Opinión Nacional

Una corazonada

La crisis e incertidumbre que nos rodea, alimentada por los discursos frecuentes del presidente, cargados de medias verdades, manipulaciones, sátiras, burlas, cuentos, asuntos privados y personales, dádivas, ofertas demagógicas, anuncios y amenazas; mezclados con alguno que otro chiste, le dejan a uno muchas sensaciones, inquietudes e interrogantes, que nos incitan a tratar de interpretar lo que en el fondo intentó decir el presidente. Como la mayoría de las decisiones importantes que toma el presidente en forma irresponsable, cínica y arrogante – algunas de ellas inconstitucionales – sin consultar con la nación, las cuales, de una u otra forma afectan al venezolano y su calidad de vida, es la razón por la que el venezolano común trata de interpretar la intensión y el rumbo que el régimen intenta darle a nuestras vidas.

Este escrito tiene la intensión de comunicarles de una corazonada personal sobre las próximas decisiones del régimen, que inexorablemente afectarían a la economía de nuestro bello y amado País y la tranquilidad de su noble pueblo, la cual deseo compartir con los lectores. No la defino como teoría, porque no cuenta con una hipótesis científicamente comprobable, ya que se basa en la observación, evaluación e interpretación de algunos hechos y anuncios aislados en variadas oportunidades por el presidente y sus colaboradores, los cuales resumo a continuación:
1) Debemos irnos acostumbrando a ser humildes y pobres. En este mensaje el presidente relaciona erróneamente humildad con pobreza, dando muestras de estar inadecuadamente informado. No obstante esa deficiencia en el lenguaje, lo importante del mensaje es que lo ha repetido consistentemente en variadas oportunidades en múltiples eventos, como si la intensión fuera la de irnos idiotizando, mentalizando, adoctrinando y preparándonos para lo que tienen planificado o prevén que viene.

2) Sus últimos viajes a los países comunistas y árabes fundamentalistas del mundo. En estos viajes, la mayoría hemos pensado erróneamente que el propósito principal del presidente en estos viajes ha sido el de lograr votos que ayuden a Venezuela a ingresar en el consejo de seguridad de la ONU. Ese es un propósito más de dichos viajes, no es el principal. Como sabemos, en los referidos viajes, le acompaña el ministro de Energía y Petróleo y presidente a su vez de PDVSA, como apoyo en los asuntos petroleros. A mi entender, el propósito principal de esos viajes, sería el de asegurar mercados alternos para nuestro petróleo. Casualmente, creo que fue en Irán donde el ministro amenazó a los EE.UU. de cortarles el suministro de petróleo si el gobierno norteamericano seguía metiéndose con Venezuela. El próximo viaje anunciado será a China continental. Como se sabe, la potencia mundial con mayor crecimiento económico en estos últimos años ha sido el de la República de China. Paradójicamente, este crecimiento económico se ha debido a la apertura que dado este País, al sistema económico capitalista, que tanto critica Chávez. Debido a este crecimiento desbordado e inesperado de esa nación asiática, los requerimientos de energía han aumentado vertiginosamente, y se espera que en el futuro sea uno de los mayores consumidores de petróleo del planeta; en consecuencia un posible cliente muy conveniente y oportuno para el régimen Venezuela. La ventaja que el régimen ve en China como un cliente potencial para nuestro petróleo es el de la afinidad ideológica con ese país, que le libera de tener relaciones comerciales con un País al cual odia y desea contribuir a destruir.

3) Las recientes instrucciones de Chávez a sus ministros y gobernadores de acabar con el latifundio. En ocasión del ataque a un líder campesino chavecista, que casi le cuesta la vida, el presidente transformado por la cólera, al fin le prestó públicamente atención al problema de la delincuencia y a los asesinatos que a diario ocurren en nuestro País. Tratando de atribuirle groseramente la culpa de este atentado a los que el considera terratenientes, dio instrucciones precisas, y hasta le solicitó la renuncia a los que se consideren incapacitados para cumplir sus instrucciones, de que se averigüe hasta las últimas consecuencias sobre las responsabilidades de ese atentado, y de paso aprovechó para exhortar a sus funcionarios para se intensifique la expropiación de las tierras que según ellos sean ociosas o no estén siendo cultivadas adecuadamente, lo cual como sabemos, queda a discreción de estos funcionarios.

4) El interés angustioso, casi enfermizo, de Chávez por la salud de Fidel Castro. Hemos llegado a un punto en el cual virtualmente, la suerte política de Cuba y Venezuela pareciera depender en alto grado de la salud de Fidel Castro. No es un secreto, que de morir Fidel Castro, la situación política Cubana, mas temprano que tarde cambiará, con enormes posibilidades de que en ese País se instale una verdadera democracia, a la cual el noble y sufrido pueblo cubano tiene derecho. De suceder esto en Cuba, el punto de apoyo de Chávez para tratar de implantar el comunismo o socialismo en Venezuela se le hace cuesta arriba. De allí la importancia de su visita a Cuba para conocer de cerca y en detalle del estado de salud Fidel Castro.

5) Las viejas y recientes amenazas de que el próximo año 2007, el régimen profundizará su revolución. Ese anuncio además de amenazador, presupone cínicamente que el año que viene, contra viento y marea estará en la presidencia. No creo que lo diga con el propósito de animar a sus seguidores a votar por él, lo dice porque ya lo decidió y lo considera un hecho. En consideración a esto último, todo venezolano pensante sabe que estas elecciones son cruciales para la revolución totalitaria de Chávez y su régimen. De allí que no permitirá elecciones limpias y transparentes, al menos que sea obligado por la sociedad venezolana unida. Para el régimen la legitimación de las elecciones es asunto de vida o muerte. No se puede dar el lujo de perder las elecciones y mucho menos de entregar el poder, en el supuesto negado de se realicen elecciones limpias y pierda. Esa es la lectura que le ha un sector serio de políticos y organizaciones demócratas a lo que esta sucediendo en el País.

6) La venta de Citgo. Los expertos petroleros saben que la decisión de vender la refinería de Lyondell, ubicada en Texas, USA; al precio de gallina flaca y en momentos en que el petróleo y las gasolinas se encuentran a niveles de precio de venta tan altos, es un error comercial, estratégico, logístico y económico. Nadie duda del carácter político de tal decisión, la cual indudablemente, está influenciada por el odio del régimen hacia EE.UU. Mientras los países árabes, entre muchos otros, estarían felices de poseer estas refinerías, resulta que al gobierno venezolano se le ocurre venderlas, perdiendo dinero, aduciendo que es mal negocio y que no está dispuesto a dar descuentos en sus productos durante las temporadas de baja demanda, practica esta que es perfectamente lógica, valida y rentable, si se considera que la alternativa sería la de parar producción y cerrarla temporalmente, lo cual a la larga es mas antieconómico que mantenerla produciendo con descuentos. Ante estas incongruencias, tozudez y empeño en demostrar que Citgo es un mal negocio, al lector que conoce algo del negocio petrolero no le queda mas remedio que pensar, que algo huele mal, o existen agendas ocultas a las cuales el pueblo venezolano no tiene acceso. Es muy probable que el régimen continué progresivamente con estas ventas de los activos de Citgo hasta abandonar totalmente su presencia comercial en Norteamérica. Me pregunto: ¿Preparándonos para que?
7) El estrangulamiento de la industria privada. Los que llevan la cuenta sostienen que en estos últimos 7 años, en Venezuela han quebrado algo más de 6.000 empresas, sin posibilidades a la vista de reactivarlas o sustituirlas. A estas empresas o más que quebraron, habrá que sumarles otras tantas que están por quebrar debido al empeño del régimen en mantener demagógicamente la inamovilidad laboral y el control de precios. Otra realidad en detrimento de la actividad privada es el estancamiento en las nuevas inversiones, que según los expertos, ha disminuido sensiblemente en comparación con periodos anteriores. Es conocido también el fracaso estrepitoso que están sufriendo muchas de las cooperativas con las que el régimen pretendía y aún pretende sustituir parte del aparato productivo del País. Si a esto sumamos el retroceso que sufrirá nuestra actividad productiva en el campo e industrias por la salida de Venezuela de la CAN e ingreso al MERCOSUR, es fácil llegar a la conclusión de que la actividad del sector privado y las oportunidades de diversificación de nuestra actividad económica se reducen notablemente. Es evidente, que esta es una estrategia bien calculada del régimen para quebrar a la industria privada capitalista y fortalecer su proyecto socialista y lograr a la fuerza, que el venezolano dependa del gobierno en el mayor grado posible y lleguemos a la llamada estatización de la economía venezolana. No creo que a estas alturas exista un venezolano pensante que opine diferente. Al contrario de lo que puedan decir los personajes grises del gobierno, con la excepción de algunos bancos privilegiados, la buhonería y contadas actividades comerciales; fundamentalmente de importación de alimentos, de enseres y de lujosos autos y lanchas para los nuevos ricos del régimen, no existe actividad privada productiva que no este deprimida en estos momentos en Venezuela.

LA CORAZONADA
Entrelazando estos siete puntos, podemos visualizar decisiones del régimen a corto plazo (menos de un año) en lo político y en lo económico, decisiones éstas que sacudirán a nuestra sociedad negativamente, entre las cuales, una de las mas importantes e impactantes sería la de materializar la anunciada decisión de cortar definitivamente el suministro de petróleo a EE.UU. Esta decisión sería netamente política, y pudiera justificarse de parte del régimen por lo siguiente: a) se satisface al ego del líder dándole mas oxigeno y mayor prestigio a su imagen y fuerza a su discurso revolucionario anti imperialista, b) con esa decisión, el líder se puede quitar una piedra en el zapato que le molesta demasiado, como lo es la de criticar tanto a los países latinos que comercializan con EE.UU., cuando Venezuela lo hace a través de su petróleo y sigue dependiendo económicamente del imperio, c) con esa decisión le puede demostrar a Alan García, entre otros, que no tiene doble discurso, d) con esa decisión, Chávez puede emular la decisión de Fidel Castro, quién expulso a las empresas norteamericanos que acaparaban y explotaban, en perjuicio del cubano, el negocio del azúcar y del tabaco en la Cuba de los treinta, cuarenta y cincuenta.

Una variante de esta corazonada sería la de una decisión unilateral del gobierno norteamericano de rescindir de los contratos de compra de petróleo a Venezuela, con la intensión de boicotear nuestra economía cortando el flujo de dinero hacia Venezuela, para limitar económicamente al régimen en el uso indiscriminado de los ingresos petroleros para hacer política. Esta seria para mí la variante menos probable que ocurra, debido a la mala experiencia que tuvo EE.UU. con Cuba al victimizar a Fidel Castro, perjudicando económicamente al inocente pueblo cubano en la oportunidad del embargo a Cuba. No creo que EE.UU. esté dispuesto a repetir esa nefasta política en Venezuela, que de efectuarse, automáticamente aglutinaría a casi toda la población venezolana alrededor del gobierno de chávez, no obstante las diferencias ideológicas existentes.

Una variante intermedia de esta corazonada es la de que el régimen venezolano presione y provoque políticamente aun más al gobierno norteamericano hasta obligarlo a tomar la decisión de aplicarle unilateralmente a Venezuela un embargo económico al estilo cubano, cuya primera acción sería le de no comprar mas petróleo venezolano. Esta variante sería mucho más conveniente para los planes del régimen, pero más difícil de lograr debido a que el gobierno de EE.UU. necesita por un tiempo más de nuestro petróleo, y de tomar esa decisión, lo haría cuando considere que puede sobrevivir sin el petróleo venezolano.

CONSECUENCIAS
Indiscriminadamente de la variante que se produzca en definitiva, por la decisión de desviar hacia otros destinos, el flujo de petróleo venezolano que actualmente va al mercado de EE.UU., por diferentes razones e imprevistos que se puedan presentar, Venezuela podría entrar en una espiral inflacionaria y crisis económica de proporciones e impactos inimaginables. El régimen, quien supuestamente esta excelentemente bien asesorado por la crema y nata de los intelectuales y economistas del sistema comunista internacional, sabe que este es un escenario que se podría presentar, y seguramente han alertado al presidente para que tome las previsiones políticas necesarias. En consecuencia, previniendo esta probable crisis económica, necesaria para darle vida y fuerza a su proyecto totalitario comunista, pudiera ser la razón principal por la que nos pide frecuentemente a los venezolanos que nos vayamos acostumbrando a ser humildes y pobre.

CONCLUSIONES
1. Es una innegable realidad el intento del régimen de tratar a toda costa socializar nuestra economía y la política interna y externa de Venezuela, que nos haga mas dependientes del estado, para así controlarnos, manipularnos, y adoctrinarnos, hasta convertirse en dictadura vitalicia, anhelo este del líder y de muchos de sus seguidores. Por lo tanto, los venezolanos opuestos al régimen y contrarios al sistema de vida al cual nos pretende llevar éste, debemos tomar mas en serio y en forma más crítica sus anuncios y amenazas a objeto de buscar opciones viables para contrarrestarlas y oponernos férreamente a que las materialicen.

2. Debemos estar conscientes y convencidos de que hay salida y de que solo nosotros los venezolanos opositores, podemos evitar el desastre anunciado, el cual se nos avecina más rápido de lo que creemos. Esperar ayuda externa es tratar de engañarse o desconocer la cruda realidad. En tal sentido, debemos aprovechar la oportunidad de la candidatura unitaria de Manuel Rosales para apoyarlo física y moralmente para ayudarlo a lograr las condiciones electorales que garanticen el triunfo y aseguren el cobro de la victoria.

3. Llama la atención que a pocos meses de las elecciones presidenciales, el presidente de la república, venda activos de la nación con perdidas para el patrimonio nacional, y/o apoye unilateralmente a los Árabes en la guerra Árabe – Israelí, dé apoyo incondicional a Irán, País fanático y conflictivo, etc., cuando se supone que por sensatez, por prudencia y respeto para la oposición, debería inhibirse de hacerlo, hasta después de las elecciones, si no es que dichas decisiones ameritan consultar a la población mediante un referendo u otro medio de consulta.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba