Opinión Nacional

Gitanos On the rocks

-Es el diamante más grande del mundo (J.A.Buendía)

-No -corrigió el gitano-. Es hielo. (Melquíades)                                                   

“Cien Años de Soledad”

                No se sabe con exactitud su origen, si bien la mayoría de los académicos suponen que se trata de un grupo étnico proveniente de algún territorio entre La India y Pakistán que llegó a Europa en el siglo XV, para deambular a lo largo de su territorio, evitando la asimilación a sus pueblos. Originalmente los llamaban “egiptanos” por la creencia generalizada de llegaron de Egipto, pero luego los llamaron gitanos o zíngaros, y por sus características de comunidad endógena y hermética, sus prácticas rústicas y el hecho de ser nómadas, lo cual los ha acostumbrado a ser desaliñados y a pernoctar en lugares sin mínimas condiciones higiénicas, han originado estereotipos de ser vagabundos, ladrones y timadores.

            Lo cierto es que 10 de unos 12 millones de gitanos en el mundo se movilizan por países europeos, y hablan diversos dialectos de un idioma indoeuropeo llamado romaní (por lo cual prefieren ser llamados romaníes) y  su cultura, que con devoción transmiten de generación en generación, no armoniza con la de la vida urbana contemporánea, por lo cual, sus rasgos de identidad se confunden entre mitos y realidades que en occidente son difíciles de distinguir.  De ahí la mala fama que tienen desde hace siglos – que incluye el mito de haber sustraído uno de los cuatro clavos preparados para la crucifixión de Jesús, causándole mayor sufrimiento – y que su destino sea parecido al del pueblo judío: expulsiones, persecuciones, masacres y genocidio (extermino por ser quienes son), pues más de un millón fallecieron en Auschwitz.

En su conciencia histórica está el recuerdo de edictos de expulsión decretados por los reyes de Escocia, Inglaterra, España y Francia, etc., lugares en donde además fueron sometidos a horribles torturas por considerarlos escoria humana y practicantes de la magia negra, y es por eso que la mayoría se alojó en Europa Oriental, especialmente en Bulgaria y Rumania, en donde pudieron vivir, pero en su mayoría, fuera de las grandes ciudades.

Hoy, comunidades de gitanos franceses cuyo origen es balcánico, son enviados en masa por el gobierno de Sarkozy a los lugares de origen de sus antepasados, según las autoridades en deportaciones “voluntarias” de quienes aceptan irse a cambio de un pasaje y dinero, y según algunos medios de comunicación, forzadamente. La razón de fondo de esta decisión ocurre porque la libertad de circulación de los ciudadanos de  Bulgaria y Rumania, miembros de la Comunidad Europea desde 2007, les otorgará plena libertad de circulación a fines de 2011.  Hasta esa fecha, aquellos que están en Francia por más de tres meses, sin permiso de trabajo, son ilegales.

¿Derecho de un país a combatir la inmigración ilegal, xenofobia, demagogia contra una etnia percibida como indecente? ¿Los expulsan por ser extranjeros o por ser, precisamente gitanos?  Los romaníes saben desde hace tiempo que aquello que luce como un diamante, puede ser hielo, y por eso desconfían de todo aquello que luce inalterable, como la libertad, igualdad, fraternidad, y comprenden que son conceptos que con el tiempo, pueden descongelarse.
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba