Opinión Nacional

Nueva técnica elimina virus SIDA que afecta a monos

Un comunicado de prensa del 20 de septiembre difundido por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID), institución que financió el proyecto, dice que los científicos hallaron que las denominadas células
«asesinas» T dirigidas a la proteína Tat eliminaron con efectividad la variedad original del Virus de Inmunodeficiencia Simio (VIS), la versión del virus del SIDA de los monos, cuatro semanas después de que 18 monos rhesus fueron expuestos al virus.

El comunicado dice que algo de virus VIS quedó en los monos, pero que esa cepa había desarrollado pequeños cambios genéticos que le permitieron vivir.

«Si el trabajo en curso de estos investigadores muestra que el vacunar a los monos con proteína Tat de VIS induce una respuesta masiva de células asesinas T que puede prevenir la infección o reducir sustancialmente la cantidad del virus en los monos, la investigación de vacunas para VIH que incorporen objetivos similares se estimulará», dijo Peggy Johnston, vicedirectora del NIAID para vacunas contra el SIDA.

Los productos actuales que se usan en las pruebas de vacuna humana inducen primariamente respuestas inmunes a proteínas envolventes u otras proteínas estructurales del VIH en lugar de las proteínas funcionales como la Tat, que se requieren para que el virus se reproduzca.

A continuación una traducción del comunicado de prensa del NIAID:

20 de septiembre de 2000
Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas
Institutos Nacionales de Salud
Identifican estrategia prometedora de vacuna de VIH en estudios con monos

Las vacunas ideadas para provocar una respuesta inmune a una pequeña proteína del VIH llamada «Tat» pueden ofrecer un medio prometedor para contener el mortífero virus en los humanos, según sugieren nuevos datos fascinantes. De acuerdo con un informe publicado en la edición de esta semana de la publicación Nature, las células «asesinas» T que apuntan a la proteína Tat pueden contener con efectividad el Virus de Inmunodeficiencia Simio (VIS), la versión del virus del SIDA de los monos, durante el curso natural al principio de la infección.

Los investigadores de la Universidad de Wisconsin hallaron que esas células asesinas T que específicamente atacan a la proteína Tat eliminaron la cepa original del VIS cuatro semanas después de que monos macacos rhesus fueron expuestos al virus. Los monos todavía tenían algo de VIS, pero ese VIS difería genéticamente de la cepa original. Estos pequeños cambios genéticos, determinados con precisión por el equipo de investigadores y que según se descubrió predominantemente se relacionan con la proteína Tat, proveyeron suficiente disfraz para permitir que el virus escapara al ataque inmune.

«Esos estudios con animales abren ventanas a los acontecimientos inmunológicos al principio de la infección con VIH y ofrecen un fundamento para explorar nuevos enfoques para elaborar vacunas contra el VIH», dice el doctor Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), que financió el proyecto. «Los resultados sugieren que usando vacunas que estimulen respuestas inmunes contra las proteínas del virus producidas pocas horas después de la infección, como la Tat, pueden ayudar a controlar el VIH».

«Esta es la primera vez que alguien investiga toda la respuesta inmune celular durante la etapa aguda de la infección», agrega la doctora Peggy Johnston, vicedirectora del NIAID para vacunas contra el SIDA y directora asociada del Programa de Investigación para la Prevención y Vacuna del SIDA. La respuesta celular inmune consiste básicamente en las células asesinas T, que atacan a las células infectadas en lugar de apuntar al virus libre. «Si el trabajo en curso de estos
investigadores muestra que el vacunar a los monos con proteína Tat de VIS induce una respuesta masiva de células asesinas T que puede prevenir la infección o reducir sustancialmente la cantidad del virus en los monos, la investigación de vacunas para VIH que incorporen objetivos similares se estimulará», agregó. Los productos actuales que se usan en las pruebas de vacuna humana inducen primariamente respuestas inmunes a proteínas envolventes u otras proteínas estructurales del VIH en lugar de las proteínas funcionales como la Tat, que se requieren para que el virus se reproduzca.

Los niveles del virus alcanzan el máximo pocas semanas después de la infección tanto con VIH como con VIS, pero declinan pronto cuando se desarrollan las fuertes respuestas de la células asesinas T. Estas respuestas, sin embargo, no pueden mantener a raya al virus por mucho tiempo, y pierden finalmente contra el virus. La lucha por el poder gira en favor del virus, hallaron los investigadores de Wisconsin, porque las células asesinas T presionan al virus a evolucionar o ser destruido. Queda aún el desafío de diseñar vacunas que induzcan respuestas de las
células asesinas T de manera que el sistema inmune retenga el poder.

La doctora Patricia D’Souza, microbióloga de la División del Sida del NIAID y funcionaria a cargo del proyecto de este estudio, dice que las respuestas inmunes celulares al VIH y VIS han sido difíciles de investigar y sólo con los acontecimientos
recientes ha sido posible esta tarea. «Sin la disponibilidad de monos clasificados genéticamente, virus clonados y tecnología innovadora de inmunidad celular, habría sido imposible para el grupo del doctor Watkin detectar esta respuesta inmune,
específica a la proteína Tat, masiva y temprana».

El equipo a cargo del estudio, dirigido por el profesor de patología y medicina de laboratorio, doctor David Watkins, el doctor Tod Allen y el estudiante graduado David O’Connor, hizo la investigación en el Centro Regional de Wisconsin para
Investigación de Primates (RPRC), en Madison. El RPRC es uno de los ocho centros nacionales financiado por el Centro Nacional de Recursos de Investigación, dependiente de los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

El NIAID, que es un componente del NIH, auspicia investigaciones básicas y aplicadas para prevenir, diagnosticar y someter a prueba enfermedades infecciosas y relacionadas con inmunidad, incluyendo el VIH/SIDA y otras enfermedades transmitidas sexualmente, tuberculosis, malaria, desórdenes autoinmunológicos, asma y alergias.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba