Opinión Nacional

Sobre el Miedo

Mi  amiga Yajaira viajo estos días de semana santa.  Antes paso por mi oficina  y al no encontrarme me dejo un mensaje. “Díganle a Luisito que me escriba sobre los presos y  sobre el miedo”. Según las personas que estaban esa tarde sin luz en mi oficina, Yajaira lucia inquieta y nerviosa, como si la estuvieran persiguiendo. No paraba de hablar de  Oswaldo Álvarez Paz, Zuloaga, Azocar,  Azuaje, como si fueran sus familiares directos. “Por favor doctor, escríbale” fue la suplica muy dramática de alguien que presencio la visita de mi amiga.

Claro Yajaira. El gobierno acelera una política de represión a la disidencia porque en el ejercicio de sus funciones básicas,   se vuelve cada vez más ineficiente. El resultado es que ve en caída limpia, la savia que alimenta el ego del gobernante: La popularidad. Ya no es posible tapar con un dedo la crisis eléctrica, la inflación, la corrupción generalizada, el narcotráfico y la inseguridad por solo citar algunos ejemplos ejemplos.  Entonces tiene que perseguir, enjuiciar y buscar la forma de callar a personajes emblemáticos del país  que conocen a fondo y exponen sin ambigüedades  las debilidades estructurales del sistema.  Allí se inicia el hostigamiento y la persecución que pretende generar miedo, no solo en los perseguidos, si no en toda la población.       

Te cuento Yajaira que he conseguido un trabajo de Alicia Serbetto sobre la Política del Miedo en el gobierno de Lacabanne (2004). Ella cita a Waldo Ansaldi para quien la política del miedo tiene básicamente  tres componente sicológicos.  El silencio impuesto por la censura y la imposibilidad de protestar y manifestar públicamente; el sentimiento de aislamiento que viven  directamente los que sufren  la represión  y el sentimiento de desesperanza, es decir la generalización de la creencia de que cualquier iniciativa seria ineficaz. Me parece excelente esta tipología del miedo y por eso te las cito, porque creo que esta en línea con lo que esta buscando este gobierno.

Yo creo querida amiga,  que el miedo en la vida y en la política es algo natural.  La diferencia esta en “como lo manejamos”. Si lo manejamos bien y canalizamos de manera inteligente, el miedo nos asomara soluciones, nos llevara a actuar con más sentido de estrategia y nos permitirá unirnos en contra del más poderoso. Ahora si lo manejamos mal y sucumbimos ante él, nos llevará al silencio, el aislamiento  y a la desesperanza, las principales herramientas que tiene este régimen para consolidarse.

Lo “bueno” del miedo Yajaira, es que conforme a la historia, – y  corríjame Profesor Lombardi –  es quienes lo aplican como instrumento de dominación, en algún momento son los primeros que salen corriendo!!!   Paradójico cierto?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba