Opinión Nacional

Socialismo siglo XXI o capitalismo de estado chavista (II)

Cumpliendo con la promesa continuamos hoy, la complicada tarea de identificar el régimen de dominación que dirige al Estado Venezolano. No pocos en nuestro país ante las bravuconadas del Presidente aderezadas con medidas tremendistas, caen en la provocación de calificarlo como un fascista integral y un dictador. Quienes se aventuran en esos predios déjenme decirles, que en la primera mitad del siglo XX varios estados totalitarios de esa naturaleza asolaron a Europa y cada uno de ellos tenía rasgos particulares que los diferenciaban a uno del otro. Como son los casos de Mussolini en Italia, Oliveira Salazar en Portugal y Hitler en Alemania.

Y quienes aún se empeñan en calificar que tenemos una dictadura en nuestro país, habría que remembrar el recuento de mi gran amigo Moisés Moleiro, hoy fallecido. Quien en su juventud cuando recorría las calles de Caracas realizando alguna tarea política clandestina y se topaba con la voz de alto de la Seguridad Nacional; me decía que una cosquilla eléctrica recorría la garganta y el dorso de su cuerpo. Era obvio, la tortura y la muerte era un destino seguro del opositor de manos de los famosos esbirros de Pérez Jiménez y de Pedro Estrada.

Es evidente entonces que no estamos en ese momento en nuestro país; pero no hay que excluir que suceda; si se desata un poderoso movimiento de masas desilusionado con las promesas chavistas, y no tenga otra salida el régimen que recurrir a la represión como práctica del terror; muy común en las experiencias ya señaladas anteriormente para mantenerse en el poder. De hecho el régimen nos ha dado muestras claras de sus intenciones en la materia en estos años de mandato.

Pero vayamos al tema en cuestión. La última campaña gubernamental nos indica cada día con mas claridad para donde pretenden llevarnos, al hablarnos de los 5 motores de la Revolución chavista; empeñándose en demostrarnos por todos lados, que será socialista hasta los tuétanos, como si fuera un decreto. Hay un viejo refrán castizo que dice “dime de que alardeas y te diré de cuanto careces”.

Si nos llevaran a un Socialismo de corte Socialdemócrata, implica la participación de todos los actores políticos, sociales y económicos de un país, como es el caso de las experiencias europeas de la segunda mitad del siglo XX. Es evidente que éste no es por la borrachera de poder y la exclusión permanente del opositor. Si eligen plenamente el estalinismo, calificado como socialismo autoritario o real, el efecto siguiente es la expropiación del capital en todas sus formas, y ésta tampoco es la orientación ante la creciente ola de nuevos ricos o burguesía bolivariana que azota a todo el país

La clave la conseguimos a mi criterio en los objetivos de los 5 motores de la Revolución Chavista: Reforma Constitucional, La Ley Habilitante, Moral y Luces, la Nueva Geometría del Poder y la Explosión del Poder Comunal. Los cuales apuntan a su verdadero destino, apuntalar a un régimen de fachada democrática; Autoritario en su acción de gobierno ya que el Poder Ejecutivo secuestró a todos los Poderes Públicos; en proceso a un Totalitarismo para controlar a toda la sociedad, lo cual no ha logrado todavía, para ello crea el instrumento de un Partido Único y así garantizarse el control hegemónico del Poder mediante una relación Vertical con la sociedad. Esas sí son prácticas muy caras de gobiernos totalitarios de corte fascista.

En resume, vamos no estamos todavía, hacia un Totalitarismo que barnizado de socialismo pretende recubrir a un Capitalismo de Estado, el cual redistribuye a partir de la renta petrolera la riqueza nacional a nuevos grupos económicos, fieles al proceso chavista. Un Estado monstruo como éste para mantenerse necesita de impuestos para poder mantenerse, y sólo el aporte del sector privado, de los trabajadores y de la población en general, le garantiza ese afluente financiero vital ante la fluctuación inestable de los precios del mercado petrolero.

Finalmente, no vamos a ningún socialismo, ni revolución. La voluntad de hombres y mujeres y las luchas populares se encargaran de desenmascarar la farsa. Los laboristas acompañaremos la evolución de la conciencia de la población, para enrumbarla a lo que debemos construir una verdadera democracia que elimine la pobreza y el hambre en nuestro país y establecer un sistema político plural sin exclusiones.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba