Opinión Nacional

Realidades patéticas

En toda Venezuela vemos con asombro como los sectores populares cada vez están sumidos en el abandono, podemos observar como en cada barrio de Caracas, Valencia, Maracay, Barcelona, Puerto La Cruz, Maturín, Cumaná, miles y miles de venezolanos viven en las peores condiciones de vida y nos preguntamos, ¿es este el socialismo que tanto pregona el actual Gobierno nacional?, y si es así creo firmemente que están equivocados.

Para localizarme en mi municipio que conozco con más exactitud y no expandirme por la geografía nacional, quisiera esbozar aquí como está el municipio Sotillo, Puerto La Cruz, del estado Anzoátegui, aquí vemos como las calles de las comunidades están hechas añicos, observamos como la basura es casi comparable con el tamaño del mar, porque ha inundado por completo todas las calles y avenidas de nuestras ciudad.

Pozuelos, asentamiento originario de nuestra ciudad, está a la buena de Dios, allí no existe gobierno, los comerciantes y residentes de esta zona afirman que ya se les olvidó el color del uniforme de la policía porque tienen años que ni se asoman por esos lares, ¿es esto lo que llaman igualdad socialista?, una igualdad basada en la vulnerabilidad colectividad y  en la similitud pareja de vivir rodeado de desechos de toda índole… Bueno entonces por eso nos matan de hambre, por la inmensa escasez, o contaminados por la incapacidad de las autoridades para así nos emparejarnos en el cementerio.

Esta realidad patética que vivimos en el centro de Puerto La Cruz, en Pozuelos, en Las Charas, Valle Verde, Oropeza Castillo, Vecindad del Chavo, Saigón, Bello Monte, Barrio Mariño, Las Delicias, Chuparín, El Frío, Sierra Maestra, Agua Potable, y en la zona rural del municipio, es semejante a la que se vive en cualquier municipio de Anzoátegui y de Venezuela, el abandono que propios y extraños han protagonizado con nuestras comunidades populares no puede tener perdón de Dios, porque esas zonas no están habitadas por animales, sino por seres humanos iguales a los que están gobernando, y que poseen el derecho de vivir bien con bienestar, con garantías de salud pública, con orden y seguridad.

Cuando observamos que un alcalde, como el de Puerto La Cruz, que en medio de la anarquía que rodea a la ciudad anuncia un cambio de gabinete que es sencillamente un enrosque de funcionarios nos percatamos que éste está divorciado de la realidad de la ciudad y que está pensando en pajaritos preñados mientras que el pueblo es el que sufre las consecuencias.

Hago un llamado desde esta humilde tribuna para todos aquellos hombres y mujeres que quieren optar por una alcaldía o ser integrantes de los Concejos Municipales que el deber de el funcionario no es para servirse del poder, sino que el poder sea para servir al ciudadano, es el momento para cambiar la mentalidad y de hacer lo posible para que nuestra gente progrese, y esto inicia brindándole las condiciones mínimas para que puedan vivir en sus comunidades.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba