Opinión Nacional

Otro año perdido

2003 se perdió. Sin olvidar el pasado más remoto, hemos retrocedido espantosamente en los últimos diez años. La caída empezó antes, pero, en los últimos cinco demasiadas cosas mueren sin que tengamos conciencia de lo que está por nacer. Lo que termina no resucitará y Venezuela jamás se convertirá en territorio colonizado bajo control e influencia del castro-chavismo. Los carteles internacionales de la droga, el terrorismo y las estructuras de la subversión continental y mundial, bajo el aliento ordenado de los líderes de esta revolución, financian campañas internacionales contra Estados Unidos, sus aliados y aquellos factores públicos o privados, que en nuestros países estén dispuestos a enfrentar sus propósitos. Alimentan escenarios mediáticos. Lucha entre países ricos y pobres, dominantes y dominados, explotadores y explotados, reaccionarios y revolucionarios, derechas e izquierdas. En fin, las mismas consignas trasnochadas con las que alimentan internamente el odio social y la guerra de exterminio contra el adversario. Esto es válido para quienes, desde esa perspectiva, se encuentren en el gobierno o en la oposición. En Venezuela es particularmente grave el rumbo y el ritmo demoníaco del gobierno. Hay que detenerlo.

Estas reflexiones están escritas poco antes de instalarse la Cumbre Extraordinaria de las Américas, en la ciudad mexicana de Monterrey. El último encuentro fue la III Cumbre celebrada en Québec, Canadá, en Abril de 2001. Muchas cosas han sucedido desde entonces. 14 nuevos mandatarios latinoamericanos asistirán a este encuentro. Los demás son veteranos al menos de la última. El único gran ausente será Fidel Castro, cuyos intereses representa el apátrida Hugo Chávez. Pasó lo del 11 de septiembre de ese año. La guerra mundial contra el terrorismo, Afganistán e Irak, Osama Bin Laden y Husseín. Por estos lados, el avance indetenible del Plan Colombia y la ventaja acelerada que nos sacan países que con visionario pragmatismo, pactan su ingreso al Tratado de Libre Comercio para las Américas. Algunos marcan distancia y negocian unilateralmente. Otros en el marco de los organismos financieros internacionales para superar sus crisis. Casi todos entendiendo las retadoras pero innegables oportunidades de la integración continental en un mundo globalizado desde la ciencia y la tecnología hasta la economía y las finanzas, para superar las también globalizadas miserias de hoy. También el gobierno venezolano se quitó la careta. Aquí en Monterrey abundan los Jefes de Estado. Buenos, regulares o malos. Sobran los payasos. Chávez y su entorno son observados por quienes investigan mundialmente el “money laundering”. Siguen de cerca los tratos comerciales y financieros de sus allegados en cualquier parte. También la compra de propiedades de políticos y funcionarios corruptos. Se sabe quienes son, ellos y sus operadores. Los investigadores actúan sin límites y con muchos recursos. Venezuela sufre las consecuencias. ¿Hasta cuando?

(*): México, 12 de enero de 2004

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba