Opinión Nacional

Señor Maduro ¿Qué es ser y Quién es el fascista? (I)

Señor presidente proclamado por el CNE, juramentado por la AN, dudado por muchos, yo entre ellos, permitidme Señor que os escriba, ya me he ocupado de Vos alguna vez, para ser mas cercano, cuando impresionasteis al mundo por vuestra noticia de haberos comunicado con Hugo Rafael asumido por vos como vuestro padre, mediante su encarnación en el pajarito chiquitico y antes, en febrero, os había escrito una carta, donde os pedía que oyerais el clamor de la justicia. (Ambos en 64.207.147.4) En esa fecha os escribí ustedeandoos, es decir, tratándoos de usted, lo más próximo a mi andinidad cuikensis, pero hoy, he optado por el habla de los maracuchos originarios, según plagio la idea del socialismo de vuestro padre, digo mejor, de quien Vos os proclamáis como su hijo putativo, algo mas que primogénito, ungido por él mismo para que heredarais su patrimonio y para sustituirlo en su misión redentora, de haber alguna causa sobrevenida, como en efecto ha sido…

Hoy os pido que nos sentemos juntos, vos habéis llamado a quienes queramos trabajar por la Patria, yo en verdad, en verdad os digo que eso ha sido mi vida y la de los míos y la de mis amigos. Pero, por esas cosas bellas de toda la vida, los imperios, no ha habido en la humanidad conocida en donde no jugaran importantísima papel. Vos, señor y yo hablamos castellano, español dicen hoy mas por el peso de España que por el espacio lingüístico allá en la Península, lo cual es otra historia, el valor de esta bella palabra, Patria, es la identidad que se hace con nuestros padres, con los padres de estos, hasta el origen y la metáfora en algunas lenguas y culturas, adquiere el valor de hijos de la tierra a la que pertenecemos según allí nacimos. Y la expresión se llena de grandeza cuando se juntan (la) mater y (el) pater… madre patria. Magia, realidad, ficción, amores, y más que todo eso, lo indefinible a razón alguna se junta en el corazón y el alma de uno. Y a esta Venezuela la amamos todos, los escritores, los poetas, los músicos, la gente toda, ricos, pobres, labriegos del campo, de las ciudad, burgueses, proletarios, pecadores, píos, analfabetas… quienes, todos juntos, con nuestra diferencias y semejanzas, nos congregamos y conformamos el valor universal de identidad nuestra, ser el pueblo venezolano. La carga moral, cultural, que la palabra lleva, nos hace, pues, que todos quienes amamos a La Patria, seamos patriotas. Los otros, aquí nacidos o no, pero aquí residentes, que no cumplan este hecho esencial, existencial, bien llamados, son antipatriotas. Pocos serán, creo, pero son. Compartiría con vos la calificación de antipatriotas a los lacayos de cualquier imperio, secuaces del poder de esos imperios, sus verdugos y sicarios, a quienes el poder ajeno utiliza para quitar del alma de la gente el amor a la Patria, su patria y sus bienes y mas, sus valores, esos que le dan vida al alma. Así ha lugar vuestra constante acusación de traidores a los que se asumen hijos del imperio yankee, que usan esa bandera de estrellas en barras, o barras de estrellas, tan distinta a la nuestra, la de las siete estrellas, y que asumen las culturas del amo empeñados en enterrar la nuestra, a esos me parece que los definís bien, son traidores, apátridas, como lo son igualmente quienes actúan sometidos al dominio cubano, que izan esa banderas en cuarteles y oficinas, que entonan su himno por encima del Gloria al Bravo Pueblo, que controlan parte de los puertos y cuarteles, sistemas de información, que hacen del comandante Fidel algo mas que un genio, sabio consejero, su Ídolo,… seguro que compartiríamos juntos la premisa de que quienes si así actuasen son criminales de lesa patria. Sean estos ejemplos, como quien dice, sinónimos.

Os pongo ese ejemplo porque vos sois un buen chofer y sabéis que para conducir el autobús hay que tener claras las definiciones espaciales, las leyes de tránsito, la constitución, el respeto al otro, etc.… que debéis cumplir, que tenemos que acatar, sí, sí, pero todos. Choferes y transeúntes, peatones y ciclistas, y permitidme deciros que estoy entre quienes reconocen que la información académica es como cada quien quiere ser con ella y lucha para con ella llegar a hacer y ser lo quiere se quiere ser. La sabiduría, el conocimiento, las técnicas no son exclusividad de la universidad, ni egresar de ellas es condición necesaria para el buen obrar y mejor conducir, sirven a quien se dedica a hacerlo bien. Conocí a Obreros mucho mas capaces que yo (lo cual nada de complicado es) como Jesús Farria, Manuel Taborda, Walesa, Lula, y se de otros muchos, hasta he oído decir que los señores Platón, Jesucristo y Cervantes, allá lejos, no fueron a universidad alguna, quizá ni habría para los primeros y esclavos fueron ambos y a Cervantes lo habría aplazado el bachiller Sansón Carrasco, como efectivamente “asesinó” a Don Quijote, regresándolo a ser Alonso Quijano. Borges, apenas un “humilde bachiller de Suiza” y así… de modo que yo, sencillamente he querido ser maestro de escuela y no se si lo he logrado, bien difícil es. Y eso me obliga a deciros que para los estudiantes, para mis hijos, para mis amigos, para la gente que amo y para quienes no simpatizo, para mi terapeuta, sea cual sea su nivel de capacidad, honradez o hipocresía, me impongo con ellos buscar la verdad y se que ella se halla dispersa en muchas artes, en teorías, en muchos errores, y en muchas cosas más, donde no se ve y que detesto la idea de dar consejos para marcar la vida a nadie, mi trabajo ha querido hacer bien la procura de ayudar a pensar, de buscar la libertad, los tales consejeros cobran mucho por ello, tarde o temprano cobran y cómo!, desde la idolatría hasta al trueque en especies. No te sintáis aludido, lejos por el contrario, no me honró la vida compartir con vos eso de buscar la verdad, pero, gracias a esas cosas buenas de los imperios, tenemos y dispones de este castellano, de la ciencia, la tecnología… y así podemos emplearla para que dialoguemos, patriotas somos, somos pueblo, venezolanos somos y compartimos muchas, diría mejor, casi todo lo que la burguesía y el capitalismo nos han viabilizado y hasta el socialismo es hijo de su seno. Siendo así, os quiero pedir que nos paseemos por algunas de vuestras expresiones, adjetivos, sustantivos, en fin… que vos empleáis con frecuencia muy, muy iterativa y mucho más que voz aún, vuestros ministros y demás camaradas vuestros, tal como el ministro de la ciencia…hasta el ministro de la palabra de la comunicación, el señor de la hojilla, los comunicadores de todos los canales del gobierno…que son casi todos, el casi es muy pequeño.

Os oigo decir que queréis hablar con el pueblo, con todos los patriotas, pero no con los fascistas, a quienes asociáis muchas veces con la oligarquía, la insaciable aristocracia prepotente, con la burguesía ociosa, con el imperio… vuestro patético padre recurría muchas veces a esas cosas del gendarme del habla. Escuálidos, majunches, oligarcas, amor, revolución, socialismo, burgueses, frijolito, imperialismo, etc.… no se por qué vino a mi memoria un señor no menos especial, en algunas cosas se adelantó al Supremo líder, al redentor de América… etc., el señor Rómulo Betancourt B. De él oí algunas palabras que en aquella era me parecía pistorescas, como las multisápidas hallacas, y … aun no se que cosas significan los adjetivos de obsoletos y periclitadas…, en ello creían los adecos de la era que reafirmaban la sabiduría, el genio del caudillo y, le oí también, “disparen primero, averigüen después”, así muchos hicieron y otros murieron y en estos días cosas, cosas de la dura historia, escuché a vuestra ministro Iris, «La única buena noticia que puedes tener es que la cárcel que te espera no van a ser las cárceles que nosotros heredamos». “Vamos a ver si ahí logramos quitarte ese pensamiento fascista y logramos rescatarte como ser humano. Haciéndote una rehabilitación no sé si ese vicio te ha llevado a que generes esta violencia». «Deja el odio contra las mujeres Henrique, deja el consumo de estupefacientes, no sigas consumiendo drogas. Aprende a respetar al pueblo venezolano». Esto es matar primero y ejecutar antes de morir sin juicio previo. No pareciera haber allí algo del cristianismo, del humanismo, del robinsonianismo, del bolivarianismo, pero si mucho de Eris, de la discordia diosa.

Antes de estos tiempos para vos dolorosos, lacrimosos, escuché la sentencia a la juez Alfuini, en borbollones de rabia en boca del Supremo y la promesa de meter preso a Rosales, “ladrón, canalla, corrupto…” en la cárcel, antes de morir. No precisó quien moriría primero de entre ellos. Y, Vos, señor, no hay encadenamiento que impongáis donde no insistáis en los fascistas, …y hasta citasteis a algunos de esos seres, Borjas, Henrique… otros dirigentes de vuestro gobierno dicen cosas de ellos que no parecen oraciones de la Madre Teresa de Calcuta y no os habría escrito, solo que prometí a mis indagadores nietos que os pediría información sobre el significado que vos dais a esa palabra y que vos usáis siempre cuando encadenáis al país todo para imponer vuestra palabra en lecciones de historia, economía, política, teología, etcéterologia, y como la usáis de manera distinta a cómo está en los libros y en testimonios vivos, me pidieron que vos los ayudaras y eso os pido.. .La honradez del que quiere ser maestro, mi anhelo para ser buen padre, buen amigo, me impone adelantaros algo de lo que ya les dije, sobre su origen, sus dos modalidades: el italiano de Mussolini, en Italia y el nacional socialismo de Hitler, en Alemania. Os adelanto esto para abrir el dialogo, ese acercamiento al que vos convocáis.

Esto dije, tomado de los buenos libros, llamaré a estos afirmaciones fuertes:

El pueblo es el cuerpo del Estado, y el Estado es el espíritu del pueblo… el pueblo es el Estado y el Estado es el pueblo .Todo en el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado.

Para el alemán, Ein Volk, ein Reich, ein Führer! Y ese pueblo, el de raza superior, el imperio el alemán y el Fuherer, Adolf Hitler.

Y, les adelantaba a mis inquietos nietos que para acercarnos a la verdad, había que buscarla con mucho cuidado, para que “los vidrios del camino no nos hieran” para que los prejuicios y perjuicios no nos aparten de la ruta buena. De Modo que agregué algunas otras premisas que en el encuentro deberíamos probar, demostrar.

Sean estas:

Une al fascismo, el de Mussolini sea el nazi, de Hitler, se propusieron y lograron la construcción DEL TERRORISMO DE ESTADO PARA CREAR UN ESTADO DE TERROR. El terrorismo de estado tiene como proyecto provocar en el ser humano, mediante el terror, primero, la abulia, hasta alcanzar, su meta, la indiferencia absoluta ante los hecho de represión, de violencia, de sumisión, de humillación, y de ese modo dejar todo en manos del líder, del supremo, del único que tiene la verdad y por ello la toma de decisiones. Para ellos el estado emplea todo, todo. Desde la persuasión mediante al mentira, (Goebbels lo sintetiza bien, una mentira repetida mil veces se convierte en verdad), luego procesos psicológicos para generar la idolatría al líder supremo, al redentor, pasando por todo, delaciones, traiciones y los mas abominables crímenes que, para el caso alemán, es el modelo más perfecto de la imperfección de la crueldad humana, en donde el racismo evidenciado como antisemitismo, el holocausto, y el exterminio de seres y de ideas de quienes no fuesen como lo que el Líder restablecía, son algunas de sus concreciones. Sea para comenzar, este trágico ejemplo.

Pero advertí a los nietos que no todo el pueblo alemán fue nazi ni el pueblo italiano fue fascista. Que dentro de esas culturas y pueblos hubo valerosos seres bellos y buenos, verdaderos héroes, y trascendentales ejemplos para la humanidad de siempre. Alemanes e italianos que combatieron denodadamente y arriesgándolo todo. De eso hablaré en detalles con ellos.

Queda para el próximo texto el centro de mis diálogos con ellos, y para confesaros, Señor Maduro, como es delicadísimo el tema, convoqué, recurrí a mi terapeuta y a otros expertos para ver como lográbamos ir tras la verdad en este tema, sobre todo, cuando tenemos en estas tierras nuestras las cosas que aquí pasan y que allá, en aquella era, pasaron. Os espero la próxima semana.

 

 

 

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar