Opinión Nacional

Rocinante

En un caballo blanco, pero no tan blanco como aquel que a través de la historia transportó parte de la brillantez de América Latina, se ha desplazado el Teniente Coronel ante las cámaras de sorprendidos comunicadores.

Como en mala película de Cowboy, eso fue lo único importante del Aló Presidente de este domingo 24 de febrero de 2008. Ya que el resto del evento, como siempre, fue puro refrito “bolivariano”.

Si el pueblo de Venezuela (en gran porcentaje) se hubiera dignado a conocer la historia del caballero de la triste figura “Don Quijote de la Mancha”, hubiera podido reconocer, inmediatamente, al desgraciado y degradado Rocinante que jineteaba. Y aún más, también al burro y al fiel sirviente Sancho Panza.

La literatura hispanoamericana abraza todo nuestro discurrir anterior y actual, y en ella encontramos y encontraremos tanto al Quijote como a un Santos Luzardo criollo deambulando por algunas “Casas muertas” que un pasado nostálgico nos dejó de herencia para seguir reforzando nuestra conciencia de lo atemporal.

Hasta allí, todo concuerda con nuestra naturaleza. Pero de allí en adelante, la extrema oligofrenia de nuestro presidente (que no se debe confundir con los bien planteados delirios del Quijote), desbarata la magia ancestral de nuestro ingenuo temperamento.

Ahora sabemos que Chávez no es ni será un Bolívar ni un Quijote; y mucho menos un “razonado” y bonachón Sancho Panza.

Su grosera verborrea desmerece a todos los “ilustres” nacidos de la mano de un Cervantes, de un gallego o de un Arturo Uslar Pietri, y lo convierten más bien en un fastidioso molino de viento tan detestable como el que producen las moscas pegonas cuando molestan en los atardeceres veraniegos.

Que deleznable realidad la que estamos obligados a vivir hoy, cuando los imbéciles, fácilmente, se auto-nominan reyes y algunos súbditos ilegítimos aplauden sus bravuconadas.

Cosas veredes Sancho, que harán temblar las paredes.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba