Opinión Nacional

Socialistas del CNE: sépanlo, ya crecimos

«La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, informó la aprobación de un acuerdo que pondrán a disposición de las candidatas y los candidatos presidenciales, en el que se comprometan a actuar en estricto cumplimiento de las leyes que rigen el proceso electoral, a reconocer los resultados electorales emitidos por el Poder Electoral y a competir bajo un clima de respeto durante la campaña». Fuente: Sala de Prensa CNE. De esta manera el Consejo Nacional Electoral de Hugo Chávez pretende neutralizar la muy razonable petición de acuerdo político presentado por el Comando Venezuela en el interés de evitar que el candidato presidencial socialista Hugo Chávez continuase abusando para su beneficio electoral, del cargo que ejerce ilegítimamente desde el 11 de abril de 2002.

Qué pretende hacernos creer el CNE de Hugo Chávez cuando se niega a regular las «cadenas» presidenciales destinadas a promover al candidato socialista. Ello sin mencionar la negativa del Poder Electoral de prohibir el uso de sitios oficiales, físicos o digitales para hacer propaganda comicial, dos de las peticiones más emblemáticas contenidas en el precitado acuerdo, para la consideración del ente comicial y la firma compromiso de todos los aspirantes a la silla presidencial.

Pero este nuevo insulto a la inteligencia de la Venezuela democrática en modo alguno alcanza para desmoralizarnos, como tampoco lo han logrado las encuestas trucadas del socialismo; es que la realidad es necia y puede más que la mentira oficial. Resulta entonces pertinente ratificar algunos conceptos que parecieran olvidar desde las alturas del socialismo.

Para comenzar, desde el lado demócrata nadie se cree el cuento de que acá existe Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia, en los términos de la Carta Magna. Si en la etapa democrática, previa al ascenso del socialismo, el Estado de Derecho estaba seriamente comprometido y en razón de ello muchos caímos en la estafa electoral de Hugo Chávez, hoy día los vestigios de un régimen democrático de libertades constitucional sólo tienen razón de ser en la necesidad de Hugo Chávez por conservar la fachada democrática, única vía de hacer tolerable al socialismo ante la comunidad internacional de hoy día. De no ser por ello, hace rato los comicios en Venezuela serían émulo de los eventos electorales habituales en la Cuba castrista, de solo un partido político legalmente aceptado, el partido comunista cubano.

Entonces, las actuales autoridades del Poder Electoral, y todos aquellos que lo han dirigido a partir del 11 de abril de 2002, deben tener muy claro que no pasarán «lisos» el juicio de la historia, necesario a la reconciliación nacional. Entendemos muy bien que sólo ante la fuerza popular que conforme a la Carta Magna lograremos desplegar el próximo 7 de octubre, ustedes aceptarían un triunfo del Comando Venezuela, no antes.

Igualmente pertinente clarificar lo que estimamos es la percepción del común de los demócratas venezolanos en relación a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y sus derivados: Milicia Bolivariana, Guardia Territorial y demás etcéteras. Desde hace mucho comprendimos que ésta es una fuerza militar al servicio exclusivo del socialismo, un hecho público, notorio y comunicacional. Su obligada participación en los comicios, eventos de naturaleza civil, los condena a nuestro eterno repudio, independientemente de que para el sufragio de octubre, alcanzaren a cumplir su deber constitucional permitiendo que la voluntad popular se manifieste libre a través del voto. Una vez restaurada la constitucionalidad democrática, la FANB socialista debe dar paso a una Fuerza Armada Nacional en los términos de la Carta Magna, al servicio de los venezolanos, no sin antes un juicio justo para cada uno de quienes han integrado a ese, el principal órgano al servicio del régimen de facto hoy en gobierno. Es que sin justicia y verdad no habrá paz.

Establecidas las premisas sólo queda reiterar que 13 años de socialismo son demasiados y bien que vale la pena que todos los venezolanos zanjemos el abismo por la muy pacífica vía electoral. Aclarando sin embargo que no es esa la única vía constitucional que tiene este pueblo vejado para recuperar su dignidad. ORA y LABORA.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba