Opinión Nacional

Por qué yo voto NO

Más allá de los argumentos que en muchas ocasiones habrá oído el presidente sobre la alternancia de poder que fundamenta la democracia moderna, existe una razón más profunda que además de indignante, es también petulante y afrentosa al proponer la reelección indefinida; el hecho de que el presidente quiera seguir mandando después de cumplir sus 14 años de gobierno, responde al presupuesto de que en Venezuela no existe, en los casi 30 millones de personas, nadie capaz de hacerlo mejor que él, más aún (y esto va para los chavistas), la excesivamente citada y por demás anacrónica revolución bolivariana, que según ellos ha adquirido el estado de irreversible, no tiene lugar sin Chávez en el poder.

Ahora bien, si Venezuela (más bien el Gobierno) hubiese aprovechado estos 10 años de altísimos ingresos petroleros para resolver los problemas básicos de cualquier país que aspira a la modernidad, quizá esta enmienda que asoma la posibilidad de una dictadura vitalicia fuera una proposición ética y no patética, pero ¿Cómo justificar al culpable que no se arrepiente y además pide permiso para seguir pecando? La idea en sí, es abominable.

No quiero mencionar la inseguridad porque es un tema trillado, pero lo que hizo con la economía no tiene perdón, 10 años hablando de desarrollo endógeno y lo único endógeno que ha logrado son las importaciones que salen todas del gobierno, el aparato productivo está detenido y la adquisición de dólares para la empresa privada se ha convertido en una tarea que requiere de las más altas y elaboradas negociaciones administrativo-burocráticas sin hablar de las comisiones y el retardo inherente a las mismas. Lo único que producimos es petróleo (si a eso se le puede llamar «producir») lo demás viene de afuera; la inflación desde hace tiempo no baja del 30%, la devaluación es inminente, y esta situación él mismo la delata con la inquietante y marcada insistencia de la reelección indefinida cuando aún le quedan más de 4 años de gobierno, y es que no podía ser de otra manera, porque si tiene alguna oportunidad de ganarla es ahora que no ha llegado lo peor, ya que la crisis económica mundial ante la cual Venezuela estaba «blindada» gracias a la revolución bolivariana, al socialismo del siglo XXI y a los frutos que esto ha rendido, se ha comenzado a sentir desde PDVSA (el corazón de nuestra economía) y ya está llegando a todos los rincones de Venezuela. Para la segunda mitad del 2009 las reservas habrán mermado, y forzosamente tendrá que disminuir los subsidios con los que deficientemente ha mantenido el valor de la moneda.

.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba