Armas para qué? reclamamos a los inventores de guerras que sólo existen en sus mentes enfermas. No puede haber conclusión diferente a la conseja que dice que esas armas y esos fusiles son para reprimir las manifestaciones populares en territorio patrio.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba