Opinión Nacional

La materia gris del entorno

Es pertinente preguntarse cuál ha sido el aporte creador que le ha dado al país el grupo selecto que manda actualmente sobre el país. Cuáles son los pensadores, generadores de ideas, estimuladores de los nuevos paradigmas ideológicos y existenciales que debe manejar una nueva República. Dónde está la materia gris del entorno cupular del gobierno, de la (%=Link(«/bitblioteca/anc/»,»ANC»)%), de las instituciones del Estado que ejercen influencia determinante en la conducción de la sociedad. Bolívar en su tiempo de esplendor se rodeó de hombres productores de ideas, pensadores que concibieron las vías de la nueva República sobre la base de la reflexión, del análisis, del cultivo intelectual, de las propuestas de ideales. Pedro Briceño Méndez, Cristóbal Mendoza, Miguel José Sanz, Miguel Palacios Fajardo, Tomás Montilla, Germán Roscio, todos ellos forjaron una nueva visión del mundo y de la vida. Pero hoy, quién de los actuales protagonistas del ejercicio del poder, tales como el Presidente de la ANC, el Ministro del Interior, el Ministro de Relaciones Exteriores, los miembros del gabinete o de la originaria (%=Link(«/bitblioteca/anc/»,»ANC»)%), ha presentado una idea, tan sólo una, que estremezca la potencialidad creadora del venezolano. Cuál de ellos ha escrito una propuesta del concepto de sociedad que se quiere. Puede alguno de estos prohombres autocalificados de refundadores de la Patria compararse con cualquiera de los que acompañó a Bolívar en el ejercicio del poder. Me gustaría leer aunque fuera un artículo de opinión, publicado recientemente en cualquier medio del país por parte de alguno de ellos. El ejercicio intelectual en el pasado inmediato de los que mantenían un espacio en la prensa nacional, antes de ser gobierno, se limitaba a la denuncia. Posiblemente a la denuncia acomodaticia. No obstante, más allá de lo pragmático e inmediatista, cuál fue la trascendencia del aporte creativo de ellos, para el pensamiento y para el cultivo de un nuevo hombre nacional. Quién de estas figuras públicas, incluyendo a ese par de periodistas, ha producido intelectualmente algo trascendente para la orientación política de la ciudadanía. Si nos preguntamos cuáles son los ideales de los hombres del entorno presidencial, nos quedaremos sin respuesta. Tremenda incógnita que no podrá despejarse. Estimo que nunca se sabrá. El pragmatismo se diluye en su acción y por lo tanto ninguno sabe hacia dónde va. Están en el poder y mandar es lo que justifica su meta de vida.

Si así es la crema y nata de la máxima expresión del poder, cómo será la constitución de la nuevas instituciones de la República bolivariana, a elegirse en las megaelecciones de mayo. Porque solo un ingenuo, idealista y fuera del contexto actual, podrá creer que el chavismo no arrasará en esa contienda. Por lo tanto, la mayoría se obtendrá por la vía irreflexiva de la aplanadora. La metodología del kino cogollérico se le volverá a imponer a una masa sedienta de necesidades materiales y manejada por la magia de la palabra seductora del líder. Por ejemplo, vislumbro que la Asamblea Nacional, institución fundamental para la creación de la base legal de la nueva estructura jurídica y política de la nación, se organizará con hombres procedentes de los dedos cupulares del entorno más cerrado del mando oficial. Qué podrá salir de las discusiones que se darán en esa tribuna popular. Más allá de las inocuas intervenciones de los representantes de la nueva casta política, la Asamblea Nacional se perfila a ser una institución gris, dócil, irrelevante para la construcción de una República e impotente para incentivar la creación de nuevos paradigmas. La ausencia de ideales por parte de los ductores, arroja vacío en la conciencia de la población, lo que limita la gestación de líderes y elimina el rescate de los valores morales y espirituales del venezolano.

Para evitar caer en esta misma situación la dirección del Movimiento por la Democracia Directa (MDD), en sus conclusiones de la pasada convención nacional, decidió como acción prioritaria, fundar en el corto plazo el Centro de Estudios e Investigación (CEI) a fin de desarrollar nuevas categorías políticas que permitan ir construyendo los nuevos paradigmas que exige la ausencia de discusión ideológica y la carencia de fomento de los nuevos valores que requieren los conductores del país. El CEI se propone ser un instrumento que incentive la producción intelectual, por medio de la investigación, la formación, la capacitación, la difusión de la tesis política de la democracia directa y la crítica reflexiva a la gestión del gobierno nacional. El CEI tiene que arrojar resultados, casi de inmediato, en lo que se refiere a las conclusiones de los pensadores internacionales sobre la tercera vía. Alternativa del modo de conducir la vida de los países en la época de la globalización y la postmodernidad. En fin, el CEI y por lo tanto el MDD viene a llenar el vacío que actualmente existe en materia de ideas y pensamientos enriquecedores del hombre.

Desearía estar equivocado con estas reflexiones y que alguno de los que dirige al país me indicara mis errores conceptuales y me demostrara que después de un año de asumir el mando absoluto el entorno cupular del gobierno actual sí tiene materia gris.

Fundado hace 27 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba