Opinión Nacional

¿Qué pasa en Venezuela?

Definitivamente no nos resignamos a aceptar lo que está sucediendo en Venezuela. El suicidio de un país. se toleran todas y absolutamente todas las aberraciones que se cometen desde el poder, cual si fuesen travesuras hechas por un niño como el de la canción de Oscar D León: ¡Queé muchacho!. Que la cabeza de uno de los poderes públicos, se haga pagar alojamiento, masajes y quien sabe qué otras delicateses en uno de los hoteles spa mas lujosos del imperio por parte de uno de los contratistas y proveedores mas favorecidos de su administración, sin que ello le generase la más mínima sanción y por el contrario pareciera haberle servido para ascender al segundo puesto en jerarquía de la Nación, es dentro de un infinito número de tropelías que pudiesen señalarse, un ejemplo escandaloso que nos dá luces sobre la moral y la ética revolucionaria presentes en nuestra enferma sociedad. A raíz de todos los obscenos detalles que el maletín de Antonini sacó a la luz, nos gustaría llamar la atención el caso de un Gobernador de Estado, confirmado como alojado en uno de los hoteles más costosos del hemisferio, con gastos cargados a la tarjeta de crédito de un oscuro empresario, sin que este sea el único incidente sospechoso del cual ese Gobernador haya sido protagonista; sin embargo, a la pregunta de sí se abrió alguna investigación debemos imaginar que bastó una mirada de los almibarados ojos de nuestro insigne Fiscal General de La República para descartar tal acción.

Altísimos oficiales militares fueron señalados de conformar un «Cartel del Sol» dedicado al tráfico de drogas en el Oriente del país, un periodista que hizo denuncias sobre el caso fué asesinado acribillado a balazos y al indagar si se actuó para aclarar la veracidad de la acusación y el consiguiente castigo, encontramos un vacío desolador. Se denuncia el escandaloso asunto de los taladros petroleros, el presunto funcionario responsable admite los hechos ante el país en la propia Asamblea Nacional y el resultado: cientos de miles de millones de bolívares perdidos sin sanción y sin rubor al igual que los 45 millones de dólares de FOGADE, y aquí no pasa nada. La OPEP nos dice que las cifras de producción de PDVSA son falsas y aquí no pasa nada. Se perpetra un golpe de Estado a la Constitución y aquí no pasa nada. Se perfecciona una dictadura troglodita y aquí no pasa nada. La libertad de expresión es cercenada en gruesas rebanadas y aquí no pasa nada. Mientras, los alimentos principales desaparecen de los mercados como consecuencia de la disparatada política económica del gobierno, sí es que puede llamarse así tal despropósito. Aun cuando los precios del petroleo están a niveles inimaginables, el dinero no alcanza para cubrir el manirrotismo de Don Regalón, y se acude a nuevos impuestos para exprimir los bolsillos de los venezolanos para que el señor Presidente pueda seguir gastando y gastando, regalando y regalando a cuanto extranjero se le atraviese a adularlo mientras los venezolanos somos robados y asesinados a diario por la delincuencia, las calles, avenidas y autopistas de nuestras ciudades no soportan mas huecos, los hospitales siguen en estado ruinoso y deprimente, aumentan las rancherías y barriadas improvisadas y los barrios consolidados y sectores populares se hunden en los problemas irresolutos y el hambre y el desempleo se asoman junto a la inflación esperando en la bajadita a que termine la fiesta. Quizá cuando se instalen definitivamente y nos asfixien seguiremos preguntandonos:¿Qué pasa en Venezuela?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba