Opinión Nacional

Todo el poder para el pueblo

El concepto de Estado, la visión del mundo, la postura ante los cambios, la concepción de las relaciones de producción, los
valores culturales del hombre, la interacción entre la comunidad organizada y el gobierno como administrador del estado, la
lucha ante la corrupción, todas estas variables que definen un proceso de transformación de la sociedad, forman la base
conceptual ideológica que postula la democracia directa. En esta perseverante tarea de organización por todo el país, el
Movimiento por la Democracia Directa (MDD) ha logrado sembrar la tesis de la democracia directa en la comunidad nacional.

Mes y medio ha sido el tiempo útil para crear los Equipos de Dirección Provisional en veinte estados nacionales. La tenacidad,
la claridad de los objetivos y la consecuencia con los ideales que marcan la lucha política, han permitido que el MDD tenga vida
propia y se proyecte a convertirse en una poderosa organización política de clara orientación social, para ser promotora y
facilitadora del pueblo. Esta organización, con toda su potencialidad de crecimiento y de práctica social está llamada a ser, ante
la ausencia de organizaciones con plataforma de principios políticos, la guía ductora del pueblo organizado. El MDD en
Venezuela, con estructuras orgánicas en estos 20 estados y con postulaciones a cargos de elección popular en 22, se está
convirtiendo en el factor de movilización popular en Venezuela. El MDD está siendo concebido como la vía para desarrollar el
espíritu de cuerpo del individuo y de las comunidades que demandan transformar las relaciones asimétricas del poder nacional.

Es decir, que las comunidades puedan decidir en los asuntos de su exclusiva competencia. Y así, exigirle al gobierno que asuma
su nuevo rol de intermediario entre la sociedad y el Estado.

La práctica del MDD organizado es luchar por las reivindicaciones que el pueblo nunca ha logrado. Es, además, la expresión
concreta del cambio político y de la inspiración que hermana a los que en el escenario de la lucha social se encuentran. No hay
meta política, ni social, ni de cualquier otra naturaleza, que se alcance sin que se de la cohesión espiritual de los individuos que
luchan por sus ideales. Por eso es que el MDD es una organización que centra su razón existencial en el individuo como ser que
busca la concreción del bien común. El MDD es ahora un actor político, serio y creíble, de la Venezuela herida por un sistema
político que no ha sido capaz de conducirla a los niveles de grandeza que le corresponde. Ante esta realidad, el MDD aparece
con su tesis de la democracia directa, para oponerse al autoritarismo presidencial y confrontarse con quienes han desviado las
metas por alcanzar las transformaciones más justas del desarrollo de la sociedad. No debemos olvidar que los hombres de buena
voluntad tenemos por misión lograr el bien común para todo el colectivo nacional. Por eso la lucha de quienes creemos en la
democracia directa se fundamenta en serle útil a la sociedad para satisfacer las expectativas individuales y colectivas del pueblo.

Expectativas que buscan obtener los estadios más elevados de prosperidad de la Patria. Prosperidad que se fundamenta en velar
por el bien de todos los venezolanos y en cultivar en los ciudadanos la conciencia de ser dueños de su destino y de asumir la
dirección de los procesos sociales en que se ve envuelto diariamente.

El MDD nació para otorgar el poder real al pueblo. Poder para que la comunidad organizada decida su destino. Poder que
enseñe a producir y generar riqueza individual. Poder que incentive la autogestión, para incorporar al aparato productivo de la
sociedad a los grandes sectores nacionales que viven en la pobreza. Poder que concrete la realización del bien común,
satisfaciendo las expectativas morales, espirituales y materiales de todos. Poder que facilite las prácticas sociales para que el
individuo pueda ser rico, próspero y dueño de su propio destino. Esa es la tarea del MDD. Y el reto lo asumimos todos los que
nos reunimos en el Parque Central este sábado. En el evento se comprobó el espíritu de lucha de los hombres que creen en la
democracia directa. El primer encuentro nacional del MDD permitió solidificar nuestra propuesta política. La tesis de la
democracia directa está en la calle. Y la sometemos a consideración del colectivo nacional.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba