Opinión Nacional

Guerra, guerrilla, guerrita 2

La naturaleza de la guerra ha cambiado. En la denominada era modera dos nuevas categorías de conflictos bélicos: la guerra aérea (que incluye armas nucleares y guerra de las galaxias) y la guerra de guerrillas complementaron los tipos tradicionales de guerra: naval y terrestre.

Naval: En la clásica guerra naval, fijar y utilizar controles de rutas marítimas y estrechos fue decisivo para ganar poder en tierra y aire, razón por la cual se mantuvieron grandes flotas en el Atlántico y en el Pacífico, tal vez, ahora en el Caribe. La vigilancia y el control de rutas marítimas también fueron y son importantes para proteger y desplegar provisiones y tropas, tanto en tiempos de paz como de guerra.

Recordemos que el desarrollo tecnológico ha influido en la forma de conducir la guerra. No olvidemos, desde muy atrás, el hundimiento de la Armada Invencible española y el uso del cañón de precisión con gran poder de penetración, lo cual implico un cambio total en la batalla naval.

Terrestre: El terreno dictaba el tipo de batalla que podía librarse, los tipos de armas que se usaban, los tipos de tropas y el modo de avanzar. Hoy se han desarrollado más y más sistemas de armas, algunos de los cuales superan las limitaciones del terreno. Siempre, para alcanzar el objetivo hay que enfrentar al enemigo sea quien sea.

Aérea: El control aéreo fue importante para la vigilancia terrestre. Para evitar que el enemigo ataque las propias fuerzas, la vía más práctica era destruir su aviación antes de que ella pudiera golpear; tener la supremacía aérea significaba disuadir al enemigo de volar, mientras que a su vez uno tiene la posibilidad de hacerlo. El programa norteamericano de la guerra de las galaxias se orientó, en sus inicios, hacia el dominio del espacio aéreo para tener ventajas estratégicas en tierra. Hoy los satélites y “nuevas armas” ampliaron esta visión.

Guerrillas: Tomemos como definición la mas común:…”son guerrillas las operaciones bélicas realizadas en un territorio ocupado por el enemigo, por personas armadas que no integran un ejército organizado, que combaten dispersas en unidades móviles y que prefieren los métodos de ataque sorpresivo, emboscada y sabotaje”… Hasta hace poco tiempo se consideraba que en la guerra de guerrillas, el objetivo inmediato no era ganar una batalla decisiva, sino por medio de pequeñas unidades independientes infligir a las tropas enemigas graves daños y desmoralizarlas. Tal estrategia fue útil cuando el enemigo tenía un poder combativo superior y el terreno elegido permitía librar una lucha como esa. Recordemos la guerra chino-japonesa cuando Mao Tse-tung la inició; a Vietnam en donde se empleó una guerra de guerrillas bastante eficaz.

La guerra de guerrillas mostró el uso que se podía hacer de la estrategia militar en la estrategia política. Este instrumento fue aplicado para lograr objetivos políticos, como en los casos de la descolonización y la lucha de clases. Mao Tse-tung echo mano de la guerra de guerrillas en zonas rurales como instrumento para la liberación, en contra de regímenes coloniales y neocolonialistas. La guerrilla urbana fue implementada en Uruguay (tupamaros) para debilitar la sociedad industrial de sus ciudades. Sin embargo, al final, salvo la guerra de guerrillas, la teoría básica sobre los cuatro tipos de conducción de la guerra es semejante.

¿Cuál es la nueva naturaleza de la nueva guerra que plantea este nuevo Sultán? ¿Cuál es su nuevo invento, su nueva tecnología, etc., para cambiar, ahora, la naturaleza de la guerra y la teoría básica de la misma y aplicársela a la sociedad venezolana y a su política? ¿Cuál es el beneficio para los venezolanos y para el resto de habitantes de este planeta? ¿Quién lo amarra? ¿Acaso nos estamos tropezando con un nuevo caso de “ego solus ipsus” (“solamente yo existo”) que no habíamos captado? ¿Solipsismo en estos momentos y en esta época en donde él habla tanto de socialismo, comunismo a lo primitivo? ¿Se esta repitiendo el caso raro de una creencia metafísica según la cual esta tan seguro de que cuanto existe en su mente y cuanto existe en la realidad es lo mismo y de que siendo así, todos los objetos, personas, etc., serian producto de su propia y exclusiva mente y/o es una enfermedad? ¿Por eso no respeta ninguna ley ni los bienes de todos los venezolanos y los regala como le viene en ganas? ¡Uyuyui! ¡Ojo! Y lo insólito: ¿Por qué dejamos que lo siga haciendo?
“La democracia es la necesidad de doblegarse, de vez en cuando, a las opiniones de los demás”. Winston Churchill

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba