Opinión Nacional

¡Protesto!

El Día Internacional de la Mujer un grupo de mujeres venezolanas se reunió para marchar hasta la sede de la Embajada de los Estados Unidos, en protesta por los muertos en Irak. Ciertamente es lamentable y preocupa lo que está sucediendo en Iraq, un país que después de una atroz dictadura se encuentra al filo de una guerra civil. Pero EN VENEZUELA hay miles de situaciones que no son menos preocupantes, que nos causan alarma y nos llenan de tristeza, de rabia, de impotencia. Y como estamos EN VENEZUELA y me duele mi país, ¡yo protesto!

Por los muertos en actos de violencia. Aquí EN VENEZUELA los asesinatos se han convertido en algo «excesivamente normal», parte de nuestra cotidianidad y casi quintuplican el número de muertos en Iraq en el mismo lapso. Por las cárceles, reductos de atropellos y violaciones a los derechos humanos más esenciales. Por el gran número de delincuentes que anda suelto y actúa con total impunidad, ¡protesto!

Por la frustración de las personas que se levantan de madrugada para ir a hacer cola en un hospital público donde escasean los insumos y cuyas instalaciones se encuentran en el más absoluto deterioro, ¡protesto!

Por las calles llenas de huecos, las barandas destrozadas y la basura regada por doquier, ¡protesto!

Por la falta de oportunidad de millones de niños de tener escuelas excelentes y maestros excelentes, ¡protesto!

Por los periodistas perseguidos y presos, ¡protesto!

Por las invasiones ilegales de propiedades privadas, ¡protesto!

Por la desesperanza de quienes albergan ilusiones de prosperar y ven luego sus ilusiones diluirse en un parapetaje de burocracia, ineficiencia y robo, ¡protesto!

Por la continua comisión de actos de corrupción, los obvios que dan tanto asco, los menos obvios, y los que no son obvios, pero que desangran al país, ¡protesto!

Por los procesos de ideologización para esclavizar niños y adolescentes, cuando sus almas deberían estarse formando para la libertad, tal como proclamaba Bolívar, ¡protesto!

Por el uso de la figura del Libertador como un muñeco de carnaval, como si para dar a conocer a Bolívar hubiera hecho falta tamaña ridiculez y falta de respeto, ¡protesto!

Por la pérdida de mi bandera de siete estrellas que cubrió a los muertos de la Batalla de Carabobo y a tantos otros que desde entonces han caído en la lucha por sus ideales. Por el cambio de sentido del caballo del escudo que miraba hacia la derecha, en heráldica símbolo de la libertad, ¡protesto!

Por la abyecta subordinación de las instituciones públicas al Ejecutivo, que desnaturaliza sus fines y razón de ser, ¡protesto!

Por los funcionarios genuflexos, arrastrados y jalamecates, ¡protesto!

Protestemos por los muertos y las injusticias en Irak. Pero como la caridad empieza por casa, ¡yo protesto primero por lo que pasa EN VENEZUELA!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba