Opinión Nacional

Más problemas para Chávez: la oposición se une y la Iglesia duda

Lo que el General Rosendo en realidad dijo cuando contó la conversación telefónica entre Rangel y Bernal, es que en el gobierno chavista todo el mundo miente. Así las cosas, no sólo se ven con escepticismo las interpelaciones en su búsqueda de la verdad, sino, aún peor, la Comisión de Diálogo está presidida por el más cuestionado que nunca Vicepresidente.

Más allá del escándalo suscitado por la narración del General Rosendo, el acuerdo firmado por los partidos de la oposición, y presuntamente respaldado por otros tres que manifestaron estar de acuerdo pero no firmaron (Solidaridad, Convergencia y Causa R), para unificar esfuerzos hacia el logro de una enmienda constitucional que reduzca el período presidencial y cree la segunda vuelta electoral, es un paso que muestra una unión de la oposición que contribuiría a terminar con la falta de liderazgo claro de ese movimiento vigente que es la sociedad civil, y podría causar serias dificultades al gobierno de Hugo Chávez.

Hemos dicho antes que el principal problema de esa sociedad civil, capaz de convocar a manifestaciones gigantescas como la de este sábado 11 de mayo y especialmente la del 11 de abril, es que siempre termina disolviéndose y yéndose cada uno para su casa. Este sábado, en cambio, la manifestación tenía como objetivo final concentrarse, y lo hizo masivamente. Es un paso importante.

La unión de partidos opositores puede acelerar los cambios de fuerza que se empiezan a oler en la Asamblea Nacional, donde el chavismo se empeña en los mismos afanes y en la pérdida de oportunidades. Nadie recuerda hoy lo dicho por los diversos diputados acusadores del chavismo, pero en cambio todo el mundo –chavistas incluídos- recuerda la actitud de Carmona Estanga, la indignación –un tanto malcriada, hay que reconocerlo- del Contralmirante Molina Tamayo y, especialmente, los testimonios y actitudes de los Generales Lameda, Vieltri y Rosendo.

Tal vez los tres partidos participantes pero no firmantes, si se equivocan en sus próximos pasos, puedan quedar fuera de juego en cuanto sus votos sean menos necesarios en un proceso que ahora se inicia formalmente encabezado por auténticos expertos políticos y con la presencia testimonial de la más importante y organizada fuerza opositora: la CTV.

Por si fuera poco, el anuncio presidencial de fortalecimiento de los círculos bolivarianos justo cuando más duramente se cuestiona su pretexto social y la legalidad de su sostenimiento gubernamental, agrava el escepticismo con el cual la mayoría de la organización social venezolana ve al gobierno y al Presidente y que puede resumirse en declaraciones de Monseñor Porras a la periodista Argelia Rios, la cual informa: “Monseñor Baltasar Porras se muestra escéptico frente a las acciones del oficialismo y considera que la marcha y contramarcha del sábado demuestran la reproducción de conductas similares a las que dieron lugar al alzamiento de abril. También tiene la impresión de que se está tratando de ocultar la verdad de los hechos ocurridos el 11A.”

¿Hay que aclarar más?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba