Opinión Nacional

Si yo fuera diputado

Hago un ejercicio de imaginación sobre cual seria mi postura como Diputado de la Asamblea Nacional, ante la solicitud de un nuevo viaje del Presidente de la República para ausentarse del país y continuar su tratamiento para el cáncer en Cuba. Mis notas y reflexiones serian estas, ante la plenaria de la Asamblea.

Estimados Colegas Diputados. Todos fuimos sorprendidos con el anuncio realizado por el Presidente sobre su cáncer. Ver a ese hombre poderoso, ególatra,  charlatán y prepotente  que jamás había  leído una nota en publico, anunciar su enfermedad en un discurso leído, conmovió al país nacional al sentirlo genuinamente apesadumbrado y afligido. Voces de solidaridad colmaron la opinión pública, incluso entre sus más connotados adversarios. Pero a mi sorprenden mas los acontecimientos posteriores. Acá hay una mezcla de milagros, resurrecciones, apariciones y hasta, levitaciones donde se mezcla lo religioso, lo político y  el show entre los más diversos actores nacionales e internacionales. Todo enmarcado casualmente entre  las más importantes fechas de la revolución como el Bicentenario de la independencia, el informe sobre la muerte del Libertador y el cumpleaños del jefe. Cambios de slogan entre la muerte y la vida. Remplazos de vestimentas y colores. Y lo más triste,  la utilización de  nuestras Fuerzas Armadas para rendir culto a héroes enfermos o en procesos de resurrección. Estoy seguro que han visto como yo, asombrados, nuestros hombre de mar arrodillados en las escalerillas de un avión, para recibir al Mesías Viajero.”

“Yo hago votos sinceros para que el Presidente busque las mejores opciones para su tratamiento, incluyendo la protección en todos los sentidos, de su mentor, el también resucitado Fidel Castro. Y sugiero incluso que le demos toda la diligencia del caso a cuentos permisos él necesite para atender  sus quebrantos de salud. Lo que yo sugiero que, ante  tan seria enfermedad, seamos nosotros también serios en el papel que debemos jugar los diputados de la Asamblea para autorizar  las ausencias del Jefe de Estado. Propongo formalmente que esta Asamblea Nacional pida al ciudadano presidente, que junto a su solicitud de viaje, anexe un informe del equipo medico tratante donde se indique con precisión su  estado de salud. Este informe puede permanecer confidencial, discreto y reservado y en manos de un Comisión de 4 o 5 diputados, representante de las fracciones más importantes. Creo el país nacional tienen el derecho de conocer el estado de salud de su Presidente y esta Asamblea, el deber legal,   ético y  político de exigir seriedad en este tema. “

“Lo que no puede ser, estimados colegas es que nosotros como órganos contralores del ejercicio del gobierno, nos conformemos con las versiones acomodaticias, disparatadas, vagas, místicas religiosas del Presidente  de la República, que como él nos lo ha dicho hasta el cansancio, vienen de otro resucitado como Fidel Castro. Solicito respetuosamente, esta propuesta sea sometida la votación reglamentaria”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba