Opinión Nacional

¿Tiene importancia la OEA?

(%=Image(7548642,»L»)%)La (%=Link(«http://www.oas.org/»,»OEA»)%) se ha convertido en el curso de los años en un auténtico elefante blanco. Antes, al menos era un instrumento de la voluntad del Departamento de Estado, baste recordar como se celebró en Caracas, con el beneplácito del gobierno norteamericano, una reunión de cancilleres en pleno apogeo de la dictadura de Pérez Jiménez. La impotencia de su secretario general, Dr. Gaviria, para encontrar una salida a la crisis venezolana, atestigua la inoperatividad presente del organismo.

Quizá sea mejor así, porque solamente nosotros, los venezolanos, debemos dar con la solución a nuestro (%=Link(«http://www.venezuela.gov.ve/ns/index.htm»,»problema»)%). Querer depender del apoyo de terceros para resolver los conflictos internos es una manera de subordinarse a los intereses de otros países. El gobierno ha buscado el apoyo externo en la medida en que ha venido perdiendo gran parte del apoyo interno. La oposición, más ingenua, creyó por instantes que al resto del mundo le importaba lo que ocurría en Venezuela, o que al menos estaban interesados en conocer la veracidad de los hechos del 11 de abril. El interés, por lo menos para la OEA, es tan exiguo que como la cándida confesión de Gaviria, ninguno de los cancilleres de la organización ha leído su informe sobre los hechos del 11 de abril. Si esto ocurre en nuestra región, imagínense, cual será el interés allende los mares. Venezuela es un país petrolero y como tal, lo único que le preocupa a la comunidad internacional es que hagamos el menor número de olas posibles

Ahora bien, ¿qué hacer para enfrentar la indiferencia de la comunidad internacional? Pues proceder conforme a nuestro mejor saber y entender y olvidarnos por completo de las presuntas reacciones, aprobatorias o condenatorias, de la sociedad internacional.

Cuando (%=Link(«http://www.mkgandhi.org/»,»Gandhi»)%)
inició su resistencia pacifica para sacudirse del yugo británico, no buscó una aceptación internacional previa para sus actuaciones, siempre tuvo la mira en la capacidad del pueblo hindú de entender que esa era la única manera de derrotar al poderoso imperio británico. (%=Link(«http://www.time.com/time/time100/leaders/profile/walesa.html»,»Lech Walesa»)%)
se enfrentó al partido comunista y al poderoso ejercito polaco sin pedirle permiso a la comunidad internacional para desatar la huelga general.

La solución a nuestros problemas depende únicamente de nosotros mismos. Es erróneo esperar recetarios exógenos para nuestras acciones, por bien intencionados que estos puedan ser. Nuestra respuesta tendrá que ser única y original. Los caminos para alcanzar la reconstrucción nacional deberán ser explorados, para luego transitar por el único que nos garantice salir rápidamente de esta pesadilla, que nos ha transformado en una nación de alienados.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba