Opinión Nacional

La Comunicación Social: Sustrato del desarrollo

Precisamos de una pedagogía de comunicación con
que vencer el desamor acrítico del antidiálogo
Paulo Freire

En muchas oportunidades, llegamos a obviar lo que realmente es importante .Y básicamente ocurre, porque la utilidad es una condición que llegamos a postergar cuando se nos hace común, generando una costumbre que ocasiona, en la cercanía con la situación objeto, la falta de apreciación de su real valor. Tan cerca podemos estar de una montaña, que no alcanzamos realmente a percibir sus proporciones. Vale decir, nos falta en esas oportunidades, una apreciación valorativa que nos ayude a mantener en perspectiva nuestra opinión al respecto.

Así ocurre con la Comunicación Social.A pesar de la importancia creciente que ha venido adquiriendo progresivamente en la Historia de la Humanidad, todavía no se le reconoce el ser la protagonista esencial de la evolución humana, la cual más allá de biológica es esencialmente cultural. Cuando hablamos de Comunicación Social, estamos hablando básicamente de evolución cultural, el tesoro mas preciado de la Humanidad, de la cual ha sido principio activo.

Al propio tiempo, en la medida en que la Comunicación Social fue posible, en esa medida pudieron crearse y difundirse los conocimientos que dieron forma a todas las civilizaciones, las cuales crecieron y se nutrieron de la capacidad que tenían para propiciarla entre etnias y grupos humanos diferentes.

Sin Comunicación Social no hay desarrollo. Desarrollarse es pasar de un estado actual conocido e insatisfactorio a uno superior, en forma sostenida, armónica y difusiva. Este tránsito requiere un esfuerzo multisectorial deliberado y permanente, que sobrepasa los marcos institucionales y las capacidades operativas de una entidad o grupo aislado; de ahí que requiera la aplicación idónea de la Comunicación Social para obtener una actitud positiva y la participación sinérgica, consciente y organizada, entusiasta y generosa.

Estrecha es la relación de la imagen, el arte y el lenguaje verbal con el desarrollo de la cultura como motor de la evolución y generadora de nuevas formas de comunicación humana.

De hecho, hoy día, es a la Comunicación Social que se le debe la formulación del concepto del Desarrollo Sostenible como única alternativa posible para salvar a la especie humana, siendo conceptualizada entre los lineamientos de organismos internacionales, en programas académicos, en la fundamentación de las ayudas económicas de las Organizaciones no Gubernamentales a los países del Tercer Mundo, en los discursos de los políticos e incluso de los medios masivos de comunicación. .

Participar implica compartir la acción, por eso se ha identificado como un aspecto esencial para involucrar a la población en el cambio integral que se precisa en función del diseño y realización de ese mañana común. Pero la participación también se aprende, no es algo que podamos hacer naturalmente por instinto, es preciso estimularla, promoverla.

El intercambio de ideas, de preocupaciones, de alternativas permite reflexionar acerca de la realidad compartida y mirar juntos hacia el horizonte como una meta a alcanzar.

Para algunos la necesidad de establecer nexos entre ambos términos, llegó a través de experiencias de desarrollo en las que los recursos comunicativos se convirtieron en una urgencia, otros partieron de reflexiones conceptuales, de las relaciones entre teoría y práctica, quizás hasta hubo un poco de intuición. De uno u otro modo, la comunicación, como un derecho humano universal y fundamental ha sentando sus bases en la praxis cuando se ha tratado de proyectos de desarrollo.

De esa manera, la Comunicación Social ha abordado el intento de informar sobre las vías posibles para alcanzar el desarrollo, el cambio social, abordar las ventajas de esas propuestas, incentivar las iniciativas fundamentalmente locales y sugerir que la población ofrezca su apoyo, que se sensibilice con esta aspiración.

Sistematizar saberes en este campo devuelve una multiplicidad de sentidos, funciones, escenarios, actores, que difieren por la jerarquía que les dan a los momentos y componentes del proceso comunicativo y la concepción que hay tras sus prácticas. Por el rol social que desempeña la comunicación –y que se vislumbra cada vez más trascendental- es un tema que rebasa el plano académico y alcanza dimensiones políticas
Si la comunicación es reducida a la transmisión de informaciones, los emisores cuentan con una mayoría de receptores dependientes de su poder en una sociedad vertical y unidireccional, autoritaria. Si por el contrario, se tiene en cuenta la capacidad de intercambio y de diálogo que puede estimular la comunicación, entonces las posibilidades de participación de cada ciudadano son más reales en la sociedad, y ésta adquiere un sentido más democrático.

La complejidad de la comunicación, entendida como un proceso en el que intervienen dos o más seres o comunidades humanas que comparten conocimientos, experiencias, sentimientos y construyen significados comunes; aunque sea a distancia, a través de medios artificiales, que les permiten establecer relaciones entre sí y pasar de la existencia individual aislada a la existencia social comunitaria, ha motivado miradas múltiples desde diferentes niveles: masivo , institucional, comunitario , intra e intergrupal o interpersonal, cada uno, con características muy específicas, que favorecen o frenan la concepción transmisiva o la participativa de estas prácticas.

Las necesidades de la comunicación en una sociedad democrática deberían satisfacerse mediante la extensión de derechos específicos, tales como el derecho a ser informado, el derecho a informar, el derecho a la intimidad, el derecho a participar en la comunicación pública, el derecho a saber, el derecho a transmitir, el derecho a discutir, el derecho a la vida privada, elementos todos de un concepto nuevo: el derecho a comunicarse.

De cuan amplio y vigoroso sea el derecho a comunicarse, depende en mucho la prosperidad del individuo, de la comunidad, del país y del concierto de naciones que pueblan nuestra globalizada geografía planetaria.

La Comunicación Social del conocimiento aplicado constituye la clave del desarrollo. Es por ello que los comunicadores sociales, los creadores de civilizaciones al portar sus lenguajes e íconos y difundirlos en palabra e imagen en todas sus manifestaciones, idiomas y códigos, tienen un lugar de vanguardia en la conducción de una sociedad mas integrada, solidaria y plena.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba