Opinión Nacional

La gran coalición

La preocupación es mundial. A los suramericanos y particularmente a los países andinos, nos toca muy de cerca. Una izquierda retrograda, inspirada en lo peor del marxismo-leninismo, del castro-comunismo cubano, en las trágicas experiencias de Guevara, en el maoísmo chino y en algunas otras realidades, se combina con estructuras del crimen organizado para subvertir el orden regional y mundial. Una gran alianza para regresar a décadas pasadas, de oprobio y violencia. Es una realidad. Tiene organizaciones que desde gobiernos u oposiciones, trabajan para alcanzar sus maléficos fines. Disponen de recursos infinitos provenientes del dinero negro que maneja a su antojo Hugo Chávez, del narcotráfico en las diversas etapas del negocio, del lavado de dinero de origen ilegal, del tráfico de armas, del contrabando y de cuanto puede generar la audacia de los protagonistas del proceso.

Regresamos a finales de los cincuenta, a los sesenta, a los setenta. La misma retórica anti-yankee, el discurso de los “no alineados”, la alianza América del Sur con África, el Sur explotado contra el Norte explotador, la satanización del mundo hebreo y la santificación de los islámicos radicales. Revolución para liberar a los explotados del mundo. Es la revancha de los derrotados de entonces. Plantean la lucha en términos de guerra existencial contra los valores y principios fundamentales de nuestra cultura. Consiguen aliados. A veces encubiertos disfrazados de “interés nacional”, en ocasiones abiertamente como es el caso de Irán y el grupo de forajidos identificados como tales a nivel internacional.

Los protagonistas se parecen. Son comunistas, musulmanes fundamentalistas, o sin serlo, todos tienen vocación totalitaria, autocrática y dictatorial. Son enfermos incurables de tiranía. Cuando gobiernan destruyen el orden jurídico o lo desconocen, mientras construyen el marco legal apropiado. Donde no gobiernan, erosionan la democracia, juegan a la desestabilización y preparan el zarpazo en contra de las instituciones.

Necesitamos una gran coalición mundial de quienes compartimos esos principios y valores amenazados. Desde la izquierda moderna, progresista y sensata hasta la derecha de características similares. Estos sectores deben tener el centro democrático como ancla. La democracia es el centro.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba