Opinión Nacional

Leyes de Nuremberg y Normas de Derecho Canónico

El próximo 15 de septiembre del presente año se cumplen 70 años del comienzo de la promulgación de las leyes de Nurember por los Nazis, por lo que creemos oportuno presentar una tabla comparativa entre dichas leyes y las promulgadas por la iglesia, durante la edad media. Muchos historiadores, del antisemitismo, han presentado estudios similares entre los cuales destaca el del gran historiador Raúl Hilberg, quien escribió, después del Holocausto, su monumental obra titulada “La Destrucción de los Judíos Europeos”
En el marco de las conmemoraciones de los 60 años de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz, que se ha convertido en el sinónimo del Holocausto, es muy importante recordar que los tres periodos más trágicos de la historia judía fueron:
Las cruzadas que comenzaron en el año 1096, las masacres de Bodgan Chmelnicki, en 1648 y el Holocausto que comenzó en 1933 y culminó en 1945. Este ultimo no tiene paralelo en la historia.

El propósito de las leyes canónicas era excluir a los judíos de la sociedad cristiana. Si examináramos los sermones de los padres de la iglesia como Hilario de Poitiers, Ambrosio de Milán, Agustín de Hipona, Juan Crisóstomo de Antioquia, conocido como el boca de oro por su gran elocuencia, entre otros, solo tenemos que cambiarle las fechas para convertirlos en discursos de Hitler o de Goebells. La prédica durante dos milenios que culminó con el Holocausto pero no terminó allí ha formado parte de la llamada “Civilización Occidental”, que será Occidental, pero no civilización porque ninguna barbarie puede ser civilización. Eso quedo demostrado con el Holocausto del siglo XX, que entre una de sus principales causas fue ese cocktail explosivo que se obtuvo a partir de una mezcla del antisemitismo del medioevo y el racismo originado en el siglo XIX, que utilizó el nazismo para llevar a cabo la solución final.

La leyes de Nuremberg, tuvieron un propósito similar, excluir a los judíos primero de la sociedad alemana en la cual habían permanecido por dos milenios y luego exterminarlos. Desde la época de Julio Cesar existían judíos en Alemania, mucho antes de la llegada de las tribus germánicas.

La Alemania nazis llevó hasta sus ultimas consecuencias todos estos odios ancestrales que se fueron incrementando desde las cruzadas y en especial a partir de las diatribas de Martín Lutero, y los escritos de los filósofos que inspiraron el nazismo.

(%=Image(4454716,»C»)%)

El paralelismo es sorprendente y no requiere de comentarios.

Es importante señalar sin embargo, que a partir del Concilio Vaticano II, promovido por ese gran papa que fue Juan XXIII, las relaciones entre la iglesia y el judaísmo han mejorado, pero aun queda un largo y tortuoso camino que recorrer. Es necesario tener fe y esperanza.

La historia se repite por lo que está prohibido olvidarla.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba