Opinión Nacional

Pico pico solorico

Estimada Defensora del Pueblo:

Quiero denunciar públicamente el secuestro de mi mujer.

Lo hago ante usted, puesto que el Fiscal se mostró inconmovible cuando asesinaron, frente a su sede, a mi compadre y a una de mis primas.

Es así, tal cual usted lo lee. En los escaloncitos de la Fiscalía General de la República, una turba comandada por políticos de la IV República, con la excusa de defender la libertad de expresión, agarró a mi compadre y lo batuqueó una y otra vez contra el suelo hasta dejarlo difunto. Otro tanto hicieron con mi prima. A ella la restregaron contra el piso, la pisotearon y al final, un hombre grandotote, la bombeó de una patada contra la puerta de vidrio donde murió valientemente sin decir ni pío. Todo esto lo hicieron sin que hasta ahora exista un pronunciamiento formal por parte del Fiscal, quien se ha mostrado insensible, ante el calvario que estamos pasando en esta contienda electoral, donde nos ha agarrado de sopita y no precisamente de cubito.

Ahora bien, paso a contarle mi denuncia.

Resulta que hace pocos días, un señor de camisita azul sudada, irrumpió en mi hogar comunitario y se llevó secuestrada a mi Clotilde, mientras
gritaba consignas antichavistas. Fue tan vandálico en su tropelía, que dejó mi gallinero convertido en un chiquero.

No supe nada más de mi Clotilde, han sido días de total tribulación, pues me hacen mucha falta sus cacareos. Yo, que de pisarla en pisarla me ha dado más de tres docenas de polluelos, aseguro que ella es una gallina de su casa y que jamás ha militado en ningún partido. Por ello esperé que la soltara, que se diera cuenta de su equivocación, pero nada que mi Clokclok (que es como la llamo en la intimidad) aparecía.

Ahora, cuál no sería mi sorpresa cuando la veo en televisión, subida a un podio, y al lado del camisita azul sudada.

—Ese es mi Clokclok —kikiriquié, enseguida que la vi. Me dije, ¿por qué la tienen ahí? Su vida ha sido empollar, pero jamás apoyar ningún
candidato. A ella la política la esplumusma y la llena de espasmos.

Pero, conociendo que si de algo sabe mi gallina es de economía, creí que el candidato iba debatir ese tema con ella. Pensé, se fregó, pues de seguro mi gallina le sostendrá que lo económico va camino de convertirse en una ética glorificada. Que mi gallina lo iba a poner en su sitio, cuando le manifestara que los valores éticos han retrocedido ante la agresividad de lo económico.

Pues bien, no fue así, resulta que el de camisita azul sudada, utilizó a mi media pechuga, para descalificar y llamar espantadizo al otro candidato.

Pero malhaya la hora en que se le ocurrió que mi progenie es equivalente a cobardía. Es que con esto demuestra su ignorancia, pues nuestro
linaje es nada más y nada menos que de Tiranosaurio Rex, que somos originarios de la India, que llegamos a Europa bajo el brazo de los
guerreros de Alejandro Magno, que los persas y los chinos veneran la valentía de nuestras cónyuges, pues la gallina es el único animal dispuesto a defender a sus crías ante cualquier depredador no importa su tamaño. ¿Que de donde cree él que nacen los gallos de pelea?

Pero estimada Defensora del Pueblo, ya bien sé que por la campaña que ha hecho el candidato de la camisita azul sudada, estas materias rebasan los límites de su preparación y no quiero gastar ni me dio picotazo en tal debate.

Lo que sí quiero es que por favor me regrese a mi Clotilde, pues la están esperando sus pollitos, piando, porque tienen hambre, porque tienen frío, y esperan que ella busque el maíz y el trigo y que duerman, bajo sus dos alas, acurrucaditos, hasta el otro día.

De no ser así, estoy dispuesto a llevar mis denuncias a instancias internacionales y agregarle que el de la camisita azul sudada no es sólo (%=Link(«/bitblioteca/venezuela/punto_fijo.asp»,»puntofijista»)%), sino también puntogallinista.

Atentamente,

El Gallo Pelón

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba