Opinión Nacional

Rescatar el arma del voto votando

Es hora de definiciones. Asumir una política y explicarla con sencillez y humildad ante el país. Debemos romper el círculo vicioso según el cual la oposición está sumida en un debate: sí va a las primarias o no; si vota o no vota; sobre el candidato único. Mientras tanto el país va por otro lado: se afirman las tendencias totalitarias, se acrecienta la corrupción; se realizan luchas populares a lo largo de toda Venezuela con una incidencia reivindicativa; crece la desesperanza y la pasividad cuando contradictoriamente el sentimiento de descontento no se puede ocultar. Guardando la distancia, voy a tratar de resumir dos testimonios contenidos en los Papeles de Betancourt correspondiente al tomo VI que cubre del 53 al 58.

El primero dice así:
“En el país se vivía una época de prosperidad económica, incentivada por las grandes obras ya realizadas por el régimen, a las que se agregaban los proyectos iniciados durante este año mediante la aprobación por el Congreso de una serie de créditos especiales destinados a financiar el gigantesco Plan Extraordinario de Obras”. Y agregaba Valmore Rodríguez:
“Situación próspera, aceptación del régimen, entusiasmo por la inauguraciones y desvanecimiento gradual de la influencia pública moralizante del partido, enyugamiento en masa al carro triunfal de la clase media, de los antiguos discretos, pendulares, corrupción universal, danza de millones de los contratos y de las venalidades general a la orgía universal, da una ideas exacta de lo que se nos ha venido encima…. los héroes son los artistas de la radio y de la televisión nacional…” (Año 1954, p. 175). La otra cita corresponde al año 1955:
“Luego de dos años de reveses y el repliegue en las actividades del partido, Betancourt reconoció el fracaso de las líneas “putchistas”, de conspiraciones con militares, de fracaso de la “teoría” del empujoncito a la que siempre criticó pero que sin embargo obedeció y apoyó por ser directriz emanada del CEN concluyendo que lo importante era la organización y adoctrinamiento del partido”
(p.293)

II.- Se debe tener valentía para reconocer los errores, apreciar las nuevas situaciones y trazar la política adecuada no sólo para unos meses sino para un período que parte de un hecho electoral concreto como es la elección del Presidente.

En efecto, veamos más allá del 3D y para ese día adoptemos una estrategia Lo que hagamos el 3D debe estar vinculado con el post. En cualquier elaboración que se haga el componente electoral no debe desaparecer. Es evidente que no puede limitarse la salida a lo electoral, pero en la dirección de unir y organizar en torno a una propuesta de país es necesario no despreciarlo.

La abstención no permite esa organización. La lucha por elecciones limpias cubrirá un período que no podemos medir. En el 2008 habrá elecciones de gobernadores y alcaldes y en el 2009 de AN. ¿Nos abstendremos? ¿Dejaremos las 25 gobernaciones y las 365 alcaldías en manos del autócrata? ¿No son necesarias en la lucha contra el totalitarismo estas posiciones? ¿Se despreciarán?

Pensar de esta manera no es una “línea electoralista”, es la vida real.

Planteo, y en esto coincido con muchos compañeros, que debemos definir desde ya rescatar el arma del voto, que está enterrada, para lo cual es indispensable usarlo y una candidatura de máximo consenso alrededor del cual nos unamos Lo que suceda en el camino es otra cosa. Perseverar con firmeza en esa dirección.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba