Opinión Nacional

Problemas físicos o somáticos del alcoholista

La enfermedad alcohólica comienza por ser un problema somático, con una base química. Se afirma que cuando una persona ha caído en la adicción su organismo ha sufrido una alteración de tal naturaleza que hace que el alcohol le sea necesario para seguir viviendo. Y cuando se desencadena ese metabolismo anormal por la primera ingestión de alcohol, necesita seguir bebiendo, so pena de experimentar malestar o angustia.

Pero este problema físico es muy especial, puesto que puede ser manejado o dominado por la mente. Por eso se define como una enfermedad psicosomática.

Cuando el alcoholismo afecta al cuerpo, puede hacerlo en distintos órganos.

EL HIGADO. En la persona sana, por más que se explore, el hígado no se palpa. En cambio, si se examina en un alcohólico, por del tacto del lado derecho superior del vientre, inmediatamente se palpa una masa dura, llena de asperezas y nudos, que es la expresión de un hígado aumentado de tamaño, una verdadera esclerosis hipertrófica que se denomina cirrosis. Y como esta glándula es la más importante del organismo al dejar de funcionar todo el organismo termina intoxicándose.

EL CORAZON. En el alcohólico aumenta de tamaño, funciona progresivamente con menos fuerza hasta que un día deja de latir. Esto se denomina cardiopatía alcohólica y su principal mecanismo es una falta de vitaminas, sobre todo la B1.

EL CEREBRO. La intoxicación aguda del cerebro es la embriaguez. Una verdadera inflamación del mismo es la que produce el «delirium tremens» Y la intoxicación crónica origina las llamadas «lagunas mentales» y la «demencia alcohólica».

SISTEMA NERVIOSO DE LOS MIEMBROS INFERIORES O POLINEURITIS ALCOHOLICA. Provoca dificultad para caminar, temblores, debilidad y la persona termina quedando paralítica.

INTOXICACION GENERAL. Producida por la falta de vitaminas y el mal funcionamiento del hígado. Origina la palidez y las arrugas de la piel, el aspecto desagradable de su rostro y la característica ronquera de su voz.

Finalmente, está estadísticamente demostrado que el enfermo alcohólico vive quince años menos que el promedio de la población.

De manera que el alcohólico, no solamente necesita un tratamiento psiquiátrico, psicoterápico, sino también un chequeo somático completo; cardiológico, hepático, neurológico y un aporte de vitaminas para reponer el estado general.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba