Opinión Nacional

PDVSA: Perspectivas Petroleras 2014

 Producir, procesar y mercadear nuevos barriles de hidrocarburos en áreas tradicionales desarrolladas o no desarrolladas lleva de 3 a 5 años, y hacerlo en áreas nuevas lleva de 5 a 8 años, ello disponiendo de los mejores recursos humanos, de la tecnología, de las inversiones y de la base legal, económica y de transparencia que haga posible los negocios; estos tiempos son fundamentales, por lo que la estatal PDVSA debe preparar y revisar anualmente sus “Planes de Negocios”. Así el gobierno lanzó su “Plan Siembra Petrolera” 2006-2012 (que era una versión distorsionada y fuera de contexto del último Plan que preparó la PDVSA democrática), que fracasó completamente, que siguieron repitiéndolo hasta llegar al reciente “Plan de la Patria 2013-2019”, que insiste en la meta de producción de 6,0 MMb/d para 2019 y otras cosas, que tampoco cumplirán, por las razones aquí expuestas.

Y lo que es más delicado, la estatal no ha sido capaz de mantener la producción que se alcanzó en 2001 de 3.342.000 b/d, ya que reconocen ante la OPEP que en el mes de enero 2014 apenas producen 2.888.000 b/d, aunque la realidad es que la misma OPEP presenta la cifra de 2.331.000 b/d1 .

Hoy la política petrolera, es decir, la base legal está determinada por la ideología del régimen, que amenaza, confisca y expropia activos petroleros privados, y que obliga a los socios a hacer lo que este piense o diga, no puede promover desarrollo alguno, porque el “know-how”, las tecnologías y las inversiones tienen que venir esencialmente del exterior. En lo económico, una autoridad que instala el control de cambio, que limita el uso de los dólares de los inversores para traer sus bienes, servicios y tecnología, así como pagarle en dólares a sus trabajadores si lo deseara, que prohíbe la repatriación de capitales, tampoco puede promover desarrollo alguno de una industria tan difícil. Y en materia de transparencia, el país ni los inversionistas nacionales y extranjeros conoce las cifras oficiales del negocio desde 2010 (fecha del último informe del ministerio de Petróleo, “Petróleo y otros Datos estadísticos – PODE”) ni las de PDVSA que datan de 2012 (fecha de su último Informe de Gestión).

Como referencia, valga decir que las estatales Pemex, Petrobras y Ecopetrol presentan sus informes regularmente y están a la disposición de todos vía Internet. Por lo tanto, si PDVSA no ha hecho las inversiones y traído las tecnologías y el knowhow necesario en los últimos años, no puede pretender que en 2014 va a ocurrir un milagro, un repunte de la producción, o que aumentarán las reservas de los crudos que necesitan las refinerías venezolanas. Si no se siembra no se cosecha.

Un parámetro esencial que mueve la industria petrolera mundial es la reposición de las reservas (verdaderas reservas, no recursos como los de la Faja del Orinoco, que no cumplen con la definición de reservas que establecen las Normas del Ministerio de Petróleo de Venezuela y los organismos internacionales2). La meta es que cada barril producido tiene que ser restituido, restablecido por las respectivas reservas que son producto de la exploración, de nuevas tecnologías o que se adquieran.

Venezuela está agotando sus reservas de crudos condensados, livianos y medianos (C/L/M), los más comerciales y fuente para la alimentación de las refinerías nacionales, y nuestra seguridad energética. En 1998 las reservas de crudos sumaban 76,1 millardos (109) de barriles y apenas 24,4 millardos de estos eran de crudos C/L/M, el resto era pesado y extra pesado (los menos comerciales). Para el 31 de diciembre 2012 las reservas de C/L/M eran de apenas 22,8 millardos; y lo peor, de estas menos del 30% están desarrolladas (tienen la infraestructura para ser producidas). Esto ocurre porque la actividad exploratoria para la búsqueda de esos crudos ha sido mínima en los últimos años; y las cifras que presenta el régimen, que transforman al país en una “potencia energética” son mayormente de la Faja del Orinoco, que como se dijo son solo recursos. Y para 2014 no se espera que esta situación se revierta.

Por otro lado, los acuerdos geopolíticos continuarán arruinando a la estatal en 2014. En su presupuesto 2013 PDVSA informa del acuerdo de entregas a 23 países, sin embargo, estiman que no podrán suministrar más de 220.400 b/d, y la cuota en 2012 era de 376.700 b/d, reduciéndole entregas mayormente a Argentina, Nicaragua, Jamaica y Republica Dominicana. Mientras tanto PDVSA declara en ese presupuesto que tienen por lo menos 12.300 millones de dólares (MM$) como exportaciones no cobradas… a confesión de parte, relevo de pruebas.

A nivel nacional los números son muy evidentes: la deuda pública interna y externa para 2012 llegó a 105.779 MM$, y para septiembre 2013 la externa del gobierno central alcanzó los 43.906 MM$ y la interna 66.746 MM$ MM$ para un total de 110.652 MM$3. Mientras que la estatal PDVSA tiene una deuda financiera de 43.384 MM$ al 31-12-2013, con un pasivo total impagable de 142.596 MM$ al 31-12-20124, que incluye deudas con socios de las empresas mixtas y sus contratistas por 10.000 MMUS$, y deudas a proveedores y otros contratistas por 16.747 MMUS$. Otra deuda impagable de PDVSA es la que tiene con el BCV que este le proporcionó a la estatal como financiamiento monetario en 2013 por 40.000 MMUS$5,6 ello sin incluir lo que tendrá que pagar al perder la decena de arbitrajes que están pendiente; lo pasivos laborales a los expulsados en 2002 y 2003; y lo que le adeuda a los jubilados por dividendos y aumentos de las pensiones no pagados. Y la situación se le agudizará a PDVSA, porque las empresas mixtas ya no le darán directamente sus compromisos a la estatal, porque muy posiblemente seguirán el modelo de Chevron, que creó un fideicomiso con sede en el Citigroup NY, para manejar el ahora préstamo, que lleva una tasa Libor +4,5%, y será desembolsado en tramos por Chevron, pero será el fideicomiso quien lo maneje para cumplir con el CAPEX, OPEX, regalías, etc., que requiere el campo Boscán, y luego de cumplir con todas esas obligaciones y recibir las divisas por las ventas del crudo Boscán, le serán pagados los respectivos dividendos a PDVSA y Chevron, es decir que ya PDVSA no manejará los fondos que aporten los socios. Posiblemente este modelo será seguido por otros socios en las empresas mixtas.

Y las reservas cada vez en peor situación: el BCV informo que al 31 12 2013 las reservas internacionales están en 21.481 millones de US$ (MMUS$), de estas 9.946 MMUS$ eran en oro; pero a febrero 2014 bajaron a 20.859 MMUS$ (http://www.bcv.org.ve/). Y en diciembre
2012 estaban en 29.890 MMUS$.

Por estas razones es que se le acabaron los dólares al régimen para continuar haciendo política partidista interna con la renta petrolera, para seguir manteniéndose y manteniendo a sus amigos de América Latina y el Caribe.

Diego J. González Cruz, PE. Senior Associate E&P and Natural Gas
GBC Global Business Consultants (www.gbc-laa.com)
http://coener2010.blogspot.com/
http://www.petroleum.com.ve/barrilesdepapel/
 http://www.mppef.gob.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=227&Itemid=340
 http://cronicasvenezuela.com/2013/09/06/los-estados-financieros-consolidados-de-pdvsa-2012-
revelaron-la-situacin-desastrosa-en-que-se-encuentra/
 www.pensarenvenezuela.org.ve
 http://www.pensarenvenezuela.org.ve/publicaciones/jose%20guerra/JG_PDVSA_TC-11-12-2013.pdf

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar