Opinión Nacional

La necesaria unidad

Partiendo de la premisa que el gran problema en la Venezuela actual es Hugo Chávez y su pasión desbordada por permanecer en el poder, con todos los poderes, de manera indefinida, pasando por encima de la Constitución, las leyes y la voluntad popular, debemos admitir que LA TAREA FUNDAMENTAL de la sociedad democrática es salir de Chávez en el menor tiempo posible, utilizando los recursos que la Constitución nos suministra: manifestaciones de protesta por la múltiples razones de su desastrosa administración.

Para cumplir ese cometido la sociedad democrática debe UNIRSE, ORGANIZARSE y disponer de una DIRECCIÓN eficiente. La base de esa UNIDAD deben ser las organizaciones políticas (Mesa de Diálogo), que deben ORGANIZARSE a nivel Nacional, Regional, Municipal y Parroquial. A esos núcleos fundamentales de las organizaciones políticas deben agregarse las organizaciones sindicales, gremiales estudiantiles, etc., etc. Vale decir toda la sociedad democrática opositora nucleada alrededor de las organizaciones políticas. Esto podría ser también la UNIDAD para la TARJETA UNICA electoral.

La comunicación para movilizar esa estructura debe hacerse utilizando todos los medios abiertos existentes: teléfonos cantv., celulares, internet, emisoras de radio (circuitos), TV, etc.

Las tareas a realizar son manifestaciones de protesta o en apoyo de determinadas situaciones, que pueden ser locales, regionales o nacionales, dependiendo de las circunstancias. Lo ideal es efectuar grandes manifestaciones nacionales simultáneas de duración limitada (tres o cuatro horas) con una consigna determinada para cada caso o con diversidad de consignas en una misma protesta, a realizarse preferiblemente un sábado o domingo en la tarde para producir el menor daño a la economía del país y menores inconvenientes para los participantes. Imaginemos lo que significaría la presencia simultánea en las calles y carreteras del país de diez millones de personas protestando por una de esas leyes inconstitucionales que el régimen promulga o en definitiva solicitando la renuncia de Chávez. Siendo esto último el caso convendría convocarla una y otra vez. Una manifestación de esa magnitud obligaría a ciertas instituciones, hasta ahora indiferentes o cómplices a tomar una posición distinta.

Simultáneamente con esa organización es necesaria la existencia de una especie de Gabinete Paralelo que lleve un seguimiento de los distintos sectores de la administración pública.

He allí una TAREA FUNDAMENTAL para las organizaciones políticas como motor principal en la lucha por a libertad, la dignidad y el rescate de los derechos de EL SOBERANO. El llamado a la sociedad democrática a integrarse en esa Gran Unidad será efectivo al observar que ya las organizaciones políticas lo han hecho. MANOS A LA OBRA.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar