Opinión Nacional

Un asunto espinoso

El tema de los militares activos de la Fuerza Armada Nacional (FAN) inscritos en el Partido socialista Unido de Venezuela (PSUV) es un tema espinoso para el gobierno y la oposición. Denunciado el 6 de mayo de este año, hasta la fecha sólo ha sido reclamado públicamente por unos 5 actores políticos que aspiran representación en la Asamblea Nacional (AN).

Pareciera tratarse de un asunto que conviene tapar al gobierno y a los partidos de oposición. Los primeros, porque desenmascaran el proceso de politización al que está siendo sometida la FAN y el flagrante desprecio del oficialismo a la Constitución, que lo prohíbe expresamente en sus artículos 328 y 330. Y los miembros de los partidos políticos de oposición, porque creen que denunciarlo y documentarlo, estimula la abstención de cara al 26S. Nada más lejos de la realidad.

A estas alturas de la partida, la aposición cuenta con un nicho de electores cautivos que inexorablemente votarán a su favor, trátese de la contienda electoral de que se trate. Sin embargo, uno de los elementos que puede atraer el voto de los indecisos en el futuro y el de los llamados chavistas sin Chávez e incluso el apoyo irrestricto de los miembros de la FAN a una alternativa real de poder, es el de saltar de la política electoral a la política de fondo, esa que es continua, de vigilancia, denuncia oportuna, documentación y propuesta de solución a los problemas. Esa que legitima y es independiente, incluso de optar o no, a un cargo de elección popular. Esa que a veces es amarga y debe asumir el costo de reconocer los errores cometidos y las omisiones.

El Plan República, según resolución dictada el 22 de julio pasado, tiene en sus manos todo el ciclo de custodia del material electoral, incluso el de las cajas de resguardo de los comprobantes de votación manual y automatizado, urnas electorales, material reutilizable y actas de escrutinio no utilizadas. Hacerse el loco respecto de la participación de militares activos inscritos en el PSUV, manejando el Plan República para el 26S; sólo evidencia permisividad inaudita y ausencia de seguimiento y reclamo oportuno de los desvíos del Plan República en estas últimas 14 elecciones que ha habido en Venezuela desde 1998.

La presencia de militares activos inscritos en el PSUV, dirigiendo el Plan República, y también de la Milicia, que no es lo mismo que la Reserva; probablemente no afecte los espacios densamente poblados del país como Miranda y el Distrito Capital, que aportan juntos 22 diputados a la AN, pero no me cabe la menor duda que constituyen un mayúsculo riesgo en todo el anillo fronterizo nacional donde la presencia de la FAN es ley.

Y ello sin mencionar las particularidades de otros estados, como Lara, donde el encargado del Plan República es el Comandante del CORE 4, denunciado ante el CNE, la Fiscalía, y también públicamente, de pertenecer al PSUV, sin que a nadie parezca importarle…

Aún hay tiempo de verificar el escalafón de los miembros activos de la FAN y su inscripción en partidos políticos. Eso se hace en segundos con voluntad política.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba