Opinión Nacional

Otra derrota

En las relaciones con Colombia Chávez tiene retratada otra gran derrota. Después del encontronazo de los dos mandatarios dentro del “mejor estilo diplomático” en la reunión “unitaria” de Cancún, México, las situaciones han cambiado para bien de los dos países.

Después de la creación del grupo de amigos presidida por el mandatario dominicano, Leonel Fernández, se han producido reconocimientos tanto por Uribe como por Chávez acerca de la necesidad de restablecer las relaciones interrumpidas en una de las tantas rabietas del autócrata que, sin consultar con nadie, procede al cierre de fronteras y a interrumpir las relaciones en todos los órdenes, incluidas las relaciones comerciales. Esta es la práctica común dentro de ese estilo pendenciero que exhibe en sus relaciones con otros jefes de Estado y países. No entiende nada de emplear los canales diplomáticos para dirimir las diferencias y contradicciones que para eso se hicieron éstos, sino la acción violenta, la ruptura. Y puede proceder de esa manera porque no tiene contrapesos. No hay ningún poder, ni persona, que le impida asumir actitudes de esa naturaleza que tanto daño causan a Venezuela.

Ecuador con una situación mucho más grave en sus relaciones con Colombia normó a éstas, las restableció en todas las esferas. Brasil, específicamente Lula, en la entrevista con Uribe reconoció que ningún país de América Latina se debía sentir amenazado y pidió, como era natural para todos los vecinos de Colombia, explicaciones sobre la utilización de  las bases colombianas por Estados Unidos. Agregó, el detalle es importante, que “buen mercado era Colombia”· con lo cual pensaba en Brasil. El “bravo” de nuestro país, no se pasea por esos elementos. Ni calcula cuánto daño ocasiona a la economía venezolana. A las industrias, a Sidor, el 40 por ciento de sus ventas son al país vecino. El se solaza sólo en el daño que le inflige a Colombia, pero como hemos dicho en otras ocasiones, nuestros dos países son hermanos gemelos y el daño que se trata de ocasionar al otro lo resentimos también nosotros.

No es una afirmación gratuita cuando decimos que el autócrata no quiere a los habitantes de la frontera.

Un país no debe ser gobernado por el capricho y los humores de una persona. Evidentemente que se debía protestar, cuestionar, requerir información especial sobre el uso de las bases colombianas por Estados Unidos, pero, qué curioso, ningún país, salvo el “macho de Venezuela” suspendió relaciones.

El camino correcto es el que se ha adoptado. Chávez se sale por la tangente diciendo que “sin Uribe” mejorarán las relaciones. Y entonces ¿dónde queda la utilización de las bases por los norteamericanos?

El 26 de septiembre tenemos la oportunidad de conquistar espacios Institucionales y preparar las condiciones para cambiar de gobierno y de régimen.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar