Opinión Nacional

Lina Ron funda un partido

El actual fenómeno político venezolano (chavismo-antichavismo, partidos de la IV-R, Coordinadora Democrática, es digno de un profundo examen de laboratorio. Su comprensión-explicación-descripción exigiría la concurrencia y dedicación exclusiva de sesudos investigadores en diversos campos: Psicólogos sociales, sociólogos, historiadores, politólogos, economistas, juristas, filósofos, antropólogos, teólogos, etcétera.

Chávez es el resultado de una crisis multi-causal, cuyo antecedente más inmediato es el puntofijismo; y que llega a su clímax con la eclosión de éste, expresándose en el rotundo fracaso de la candidatura de Alfaro Ucero y a última hora, del proyecto nepótico de Salas Romer.

Entre la variedad de causas que generan el chavismo está el envilecimiento de los partidos políticos y a través de éstos, de toda la institucionalidad jurídico-política venezolana.

El Profesor Juan Carlos Rey considera, que la partidocracia de la denominada IV-R es un mito. Sostiene que en la IV-R funcionó un “sistema de planificación concertada”, de carácter “semi-corporativista” (Empresario, trabajadores, profesionales) (Diario El Nacional A10. 09-11-2003).

Lo anterior es discutible. Sabemos de los enfrentamientos de algunos presidentes con FEDECAMARAS. Caldera confrontó fuertemente a esta última. Amenazó, incluso, a los ganaderos con intervenir sus haciendas.

En todo caso, los trabajadores, el pueblo y sus reivindicaciones, no fueron ni bien representados ni bien atendidos por los partidos de la IV-R.

¡Chávez es el castigo!
AD, COPEI, el nepotismo de los Salas …fueron echados con la elección de Chávez al basurero de la historia.

En definitiva, fueron los cogollos de los partidos y su perversión político-moral, quienes en última instancia impusieron su voluntad política y la degradación puntofijista. No hubo una auténtica democracia en los partidos de la IV-R.

Chávez surge del cansancio político-jurídico-moral y socio-económico, de un pueblo frustrado y mil veces engañado por los vicios y lacras partidistas.

Aunque Chávez no estaba ni está preparado para gobernar a Venezuela y con su disparatada conducción no ha hecho más que profundizar la grave crisis que heredó (hasta el punto que Venezuela es hoy ingobernable y requiere de un nuevo contrato social), no es menos cierto, que es tal el resentimiento del pueblo con la conducción partidista y con los factores de la IV-R de ayer; y hoy, con una miope oposición antichavista, que éste mantiene aún una considerable aceptación popular, pese a lo pésimo y desastroso de su gestión generadora de empobrecimiento .

Lina Ron, es hija de un nuevo cansancio popular y del creciente buhonerismo político de la V-R. Al igual que el Presidente, carece de una plataforma ideológica, de proyectos económicos, sociales y políticos. Es una populista, que como Chávez, llega a las masas con sus arengas y chillidos de sirena caribeña.

L. R. surge de un negativo resentimiento popular. Esto se demuestra en su irracional actuación en la UCV. En su machista desafío al alcalde Peña, invitándolo “a caerse a plomo”.L. R. no nos muestra, teórica y racionalmente, nada positivo. Como H. Ch. es una adeca rabiosa-voluntarista. Una adeca sin elaboración ni refinamiento: Un “Papelón”.

¡Ambos, probablemente, harían una buena pareja matrimonial!

L R., al igual que H. Ch., no han hecho más que levantar las blancas banderas populares encharcadas del otrora partido del pueblo. ¡Nada nuevo!

Hoy, L. R. se propone fundar el partido Unidad Popular Venezolana (UPV). Si lo hace, es por no sentirse bien y/o satisfecha con el MVR y los otros partidos “de maletín” del “Polo”.

Ante este vacío, el 06 de febrero, en la “Plaza de la Revolución”, L. R. lanzará su “Partido”.

Le advierte de antemano a sus “hermanos” del MVR, que ella “no necesita de Quinta República; son ellos -expresa- los que necesitan de mi. (Diario El Nacional A4. 17-01-2004)
¡No le falta razón!
En sus declaraciones a los medios, L. R. establece, paradójicamente, entre las razones políticas del lanzamiento de U.P.V., las mismas que enarbolaron los hombres del sangriento 4F para dar el golpe: La metodología dedocrática y antidemocrática de selección de las candidaturas electorales, como el caso de Bernal … “La gestión del Alcalde de Libertador -sentencia L. R.- es mala, no está vinculada con el pueblo” (Ibidem)

L. R., que aspira a ser Alcalde, afirma tener sus propios candidatos.

El Conde del Guácharo, en uno de sus chistes políticos afirma, que L. R. es una “barbie fabricada en el INCE”.

L. R., quien exige una silla en el Directorio del Comando Ayacucho, es un producto de la pauperización político-moral de la IV-R y de su dirigencia; pero también lo es, como se puede observar de la lectura política de sus declaraciones, una “barbie” del cada vez más cansado pueblo con la V-R.

¡H. Ch. es hijo de la IV-R! ¡L. R., de la IV y de la VR-!

Guardando, desde una perspectiva doctrinal e intelectual, las distancias y diferencias, el UPV de L. R., es a H. Ch., lo que la izquierda de AD resultó ser para Rómulo Betancourt.

Creo, que ese irracionalismo que llaman chavismo, está más cerca de L. R., que de H. Ch. Pero en fin, ellos son chavistas y se entienden.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba