Opinión Nacional

Hipocorístico

A mucha gente le causa curiosidad la palabra hipocorístico. Muchos lectores me preguntan su significado y, sobre todo, su origen. El DRAE lo define de la siguiente manera: “hipocorístico. Dicho de un nombre: Que en forma diminutiva, abreviada o infantil, se usa como designación cariñosa, abreviada o eufemística…”. Se trata, pues, de un nombre familiar, que sustituye al nombre de pila. Casi siempre son de tipo general, que se aplican a determinados nombres, con independencia de quien lo lleve. A los José, por ejemplo, se les dice Pepe, Che, Cheo, y en femenino Chepa, Pepa, Pepita; Paco, Pancho, Quico y Chico es Francisco, y su femenino es Paca. Con Chucho designamos a los Jesús, que pueden ser también Chu, Chus, Chuy y Chúo, y en femenino Chucha. A Carlos le decimos Carlucho; Lucho y Lucha a Luis y Luisa; Memo a Guillermo, y también Guillo y Guille; Meche, Mecha, Chea y Cheíta equivalen a Mercedes; Charo y Charito son Rosario; Mon y Moncho sirven para Ramón; Toño para Antonio, y Toña y Toñita para Antonia y Antonieta; Gus es Gustavo, y también Tavo; Beto es Alberto, Goyo es Gregorio, Lipe es Felipe; Rigo y Berto sirven para Rigoberto; Beto para Alberto, Robi para Roberto, Sebas para Sebastián, Ali para Alicia, Carmucha y Carmita para Carmen…

Hay hiporísticos compuestos, correspondientes a nombres dobles: Chema (José María o José Manuel); Pema (Pedro Manuel o Pedro María); Pepelucio (José Luis); Mayte (Marìa Teresa); Mariluz (María de la Luz)…

A veces el hipocorístico es muy personal o familiar, aplicable al nombre de una persona determinada, y no a todos los que llevan ese nombre. A mi hijo mayor, que se llama José Carlos, en familia lo llamamos Tacalo, que es la forma como le decía su hermano menor cuando estaba muy pequeño.

Coro es, sin duda, el lugar de Venezuela donde más se usan los hipocorísticos. De mis lejanos tiempos en esa ciudad, donde en 1950 me inicié como profesor en el para mí memorable Liceo Cecilio Acosta, recuerdo, entre muchos otros, los siguientes: Manche (Guzmán), Fay, Fayito (Rafael y Rafaelito), Mundo (Edmundo y Osmundo); Pache (Pablo José), Danche (Daniel)… Casi no hay coriano o vecino de esa ciudad a quien no se conozca por un hipocorístico, y muchas veces se ignora su nombre verdadero.

No debe confundirse hipocorístico con apodo o I>sobrenombre.

Hipocorístico viene del griego hipocoristikós, que significa acariciador, que a su vez viene de hypocorizomay, que significa imitar el lenguaje infantil.

Oiga de lunes a viernes, a las 11,10 a.m., el micro CON LA LENGUA EN ONDA, por RADIO ONDA 107.9 FM, la superestación, en el programa de Mari Montes.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba