Opinión Nacional

La paz climática

En una acertada y oportuna decisión, el Comité Evaluador del Premio Nóbel de la Paz ha escogido a Al Gore y al Panel Intergubernamental Sobre el Cambio Climático (IPCC) presidido por el Dr. Rajendra Pachauri, de nacionalidad india e integrado por cerca de 3.000 científicos de todo el planeta, como los acreedores este año del Premio Nóbel de la Paz, que será entregado en el aniversario de la muerte de su fundador, Alfred Nobel, el próximo 10 de diciembre. El Comité Nobel anunció en Oslo, Noruega, que fueron merecedores del galardón «por sus esfuerzos por acrecentar y diseminar el conocimiento sobre el cambio climático provocado por los seres humanos, así como por establecer las bases para que se tomen las medidas necesarias para revertirlo». El Comité especificó que «a través de los informes científicos que ha presentado en las últimas dos décadas, el IPCC ha creado un consenso cada vez mayor sobre el vínculo entre las actividades humanas y el calentamiento global». Al agradecer el premio, Gore ha señalado que «la crisis del clima no es un asunto político, sino un reto moral y espiritual para toda la Humanidad». Según Gore, «encaramos una verdadera emergencia planetaria». «Es un reconocimiento especial para la comunidad científica. El Nobel también debería premiar a los gobiernos que han apoyado al IPCC», ha señalado Pachauri. En su primer informe, presentado en 1991, el IPCC concluyó que el calentamiento de la atmósfera era real e instó a la comunidad internacional a tomar medidas. No obstante, a pesar de que Washington elogia la labor del Ex –Vicepresidente de EE.UU en «llamar la atención sobre el cambio climático», el Portavoz de la Casa Blanca Tony Fratto, reconoce la dificultad de «poner en marcha una estrategia efectiva y práctica para frenar el cambio climático, sin perjudicar el crecimiento económico de los países que necesitan salir de la pobreza». Gore, por su parte retoma el debate cuando indica que «la crisis del clima no es un asunto político, sino un reto moral y espiritual para toda la Humanidad, ya que encaramos una verdadera emergencia planetaria». Según la comunicación que anuncia del premio, Gore «se dio cuenta en una etapa temprana de los desafíos climáticos que enfrenta el mundo».»Su fuerte compromiso, reflejado en su actividad política, conferencias, filmes y libros, ha fortalecido la lucha contra el cambio climático».El Comité Nobel opina que «él es probablemente el individuo que más ha hecho por fomentar una mayor comprensión a nivel mundial de las medidas que se deben adoptar». El Dr. Pachauri ha agregado «Es un reconocimiento especial para la comunidad científica. El Nobel también debería premiar a los gobiernos que han apoyado al IPCC». En su primer informe, presentado en 1991, concluyó que el calentamiento de la atmósfera era real e instó a la comunidad internacional a tomar medidas. Esas conclusiones impulsaron la aprobación, en 1992, de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y, más tarde, las negociaciones del Protocolo de Kioto. «Miles de científicos y funcionarios de más de cien países han colaborado para conocer con mayor certeza la escala del calentamiento», dijo el Comité Nobel. «En los últimos años los vínculos se han hecho más claros y las consecuencias más evidentes».El anuncio del Comité concluye con la advertencia de que «es necesario tomar medidas ahora, antes de que el cambio climático quede totalmente fuera del control de los seres humanos». Rajendra Pachauri, por su parte, expresa sus esperanzas de «poder cambiar la forma de pensar del mundo» con respecto al tema climático. Las mismas que compartimos nosotros porque creemos que sin vida en La Tierra no hay Crecimiento Económico que valga y que la Pobreza del Subdesarrollo no es superable con la explotación de la Naturaleza ni la felicidad del Ser Humano es compatible con su destrucción. El Modelo de Desarrollo que dignifica a la vida es el del Desarrollo Sustentable y no el de la explotación inmisericorde del Ambiente. Si los humanos no nos quitamos la venda de los ojos que el Poder pretende seguir manteniendo, el modelo exfoliador terminará no solo con las naciones subdesarrolladas como la nuestra, sino también arrasará con las naciones poderosas. Si el ahogamiento de Nueva Orleáns, que desplazó a una población negra norteamericana de doscientas mil personas y el incendio de California, donde se han evacuado quinientas mil personas de la Ciudad de San Diego y que hizo presa de las llamas a Malibu, su vecindario mas costoso, no son suficientes para cambiar la perfidia humana de los hombres de Estado de las naciones poderosas de la Tierra, si el propio dolor de sus connacionales no les conmueve, no hay mayor lección de hipocresía que reconocer “ la dificultad de poner en marcha una estrategia efectiva y práctica para frenar el cambio climático, sin perjudicar el crecimiento económico de los países que necesitan salir de la pobreza”. Por favor, señores, la Tierra sólo les pide que para seguir viviendo, no se ahoguen en su comodidad ni se quemen en su indiferencia. La Tierra necesita con urgencia la Paz Climática.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba