Opinión Nacional

Otra vez Luis Vicente León

La crisis de los bancos de la boliburguesía ha obligado al régimen a tratar de deslindarse de los personajes que enriqueció como parte de su proyecto. Ya no es un secreto que el poder revolucionario avaló, alimentó y alcahueteó toda la actividad de los ricachones del socialismo del siglo XXI.

Que ahora Chávez, obligado por las circunstancias, haya tenido que mostrarse como un asqueado luchador contra la corrupción no le excusa de su responsabilidad como jefe del gobierno y del Estado. Ha prohijado la creación de esas mafias con dineros de todos los venezolanos, les permitió actuar a sus anchas y reaccionó muy tarde ante sus delitos.

Estos hechos marcan un punto de inflexión en la percepción del régimen. Al colapso de los servicios públicos, la discriminación política, la quiebra institucional, la inseguridad, se suma este escándalo que definitivamente muestra al chavismo como el grupo que más se ha corrompido en el poder en la historia criolla. Y no hay que olvidar que la lucha contra la corrupción fue su principal bandera en 1998. Ahora es evidente que ha sido arriada esa bandera y echada a la basura la promesa del rescate moral de la República. La pérdida de apoyo popular por esas razones tangibles no se puede revertir fácilmente con intoxicación   propagandística.

Pero hay quienes ven en Chávez a una especie de genio político, que saca provecho de todas las situaciones. Y así nos lo quieren vender. Hay analistas -que se dicen imparciales- que no ponen el acento en la mendacidad y la inescrupulosidad del caudillo sino en su supuesta maestría para “comunicar” y salir airoso de todos los obstáculos.

Entre estos analistas se encuentra Luis Vicente León. Siempre aparece llamando la atención sobre cómo Chávez puede sumar puntos después de enfrentar o evadir un problema gordo, convirtiéndose en su espontáneo e inocente asesor.

Ahora ha dicho, sin tener ninguna encuesta en la mano, que Chávez podría ganar puntos entre los electores por su actuación en la crisis bancaria de sus amigos privilegiados. Matiza León diciendo que la gente no está enterada de quiénes son y cómo hicieron su fortuna los pseudobanqueros caídos en desgracia. Ah, pero el pueblo sí sabe, dice León, que Chávez lucha contra la corrupción.

Entonces, no es extraño -para que se cumpla la profecía de Luis Vicente León-, que Chávez suba en su próxima encuesta (como ocurre cada vez que se acercan unas elecciones). Sería un caso único en el mundo: después que se destapa un gran robo al Estado, avalado y promovido por el gobierno, los ciudadanos evalúan mejor a este gobierno.

Que algunas encuestadoras tengan otros intereses como agencias publicitarias o asesorías electorales no debería influir en los resultados de sus mediciones. Tampoco debería Luis Vicente León confundir sus papeles de encuestador y de analista o asesor.

Que haga como su compañero de sainete, Laureano Márquez, quien hace humor con la política pero siempre se sabe cuando habla en serio y no nos está tratando de meter un cuento, una cabra, o “una matriz de opinión” que es lo mismo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba