Opinión Nacional

Libertad de crítica amenazada

La libertad de criticar a los gobernantes es una de las características esenciales de la democracia. El gran Octavio Paz decía:” Soy partidario del diálogo porque soy partidario de la diversidad. Cuando la unidad se transforma en uniformidad, la sociedad se petrifica…. Para vivir, la democracia tiene que albergar elementos contradictorios que la hagan permanentemente crítica.” En Venezuela, el gobierno chavista no es, “por ahora”, un régimen totalitario. Los que así lo describen le hacen perder credibilidad a la oposición democrática. Un sistema totalitario implica, como decía Mussolini, el inventor del término: “Todo en el Estado, todo para el Estado y nada fuera del Estado”. Esto se dio históricamente en la Alemania Nazi, la URSS stalinista y en la China de Mao, y se mantiene actualmente en Corea del Norte y en Cuba. Ni siquiera en la Italia fascista se logró un régimen totalitario cabal. En efecto, el totalitarismo implica el control total y capilar de la sociedad por parte del régimen. Hay un Partido único que controla todas las sociedades intermedias. Hay una verdadera militarización de la sociedad, que viene “regimentada” desde temprana edad, recuérdense la “Hitlerjugend” en Alemania, el Movimiento Barilla en Italia y la Juventud Comunista en la URSS. Las dictaduras autoritarias buscan la despolitización y la desmovilización de la sociedad, en cambio para el totalitarismo la indiferencia es un crimen, es obligatorio participar y se busca la movilización obligatoria de la población, para demostrar el apoyo masivo al “Líder máximo” y/o al Partido. Obviamente, en los regímenes totalitarios no pueden existir la libertad de crítica y sus instrumentos fundamentales: los medios de comunicación independientes. Por eso, entre otras cosas, el chavismo no puede ser calificado, todavía, como un régimen propiamente totalitario. Durante estos 8 años de gobierno, hubo libertad de crítica y medios de comunicación independientes. Sin embargo, la creciente intimidación a través de diferentes mecanismos, como el terrorismo fiscal, las arbitrarias sanciones administrativas, las acciones violentas de las turbas, entre otros, han logrado una significativa disminución de la crítica al régimen. Por todo esto es muy preocupante la decisión, anunciada por un Presidente Chávez uniformado y en un acto militar de fin de año, de revocarle la licencia de operar a Radio Caracas Televisión, uno de los canales más antiguos del país, que transmite desde 1953. Más allá del debate sobre la legalidad de la medida, es obvia la voluntad de eliminar uno de los dos únicos canales de televisión críticos del régimen. La vocación totalitaria del gobierno chavista se hace cada día más evidente.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba