Opinión Nacional

¿Hasta cuando podemos soportar?

En estos momentos de ambiente político verdaderamente en torbellino, los venezolanos estamos cansados de tanto discurso soez por parte del señor presidente que no deja de insultar a cuanto ciudadano le adversa. Insulta a la iglesia, insulta a los estudiantes, insulta a los profesores universitarios, insulta a las fuerzas armadas, insulta, incluso a sus propios ministros cuando los regaña de manera desesperada porque la bestia que está en el poder no sabe de debate y mucho menos sabe tratar con tolerancia a los demás.

Entonces, ¿por qué los venezolanos debemos ser tolerantes con este milico, orate, corrupto, facistoide y soportar que arruine el futuro de todos porque a él le da la gana? No se admite, punto. Pero lo mejor del caso es ver como muchos de sus grandes compañeros de armas se alejan de semejante personaje como el Ex general en jefe Baduel que durante mucho tiempo fue uno de sus arlequines preferido.

Francamente estamos en el deber de votar en contra del NO, al cambio de Constitución del Estado. Por su puesto se pretende un golpe de Estado. Lógico el cabito es un golpista por naturaleza y su grupúsculo de chupa medias lo siguen con tal de no perder sus puestos de poder y seguir chupándole el glande de los petrodólares. Un grupo de ladrones, y malándros en el poder. Los podemos encontrar en la Asamblea Nacional, en el Tribunal Supremo de Justicia, en los ministerios, en muchas gobernaciones y alcaldías, además del Consejo Nacional Electoral.

Por todo ello está reprimiendo las manifestaciones, está buscando la manera de callarnos la boca, por el fraude constituyente en curso. ¡Lógico! salen los jala mecates del chavismo del comando Zamora desesperados por las palabras de Baduel demostrando el miedo que los persigue porque es claro como se le está saliendo de las manos el país. No quieren entender que la mayoría de los ciudadanos en Venezuela no quieren esa constitución, simplemente porque la gente no entiende, no sabe sobre ese cambio constitucional y además está cansada de tanta retórica marginal e intrusa populista y totalitaria. Un discurso comunistoide que nadie soporta.

Además el orate no es ningún socialista, es un reaccionario.

Este desgobierno que se mantiene en el poder sin gobernar ya no se soporta, ya es inviable y sobre todo como resultado de lo anterior en Venezuela se recrudece la antipolítica, fenómeno inscrito en tipos de gobiernos populistas-autoritarios, en donde se niega todo consenso, y su distinción básica es el antipluralismo. Actitud esta que por el desprecio a toda discusión política racional coherente y de respeto a la autonomía de las instituciones, viola todo fundamento jurídico.

Es un lenguaje y práctica que no se adaptada a los preceptos constitucionales. Además son “cualidades” inherentes a todo populismo autoritario, que valiéndose de su poder carismático que se tiene, o se haya tenido, se propone desde el ejecutivo acabar con la mediación entre el pueblo y la jefatura política.

Y como bien señalara hace ya tiempo ese gran pensador español José Ortega y Gasset a sus suscriptores en su reflexión, La democracia Morbosa, en el Espectador: (1917) “La democracia, como democracia, es decir, estricta y exclusivamente como norma del derecho político, parece una cosa óptima. Pero la democracia exasperada y fuera de sí, la democracia en religión o en arte, la democracia en el pensamiento y en el gesto, la democracia en el corazón y en la costumbre es el más peligroso morbo que puede padecer una sociedad”.

El señor presidente ya no goza del carisma y la popularidad con que contó en un comienzo debido a sus 9 años de repetidos fracasos, tanto políticos como económicos. Y su instinto destructor, que ha promovido la violencia, acabó con ese mito dentro del Chavismo en el cual Chávez se creía el gran líder al que toda la ciudadanía apoyaría.

A Chávez le basta ser el Ave Fénix tropical que pretende durar hasta el 2031, se relaciona con cuanto dictador existe en el mundo, y su culto es a la Cuba castrista. Pero su patria Venezuela le queda pequeña, y ha de creerse la reencarnación de Bolívar.

Pero la leyenda del Fénix, concierne sobre todo a su muerte y resurrección. Es un ave única y por lo tanto no puede reproducirse como los demás animales. De esa megalonamía se recrea creyéndose la reencarnación de Bolívar que camina por América Latina. De la razón de la sin razón castrista amenaza cuanta ideología política le adversa a su mal llamado proyecto del socialismo del siglo XXI en nada cónsono con las realidades políticas y económicas actuales.

Pretendiendo un cambio constitucional a su medida, es la base primigenia para la destrucción del Estado de Derecho y de la democracia representativa y pluralista. En fin, un ex – país, quebrado, que se mantiene por los altos precios del barril de petróleo, sin instituciones democráticas, sin un rumbo claro de futuro es inadmisible para el futuro de los jóvenes y por ello están protestando. Pero también protesta toda la nación cansada y obstinada de tanto abuso por parte de estos delincuentes en el poder con su grupo de traficantes de ideas. Por eso está el dictadorzuelo con los esfínteres a punto de explotar. Porque simple y llanamente los venezolanos no soportamos más los desplantes y locuras del megalómano.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba