Opinión Nacional

Golpe versus Golpe

Hoy es el “Día de la Dignidad Nacional”, instaurado hace algún tiempo por el teniente coronel autopromovido a Comandante en Jefe Militar, mas allá de su cargo de Comandante de las FF.AA. como constitucional y legítimamente elegido Presidente de la Republica. El PSUV esta preparando una serie de actos, anunciada el lunes por el Primer Vice-Presidente de la Asamblea Nacional Darío Vivas. Se trata de conmemorar el fracasado intento de golpe militar del 4 de febrero de 1992, encabezado por Chávez y otros cuatro tenientes coroneles: Acosta, Arias Cárdenas, Ortiz (muerto en 1995 en un accidente automovilístico en Paris) y Urdaneta.

Desde hace algún tiempo para esta fecha, Chávez y su aparato propagandístico han introducido en la discusión otro “golpe” de Estado: el del 11 de abril de 2002, esta vez contra el Presidente Chávez, también fracasado y, de paso, declarado “vacío del poder” por el Tribunal Supremo de Justicia unos tres años más tarde. Esta sentencia no ha sido anulada, si mi memoria no me falla, pese a todos los intentos de lograr su revocatoria.

Dos golpes diferentes, tanto en sus orígenes, en sus ejecutorias y en sus resultados. El primero surgió de una conspiración de larga data. El propio Chávez, ya Presidente, ha reconocido en uno de sus sermones dominicales, que inició su actividad subversiva contra la mal llamada “cuarta republica” en 1976. Posteriormente, la extendió, sobre todo en la década de los 80. Ganó un papel de liderazgo, sobre todo en un grupo numeroso de jóvenes oficiales. Para finales de esa década, ya tenía preparado el plan del golpe que, por diversas circunstancias, no pudo realizarse antes. Su objetivo fue derrocar el gobierno del Presidente Carlos Andrés Pérez, aun corriendo el riesgo de su muerte.

Le ejecutoria del golpe fue típicamente militar: ataques a objetivos considerados importantes en las diversas ciudades. En Caracas, las tropas insurgentes atacaron el Palacio de Miraflores, luego la Casona y el aeropuerto de La Carlota. Hubo también combates alrededor del Comando de la DISIP en el Helicoide. Sin embargo, los insurgentes no incluyeron en sus objetivos el Fuerte Tiuna, razón por la cual se pudieron organizar allí las tropas leales a la Constitución y el gobierno y preparar una exitosa contra-ofensiva.  El golpe terminó con su comandante en Caracas, Hugo Chávez, refugiado en el Museo Militar, donde percibió el fracaso y decidió su rendición: “No hemos logrado nuestro objetivo, por ahora.”

Los resultados son de todos conocidos, siendo las más graves consecuencias un mayor resquebrajamiento del consenso democrático que estaba en marcha desde años antes del golpe, además del gran numero de muertos. La paulatina destrucción de la Republica después de la elección de Chávez en 1998 es quizás y a la postre el más nefasto resultado.

El “golpe” del 11 de abril de 2002 sigue estando envuelto en secretos. Lo que se sabe es que el Presidente Chávez convocó el día anterior al Comando Mayor Conjunto para proponer la aplicación del Plan Ávila contra la manifestación convocada por la oposición para ese día. Los altos oficiales negaron la proposición. La masiva manifestación tuvo lugar y marchó hacia el Palacio de Miraflores. En sus cercanías fue atacada por francotiradores desde los techos de los edificios y por la Guardia Nacional. En la noche del 11/4, el General Rincón leyó un comunicado del Alto Mando Militar y anunció que Chávez había aceptado su demanda de renunciar. Al día siguiente, las “hordas bolivarianas” organizaron grandes concentraciones y exigieron el regreso de Chávez. Este había sido “liberado” por un comando militar. En la tarde, se presentó en cadena y reconoció que había cometido errores, prometió la creación de una “Comisión de la Verdad” (que jamás se constituyo) y anunció cambios en sus políticas.

El resultado, perverso si se quiere, fue que el teniente coronel logró atornillarse en la silla presidencial para muchos años más, hasta hoy. ¡Feliz día de la Dignidad Nacional!     

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba