Opinión Nacional

Las órdenes del Comandante en Jefe

Las últimas generaciones de militares de Venezuela, tal parece que padecieran de un gran complejo, y este es; el no haber librado nunca una sola guerra, por lo cual se han pasado la vida en los bancos de una prevención cuartelaria. Tal vez, eso explique la mediocridad con que actúan antes las ordenes de su Comandante en Jefe, pues quizás se han creído el cuento de la guerra asimétrica contra el imperio, con lo que los tiene entretenido el Comandante. Pero en el mundo que vivimos, todo se disuelve en la precaria realidad de lo posible, de manera que sus frustraciones de guerreros y defensores de la Patria, aunado a sus limitaciones intelectuales, les hace identificarse plenamente con su Comandante en Jefe, cuando éste afirma: “Esta es una revolución pacífica, pero armada”. Sin embargo, a uno le queda la duda, y se pregunta ¿Serán capaces nuestros militares de matar a sus compatriotas venezolanos desarmados, en nombre de esa cosa que llaman “Socialismo Bolivariano”?

Hasta ahora el discurso que nos llega desde el poder, intenta amedrentarnos y meternos miedo con las armas de la Republica, y es que desde que Hugo Chávez Frías asumió el poder, hemos descendido a un estado primitivo y salvaje, donde la convivencia pacífica y civilizada basada en el respeto del adversario político y el derecho a la disidencia no existe. Quines se han atrevido hasta ahora a desafiar, contradecir y salir a la calle a protestar contra el Comandante en Jefe, han sido objetos de atropellos, vejámenes (escuálidos, traidores a la patria, lacayos del imperio) y llevados a los calabozos del régimen (Francisco Uson y Cia) y es que el Comandante en Jefe no ha hecho otra cosa en estos nueve años en el poder, que sembrar el odio entre los venezolanos, que nos mantiene como rehenes de una guerra absurda de intolerancia, atrincherados e incapaces de reconocer en el otro ninguna virtud.

El Comandante en Jefe ha sido prolijo en echar adelante su modelo de sociedad, que consiste en acumular todo el poder del Estado para conculcarles la libertad a los venezolanos, y arrebatarle el derecho a elegir su destino, por cuanto este último dependerá del Estado totalitario que el Comandante en Jefe se ha empeñado en instaurar en el país. El Comandante en Jefe y sus militares le han declarado la guerra al país, y la orden es; que se tenga como enemigo a todo aquel ciudadano que ose oponerse a los planes totalitarios del Jefe. Estas ordenes hacen hoy de Venezuela un país dividido en dos bloques inrrenconciliables, donde la injuria entre los venezolanos es moneda corriente, mientras el derecho a la defensa, sólo existe para los venezolanos rojos rojitos. Hoy en Venezuela se mata a la gente cobardemente, pareciera como si el venezolano hubiera perdido la conciencia de su existencia; el ensañamiento de unos contra otros, no deja espacio para la reflexión serena, y todo gracias a las órdenes del Comandante en Jefe

Los civiles no tenemos porque obedecer las órdenes del Comandante en Jefe, en consecuencia, nuestras próximas marchas, no pueden tener solamente un carácter de ejercicio de Boy Scouts, es decir, marchamos y regresamos al mismo sitio sin haber logrado un carajo

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba