Opinión Nacional

La valiente dignidad de RCTV

Hay que reconocer la valiente dignidad de Marcel Granier y la numerosa familia de RCTV en la defensa de sus derechos ante el avasallamiento del Estado rojote. Esa lucha debe continuar.

Todo el país ha sido testigo de dos conductas diametralmente opuestas con motivo del atropello cometido por el Estado en contra de RCTV. Por una parte el proceder sin miramientos de ninguna índole, sean constitucionales, legales, administrativos o políticos, por parte del poder público para alcanzar el objetivo de cerrar al cincuentenario canal de Bárcenas, y por la otra, la actitud firme y principista de RCTV de defender su derecho a continuar existiendo como la principal televisora del país, sin declinar su condición de medio de comunicación independiente.

Un contraste radical que profundiza la sensación de máxima injusticia que prevalece en la mayoría de los venezolanos, mucho más allá de las preferencias políticas que tienden a polarizar a la opinión pública. Mientras casi todos los voceros oficialistas, comenzando por el señor Chávez, han hecho gala de un discurso vengativo y descalificador, sin economizar agravios de cualquier naturaleza, el mensaje institucional de RCTV y el personal de sus representantes y trabajadores, sobre todo en el último día de señal abierta, fue de entereza, civismo, esperanza y afirmación del derecho social a la libertad de expresión.

La aguda periodista Argelia Ríos ha comentado que con ello RCTV consiguió elevar el costo político que le significa a Chávez y su régimen el cierre arbitrario del canal que cuenta con más del 40% de la audiencia nacional. Al respecto, debe destacarse una declaración de Jaime Nestares, directivo de RCTV, señalando la contradicción que existe entre el proyecto gubernativo de crear una televisora «pluralista, de servicio público y de inclusión» sobre el candado y la ocupación «manu militari» de una de las televisora más arraigadas en la cultura popular de los venezolanos.

Para añadir insulto a la herida, los ministros Lara y Chacón, así como el vicepresidente Rodríguez, aprovecharon precisamente el día del cierre de RCTV para exclamar que nunca antes en Venezuela se había disfrutado de una libertad de expresión más absoluta… Palabras que por fortuna no se las lleva el viento sino que chocan de manera frontal con la percepción más elemental de la ciudadanía, y debe repetirse: más allá de las inclinaciones o simpatías políticas.

Dijo Marcel Granier que RCTV no vendía su línea editorial. Y con base a ese principio desarrolló una intensa campaña para defender sus derechos en medio de las adversidades más perversas, siempre sin caer en las provocaciones de arrastrar la situación a la violencia irracional, sea de dicho o hecho, y siempre, también, manteniendo el compromiso por plantear la realidad sin adornos ni dobleces. Ello fortalece las credenciales para continuar la lucha, aún en las circunstancias más extremas. Por tanto puede y debe decirse que RCTV le está dando una lección a la Venezuela del futuro.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba