Opinión Nacional

La atracción de la bofetada

Las últimas noticias sobre el proceso electoral que debe tener lugar en agosto para escoger a las autoridades municipales, le ha informado a la oposición venezolana de las amenazas del gobierno, que establece un gran ojo tipo big brother sobre la institución del voto secreto, determinando a su antojo los límites de las circunscripciones electorales. Quién decida ir a votar contra el gobierno, lo hará en unas condiciones signadas por la amenaza y la sospecha.

La sospecha del votante es que su voto será inmediatamente escrutado, clasificado e irá a rellenar el ya grueso expediente de los recalcitrantes, en donde están registrados los dos firmazos y el referéndum. En Venezuela, como todo el mundo sabe, ese es un trazo que te marca no sólo como opositor, sino como paria en cualquier gestión pública, desde sacar una identificación válida para circular por el país o salir de el, hasta hacerte sujeto activo en negocios con el gobierno.

En cuanto a amenazas, ya sabemos que el asunto no se queda en el voto. La lista de Luis Tascón, quemada en CDs a la venta frente al (%=Link(«http://www.cne.gov.ve»,»CNE»)%), usada en todos los ministerios para seleccionar personal y usada a su arbitrio para los jerarcas del régimen, sigue siendo una espada amenazante para quiénes reflexionan sobre los años en que los opositores pueden quedarse como muertos civiles,mientras el gobierno pareciera consolidarse con cumbres presidenciales donde recibe el aval del gobierno español y el brasileño para comprar armas.

Queda por decidir a la oposición qué hacer. Si seguir reculando. Es decir, ir a caminar de rodillas en una réplica de Canosa, para que Chávez los perdone, lo que significa ir a retirar el nombre de la lista , pagar dos millones de bolívares para que alguien en ejercicio de uno de los nuevos empleos de la república, lo saque de por algunas horas del Index. También cabe abjurar públicamente dándose golpes en el pecho al estilo católico, declamando las maravillaas no descubiertas del gobierno bolivariano.

O la otra. Que me parece la más decente, es hacer como otros pueblos acosados por los verdugos de la izquierda o de la derecha, que decidieron contarle al mundo que ellos sí son de oposición, que ellos sí votaron contra el gobierno y llenarle las urnas al CNE de votos de oposición, para que por lo menos tengan el trabajo de hacer trampa de nuevo.

Este es el verdadero debate personal de los opositores. Debo decirles que aún me tienta la abstención, pero que me atrae muchísimo la bofetada.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba