Opinión Nacional

Génesis

 Las redes sociales se tiñen con imágenes sobrecogedoras de heridas y muerte, de sangre viva y piel martirizada,únicas respuestas a las demandasde los manifestantes que,sin esperanza, como en El proceso de Kafka, llaman inútilmente ante las puertas de la Ley y la justicia.La suma de disparos, tortura y humillación contra estos jóvenes es de tal ensañamiento, que no pareciera provenir de gente de un terruño común; difícil entender que se trate de venezolanos contra venezolanos. Luce mas como la acción de quienes no reconocen el prójimo al que agreden, recuerda la crueldad impasiblede aquellas huestes de moros con las que Franco asaltóExtremadura al inicio de la guerra civil española. No puede sorprendernosel comentario de que hay extranjeros dirigiendo o actuando directamente en este teatro de represión y violaciones.

Entre las incontables imágenes que han quedado selladas en nuestra memoria, nos persigue la conmovedora escena en la que Génesis, esa esplendorosa muchacha valenciana de 22 años, va dejando la vida en los brazos de un parrillero de moto en el camino a un hospital que nada pudo hacer por ella. Creo que todos sentimos en nuestros brazos el mismo peso y el mismo dolor de aquel cuerpo, que sintió el joven que la auxilió. Sería una vergüenza olvidarla. No podemos resignarnos a que Génesis, cuyo nombre significa origen, se convierta en final. Tampoco podemos olvidar a ninguno de los demás jóvenes que han caído y se cuentan ya por decenas. Ni a los heridos o torturados. Temblamos de pensar que su sacrificio pueda ser inútil.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba