Opinión Nacional

RCTV

Domingo 27 es la fecha tope. Es la fijada para que los directivos de Radio Caracas Televisón dejen de ocupar y utilizar una fecuencia de radiocomunicación.

Se ocupa y utiliza una frecuencia telecomunicacional para explotar un “fondo de comercio” con el cual se obtiene una utilidad, reinvertir, usufructuar el producto de esta utilidad y, prestar un servicio de: entretenimiento, información, aconteceres comunes y oficiales, hechos deportivos, divulgación científica y otros, de manera ininterrumpida en el tiempo.

En este caso, esa señal es la pionera de la televisión venezolana, es la del canal 2. Y todo por una órden presidencial sin importar que ello no sea del gusto de las 80 personas, o más, de cada 100 consultadas sobre el tema, lo cual abate el cacareado argumento de la “democracia particpativa”.

Ahora bien, el Estado, la Nación, la Patria, o como quieran llamar a este territorio, está representada, políticamente, por un cuerpo directivo que encabeza un Presidente, que se llame como se llame, tenga o no la autoridad moral para disponer de tal o cual recurso fue escogido, en las primeras de cambio, de una manera democrática, aun cuando, en aquel entonces se advirtió de sus simpatías ideológicas contrarias a las acostumbradas y conocidas por la gran mayoría, pero……Cierto encantamiento extraño, poco frecuente en una población tan displicente como la nuestra, produjo tal avalancha de simpatías que cualquier cosa que se dijera del “elegido”, generaba un tumulto. Hasta la votación para abrobar “la ex – mejor Constitución del mundo”, se efectuó en medio de condiciones metereológicas adversas con la consecuencial tragedia humana lamentada, ya sabida y nunca olvidada.

Eran tiempos en los cuales sus palabras eran, para 80 de cada 100, una verdad absoluta, como un templo. Tanta “devoción” causó que muchas familias se digregaron por los conflictos que esa controversial postura generó y, aún, sobreviven grupos familiares en la que la ruptura es una huella tan profunda que lastima, hiere y no sana. Y todo por él y allí esta, aún, con casí 10 años en el máximo cargo. Y allí están, ocho de cada diez de los encuestados, pagando las consecuencias de la irreflexiva manera de conducirse la población venezolana en materia electoral. También en lo cultural y educacional. Una de esas consecuencias, sin vuelta atrás, es, sin duda alguna, esa: “la muerte de Radio Caracas Televisión”.

De un tiempo para aca ha aumentado el número de “peticiones” al Presidente de no apagar la señal. Es el derecho que todos tenemos a hacerlo, pero tengo la certeza que eso no causará ningun efecto, no mellará un ápice, y no dará marcha atrás¡ojalá me equivoque!.

Mis argumentos para creer que no revertirá su decisión son los siguientes: lo primero es una postura ideológica, social, cultural y económica de confrontación con los directivos de RCTV. A Chávez, no le “agrada” que lo contraríen, le desobedezcan, por lo tanto ¿cree usted que él va aceptar que alguien utilice un medio de comunicación para continuar enfrentándolo, o a su gobierno, tal como ocurrió en los anteriores períodos presidenciales?.

Segundo, ¿no se han percatado que la medida está cargada de cierto componente xenofóbico? Granier y Phelps, son apellidos de origen extranjero, uno es frances y el otro es de origen ingles venido de Estados Unidos. Ideológicamente, se procede a cumplir el rito de la “nacionalización” que ordena la tesis comunista, tal como se hizo con: AES, o la Electricidad de Caracas; Verizon, o CANTV; Convenios de la Apertura Petrolera o Shell, Exxon Mobil, Phillips, Conoco y otras. Tercero, pregúntese usted mismo, ¿Si usted fuera él, con la personalidad y militancia ideológica incluida, daría marcha atrás a una decisión que implica muchos efectos colaterales a posteriori, si la revierte?. No nos caigamos a mentira.

Se sabe que la sobrevivencia política de muchos es, nada más y nada menos que, la reversión de la decisión, pero…… Aclaro, estoy en contra del cierre de la señal y de cualquier medio que restrinja la libertad humana, ¡ojo! Cualquiera.

A lo largo de estas quincenas he venido preguntándome: ¿hay alguna explicación racional para ese comportamiento tan indigno de andar pidiendole, rogándole, suplicándole, implorándole al Presidente de la República la no aplicación de la medida? Lamentablemente, esa actitud que yo oso en juzgarla como indigna, es la que lo fortalece en el poder. En la generalidad de los casos, los hombres con personalidades similares disfrutan, internamente, de esa “masajeada de ego”, casi permanentemente. Alguno podrá deducir, en consecuencia, erradamente, que estoy a favor de la medida. Pues no. No estoy a favor, insisto como lo aseguré anteriormente. Lo inaceptable es que se argumente como una demostración de totalitarismo, un hecho aún no cumplido. Lo inaceptable es, esa rogadera, como si su decisión nos fuera a salvar la vida o que se yo. Lo que se necesita es coraje y más nada. La cerro, la cerró y cuando eso ocurra, escribámoslo en las hojas de internet. Digamóslo al mundo. Por ahora, los organismos internacionales lo que ven son puras amenazas; además, ellos no nos dijeron que votaran por él.

El venezolano común, y el no tan común, está frente a un adversario que ha sido menospreciado en todos los terrenos. La población que se opone a Chávez se enfrenta a un individuo que anhela permanecer tanto tiempo, o más, en el poder que su “padre político”, Fidel Castro. Es verdad que la gran mayoría del pueblo ignora, absolutamente, las peculiaridades ideológicas que se esconden tras las promesas de “redención social, económica, histórica o religiosa”, pero también es muy cierto que, en lo que va de gobierno de Chávez, la dirigencia política que lo adversa, tampoco le ha advertido a esa población, sobre lo que debía haberle avisado y no lo hizo, salvo muy contados casos.

Estamos aca, observando como los hitos de un país con democracia perfectible se han venido demoliendo: la bandera; el escudo; el saludo militar; el día de la fundación de Caracas; el día de la bandera; José Antonio Páez; el día de la raza, descubrimiento de América o encuentro entre dos mundos, o como mejor les plazca; la educación de mediano y largo plazo. Siguen no derribados, por ahora, los toros coleados; el beisbol profesional; las carreras de caballos, las loterías, la creencia en Dios y la Doctrina Católica; las pantaletas y sostenes de nylon y algodón; los pantalones de casimir; las corbatas de seda; los automóviles de último modelo. Vendrán despues: las obras pictóricas de los oligarcas; los libros del mundo occidental, en fin. Es lastimoso decirlo, pero es así.

Hoy, Radio Caracas Televisión es la figura emblemática de los medios televisivos. Venevisión y Televen, vendrán un tiempo después: sobreviviran a RCTV por su actual “buen comportamiento”, pero les tocará.

Finalmente, transcribo el siguiente párrafo: “…………Mientras que la nacionalización representa la transformación de las empresas capitalistas en propiedad socialista estatal, llevada a cabo de un modo obligatorio, la cooperación presupone la agrupación de las economías de los pequeños productores privados de mercancías en grandes empresas socialistas, realizada a base de la plena voluntareidad” (Manual de Economía Política. Academia de la URSS. Pag 349).

¡Rememore y juzgue! Prepárese para lo siguiente.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba